La montaña libia se resquebraja

 
Amazigh en Rehibat, Libia  |  ©  Karlos Zurutuza

Vista desde una balconada de Rehibat, Libia | © Karlos Zurutuza

Rehibat (Libia) | Diciembre 2015

A simple vista, nada en Rehibat la distingue de cualquier otra localidad en las montañas de Nafusa. Las casas son del color ocre habitual, lo mismo que los minaretes, o los depósitos de agua con los que se disputan las alturas sobre la ciudad. Ese es el patrón por toda la cordillera, se trate de pueblos árabes o amazighs. Precisamente, Rehibat se desmarca del resto por ser el único lugar en el que las dos comunidades viven juntas, algo sin duda llamativo en una parte del mundo donde ambos pueblos llevan siglos dándose la espalda.

Muchos achacan dicha singularidad a la mayor tasa de natalidad entre los árabes, a los asentamientos durante las campañas de arabización de Gadafi… Pero los árabes llegaron a las montañas de Libia hace más de mil años. Yousef Harami, activista local amazigh, lo cuenta casi como si hubiera sido testigo directo de aquello.

“Podemos cenar juntos y matarnos a la mañana siguiente. La desconfianza es total”

“Nalut, Jadu, Kabao o el resto de los pueblos de las montañas lucharon contra aquellas primeras tribus beduinas que llegaban del valle pero nosotros optamos por pagar a una tribu, los Rehib, para proteger la ciudad”, relata Harami, con un orgullo indisimulado hacia un capítulo de la historia que el resto de los amazigh de Nafusa sigue considerando vergonzante. Así, la antigua Amsin amazigh pasó a llamarse Rehibat, la cual se convertiría en una plaza fuerte de la cordillera durante la ocupación otomana.

En cualquier caso, el hecho de que árabes y bereberes sean aquí vecinos contra todo pronóstico no implica que exista una armonía entre la comunidad. “Podemos cenar juntos y matarnos a la mañana siguiente. La desconfianza es total entre nosotros”, apunta Harami, quien dice desconocer la existencia de un solo matrimonio mixto entre los 25.000 habitantes de Rehibat.

Expertos apuntan a que la rigurosa segregación entre ambas comunidades libias está trazada históricamente por líneas étnicas, pero también confesionales. Si bien ambos pueblos son musulmanes, los árabes en Libia pertenecen a la corriente suní mientras que los amazigh son ibadíes.

En Rehibat hay dos cafeterías, una para la comunidad amazigh, otra para la árabe

Uno de los detalles más ilustrativos de dicha división en Rehibat es el que haya dos cafeterías, una para cada comunidad. Como no podía ser de otra forma, Najad Malti, activista local, nos cita en la de los amazigh, que también es la más céntrica. Esta química de 43 años es la candidata por Rehibat del Consejo Supremo Amazigh, una entidad que engloba a diez localidades bereberes del país. Las otras nueve celebraron elecciones el pasado 31 de agosto pero en Rehibat el proceso electoral amazigh va con retraso por problemas de seguridad, pero también por el fracaso de su candidatura en las elecciones municipales de 2014.

“Los árabes se organizaron mucho mejor y presentaron a un único candidato a las elecciones mientras que los amazigh no llegamos a ponernos de acuerdo entre nosotros”, lamenta Malti. “El alcalde de la localidad es árabe y lo único que ha hecho ha sido decir no a todas nuestras demandas y hacer como si no existiéramos”, denuncia la activista.

Ante dicha coyuntura, Malti dice que los amazigh de Rehibat no descartan la posibilidad de crear un nuevo municipio. De hecho, la activista apunta a un “primer contacto muy positivo” con el Gobierno de Trípoli en este sentido.

No sería descabellado dada la actual división en Libia, con dos Gobiernos, en Trípoli y Tobruk, y sendos Parlamentos. Mientras los amazigh se alinean con primero por razones más geográficas que ideológicas, los árabes de Nafusa, incluidos los de Rehibat , apuestan por el de Tobruk.

1 2 3Página siguiente

 
 

Etiquetas

, , ,

Artículos relacionados

Acerca del autor

Karlos Zurutuza
Periodista (Donostia, 1971). Ha trabajado en Iraq, Irán, Afganistán, Kurdistán, Siria, Pakistán y Libia, entre otros...

La montaña libia se resquebraja
 
 

0 Comentarios

Sé el primero en dejar un comentario.

 
 

Deja un comentario