En las trincheras contra el Daesh, y detrás

 
Un guerrillero del PKK en el frente de Nouafel (Kirkuk), Sep 2015 | © Karlos Zurutuza

Un guerrillero del PKK en el frente de Nouafel (Kirkuk), Sep 2015 | © Karlos Zurutuza

Kirkuk | Septiembre 2015

Soldados iraquíes saludan a la bandera, o sonríen mientras cogen en brazos a niños rescatados del horror de la guerra. Son los murales de la 12ª División de Infantería iraquí, todavía visibles a la entrada del campamento K1, al oeste de Kirkuk. Pero los antiguos ocupantes huyeron tras la fulgurante llegada del Estado Islámico (Daesh), en junio de 2014.

Hoy, los nuevos inquilinos del K1 son un combinado kurdo formado por unidades peshmerga -el Ejército del Kurdistán iraquí autónomo– y guerrilleros del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK), activo en Turquía.

Hechas las presentaciones, heval Rebar (‘camarada Rebar’ en kurdo) se ofrece a acompañar a los periodistas en dirección sur, siempre a lo largo de un muro de tierra levantado a nuestra derecha. Una cadena de retenes gestionados por peshmergas dan acceso a puestos de combate, así como a aldeas recuperadas a los yihadistas. La mayoría están reducidas a escombros por los ataques aéreos estadounidenses y sus aliados.

“Recibimos fuego de francotirador y nos atacan con un artefacto casero fabricado con bombonas de gas”

El coronel peshmerga Jamal Masim Jafar nos recibe dentro de un búnker al pie de un promontorio de tierra de unos 15 metros de altura. Se levanta uno idéntico cada mil metros a lo largo del muro. Jafar, kurdo de Kirkuk, habla de combates “constantes”:

“Recibimos fuego de francotirador desde dos casas y una torre que tienen levantada al otro lado pero también nos atacan con un artefacto casero fabricado con bombonas de gas”, relata el oficial, añadiendo que el último intercambio de fuego importante fue “hace una hora escasa”. Respecto a la colaboración con la guerrilla kurda, dice estar satisfecho.

“Tenemos muy buena relación con el PKK y luchamos juntos no sólo por los kurdos sino porque el Daesh es el enemigo de toda la humanidad”, espeta Jafar, buscando la aprobación de sus compañeros de armas. Sentado a su derecha, el camarada Rebar asiente.

Tras la obligada taza de té, Jafar nos invita a subir al promontorio desde el que oteamos el frente entre sacos terreros. A menos de un kilómetro divisamos Nur, una de entre los centenares de localidades levantadas por el régimen iraquí en los años setenta para acoger a colonos árabes en tierra kurda.

“Nuestros avances sólo son posibles gracias a la ayuda internacional en suministros y en cobertura aérea”

La aldea sigue hoy bajo control del Daesh pero a finales del pasado agosto, el combinado kurdo lanzó una ofensiva a gran escala un poco más al sur tras la que se recuperaron nueve localidades en un territorio de 24 kilómetros cuadrados.

“Estos avances sólo son posibles gracias a la ayuda internacional, tanto en suministros como en cobertura aérea”, explica Jafar, fijando la vista en una de las furgonetas artilladas desplegadas en el promontorio.

“Acabamos de instalar las ametralladoras en las traseras de los vehículos; son francesas y han llegado hace poco. También estamos recibiendo gafas de visión nocturna, imprescindibles en este entorno, y misiles teledirigidos Milan que nos envían desde Alemania. Respecto a la cobertura aérea, nos la dan siempre que la pedimos”, relata este oficial que pasó siete años con las tropas americanas en Iraq. Hoy asegura que vería con buenos ojos la presencia de tropas extranjeras sobre el terreno. “El apoyo con el que contamos hasta ahora es bueno pero un incremento del mismo siempre es bienvenido”, acota.

La armonía entre las principales facciones kurdas desplegadas aquí resulta evidente pero ésta nunca ha sido la tendencia en el oeste de Iraq.

1 2 3Página siguiente

 
 

Etiquetas

, , , , ,

Artículos relacionados

Acerca del autor

Karlos Zurutuza
Periodista (Donostia, 1971). Ha trabajado en Iraq, Irán, Afganistán, Kurdistán, Siria, Pakistán y Libia, entre otros...

En las trincheras contra el Daesh, y detrás
 
 

2 comentarios

  1. Fer dice:

    Me encantan estas crónicas

  2. […] Karlos. ( 2015). En las trincheras contra el Daesh, y detrás. [En […]

 
 

Deja un comentario