Internet en la era de ISIL

 

opinion

Incluso antes de la Primavera árabe, los activistas se habituaron a difundir información a través de las redes sociales, en una atmósfera en la que el Estado controlaba el discurso oficial con firmeza.

En noviembre de 2007 YouTube cerró la cuenta del activista egipcio Wael Abbas por contener ‘‘material inapropiado’’, después de que éste publicara un vídeo que mostraba la brutalidad policial. Más tarde, el vídeo se readmitió tras las protestas por parte de grupos de derechos humanos, y fue entonces cuando se usó para condenar por brutalidad a los dos policías.

Durante la campaña aérea israelí de 2006 en Líbano, la artista y activista Zena El Khalil convirtió su blog ‘‘Beirut Update’’ en una fuente de noticias sobre la guerra y éste apareció en medios internacionales como la CNN, la BBC y The Guardian. En el verano de 2010 una página de Facebook administrada anónimamente y titulada ‘‘Todos somos Khaled Saeed’’ (un joven egipcio al que unos policías golpearon hasta matarlo), se convirtió en el punto de referencia para las protestas contra el régimen que precedieron al levantamiento de enero de 2011.

Ya en 2012 los gobiernos árabes despertaron ante la ‘‘amenaza’’ de las redes sociales y castigaban a los activistas

Durante los meses siguientes, fueron casi exclusivamente los activistas a lo largo de Oriente Medio y el norte de África, desde el Magreb hasta la Península Arábiga, los que usaron de forma relevante las redes sociales en estas regiones. Ya en 2012 los gobiernos árabes habían despertado ante la ‘‘amenaza’’ de las redes sociales y empezaron a imponer duras penas a los activistas, empujándolos todavía más a la clandestinidad. También hubo una escisión significativa entre activistas que, en algunos casos, tras la expulsión del jefe del régimen, se volvieron los unos contra los otros. La luna de miel online había acabado.

Las redes sociales ya no eran un espacio abierto en el que los activistas de la región podían expresarse libremente y sin cohibiciones. La policía online, cuyo trabajo era vigilar la publicación de ‘‘contenidos obscenos’’, puso su atención en los activistas políticos que operaban en Twitter y Facebook. Piratas informáticos que apoyaban a diferentes gobiernos a lo largo de la región, o estaban vinculados a ellos, como el Ejército Electrónico Sirio, lanzaban ataques de denegación de servicios a ciertas cuentas, mientras que matones progubernamentales intimidaban a los activistas a través de las plataformas de las redes sociales: esa misma ‘‘tecnología de la liberación’’ que los activistas habían usado con anterioridad.

Las redes sociales, en su día dominado por activistas laicos, ha abierto paso a clérigos conservadores

El panorama de las redes sociales, en su día dominado por activistas liberales y laicos, ha abierto paso a clérigos conservadores o a grupos extremistas. Por ejemplo, la cuenta de Twitter del activista prodemocracia Wael Ghonim (con 1,4 millones de seguidores) ha caído en el silencio y éste ha decidido mantenerse al margen, ya que, según sus propias palabras, Egipto no acepta a gente como él.

Al mismo tiempo, la cuenta de Mohamed Al Arefe, el clérigo conservador de Arabia Saudí, prospera con alrededor de diez millones de seguidores. Algunos clérigos populares de Arabia Saudí como Salman Al Odah y Ayedh Al Qarnee han llegado a unos números y a un alcance que ni los activistas liberales ni incluso los gobiernos podrían llegar imaginar. Por otro lado, a algunos activistas laicos con una presencia fuerte en las redes sociales como Alaa Abdel Fattah, Ahmed Maher y Ahmed Douma, que han elegido quedarse en Egipto, se los ha encarcelado.

Mientras tanto, puede decirse que los factores que provocaron la Primavera árabe han empeorado. Según la Organización Internacional del Trabajo, la tasa de desempleo era de casi un 25 por ciento antes de los levantamientos. A día de hoy, estos números serían más altos a causa del estancamiento de la industria del turismo en países como Egipto, la interrupción de la venta de petróleo en Libia y los millones de refugiados que la guerra civil Siria y otros conflictos han generado.

1 2 3Página siguiente

 
 

Acerca del autor

Sultan Sooud Al-Qassemi
Columnista (Emiratos Árabes Unidos, 1978). Colabora con numerosos medios anglófonos de países árabes, tanto emiratíes como...

Etiquetas

, ,

Artículos relacionados

Internet en la era de ISIL
 
 

0 Comentarios

Sé el primero en dejar un comentario.

 
 

Deja un comentario