Funambulista sobre un hilo flojo

 
zizek-acontecimiento

Slavoj Zizek
Acontecimiento


Género: Ensayo
Editorial: Sexto Piso
Páginas: 182
ISBN: 978-84-15601-55-5
Precio: 18 €
Año: 2014
Traducción: Raquel Vicedo
Idioma original: Inglés
Título original: Event

Hay que ser Slavoj Zizek para ser capaz de explicar el falso complejo anticolonial de la India, o demás países, contando un chiste sobre Jesucristo y el coño de María Magdalena. Muy bien explicado, eso sí.

De la Solaris de Stanislav Lem al Vértigo de Hitchcock y las pelis hollywoodenses que respaldan la tortura –siempre que se aplique al enemigo islamista–, desde el gobierno ficticio de Francia en Sigmaringen a la glorificación del exterminio de civiles en Indonesia, el autor hace un recorrido en zigzag por hechos históricos, novelas, filmes… poniéndolos por testigo de la visión que desarrolla a lo largo del libro. Una especie de comentario ilustrado a la totalidad.

La teología cristiana o las revueltas de Tahrir o el amor: ejemplos de un acontecimiento inesperado

¿Cuál es esa visión? El acontecimiento como base filosófica de lo que ocurre en nuestras vidas. Es decir, la irrupción de algo inesperado, imprevisible, como factor definitivo que impulsa lo que sucede. Un ejemplo muy fácil es el cristianismo.

– ¿Ya ha oído lo último?
– No… ¿Qué ha sucedido?
– Dios se ha encarnado en su hijo, se ha dejado crucificar y nos ha salvado a todos del infierno.
– Ay, ¡qué encantador!

El chiste, titulado “Conversación en el año 90 d.C.” no es de Zizek – me lo contaba mi padre, que lo encontró en algún escrito de los surrealistas franceses, creo – pero bien podría serlo. Porque el cristianismo supone una existencia (distinta) de dios a partir de un lugar y tiempo determinados (la Palestina del año 5543 después de la creación del mundo). Otro ejemplo, dice el filósofo, es el amor. O bien las revueltas de Tahrir. Cosas que ocurren y nadie sabe por qué. Las explicaciones se buscarán a posteriori.

Sin Eva y su pecado de la manzana no habría Caída, y sin Caída no habría hecho falta que Jesucristo salvara a nadie

Zizek propone varias “paradas” en el libro para recorrer aspectos del “acontecimiento”, saltando de su maestro Lacan (al que no he leído) a Hegel, Heidegger y Kierkegaard (a los que tampoco he leído: no soporto la filosofía que necesita, en primer lugar, inventar un lenguaje para luego mostrarnos cómo sería el mundo acorde a ese lenguaje). Pero también de la visión que un islamista australiano tiene de la mujer poco vestida (“la carne que se deja sin tapar se la comen los gatos: la culpa no es de los gatos sino de quien deja la carne sin tapar”) al inmenso mérito de Eva en la teología cristiana: sin ella, sin su pecado de comerse la manzana y seducir a Adán (al igual que en el islam, en el cristianismo siempre es ella la que peca: él apenas deja seducirse) no habría Caída, y sin Caída no habría hecho falta que Jesucristo salvara a nadie, es decir que Dios sería bastante superfluo: el Dios cristiano sólo es Él porque Eva le dio la opción de condenar y salvar a la humanidad).

Y cuando aún nos estamos recuperando, algo boquiabiertos, de esa aguda visión sobre los abismos de la teología cristiana, Zizek ya ha saltado a Chesterton, a Agatha Christie, a las tradiciones inventadas de Eric Hobsbawm, a las fluctuaciones de energía de Heisenberg y a la máquina masturbatoria de Andréi Platónov. Mira, a ése tampoco lo conocía. Uno nunca pasa una página de Zizek sin haber aprendido algo nuevo.

Y aquí tenemos una de esas preguntas muy zizekianas: ¿Qué ocurre si uno mete un consolador de plástico en la máquina masturbatoria de Platónov y le da al botón? ¿Se produce el amor absoluto? ¿Es lo que busca el budismo? [Marginalia: Stanislav Lem se había planteado lo mismo, como es su costumbre en un par de párrafos secundarios y divertidos, en Paz en la Tierra (1986)].

1 2Página siguiente

 
 

Etiquetas

, ,

Artículos relacionados

Acerca del autor

Ilya U. Topper

@ilyatopper

Periodista (Almería, 1972). Vive en Estambul, donde trabaja para la Agencia Efe.
Criado...

Funambulista sobre un hilo flojo
 
 

0 Comentarios

Sé el primero en dejar un comentario.

 
 

Deja un comentario