Belleza indómita

 
Mustang
Dirección: Deniz Gamze Ergüven
erguven-mustang

Género: Largometraje
Produccción: Charles Gillibert
Intérpretes: Elit Iscan, Günes Sensoy, Doga Zeynep Doguslu, Tugba Sunguroglu, Ilayda Akdogan
Guión: Deniz Gamze Ergüven, Alice Winocour
Duración: 97 minutos
Estreno: 2015
País: Francia
Idioma: turco.

Un pequeño caballo indomable y bello, que trepa por riscos y resiste a toda fatiga, sin rendirse nunca. Eso es un mustang. Al menos, así lo soñamos a los quince años, cuando leíamos las historias del Oeste salvaje. Y así es Lale, la más pequeña de las cinco hermanas que protagonizan el filme de Deniz Gamze Ergüven, que se estrena hoy en España y que M’Sur ha podido visionar gracias a la cortesía del !f Festival Estambul.

Lale, Nur, Ece, Selma, Sonay, o en orden inverso según la edad, son cinco niñas que viven en un pueblo en alguna parte de la costa del Mar Negro en Turquía. Niñas normales, como las que nos podríamos encontrar en cualquier lugar en España: así juegan en el mar, junto a los chicos de su colegio, así roban manzanas en los huertos, así se visten, y así se rebelan contra la abuela que intenta, mal que bien, criarlas. Las niñas son iguales en todas partes.

Pueden encerrarlas, pero no pueden hacer que dejen de ser niñas, que dejen de soñar

Sólo que para la abuela, y sobre todo para las vecinas (¡ese imperativo qué dirán!) de repente han dejado de ser niñas desde aquel juego en el mar – totalmente vestidas – con los chicos. Ahora son mujercitas. Que es un mundo completamente distinto al de las niñas inocentes que ellas aún creen que son.

La cineasta escenifica ese salto de un mundo a otro mediante un recurso contundente: se les encierra. Ya no podrán salir de casa. Cerrojo y llave. Rejas en las ventanas. El mundo de las cinco niñas de repente se limitará a interiores. Se vuelve cárcel. Y se vuelve escapada. Salir, huir, correr por la pradera es ya el único ideal de un mustang en un corral.

– ¿Te vienes a nadar conmigo?
– Voy, ya tengo el bañador puesto.

Las hermanas se lanzarán desde la cómoda a la cama, nadarán entre sábanas. Su mundo no dejará de ser uno de playa y huertos y ropa de adolescentes, aun entre rejas: pueden encerrarlas, pero no pueden hacer que dejen de ser niñas, que dejen de soñar con la libertad. Porque la libertad existe, está al fondo de una carretera, se llama Estambul.

Siempre hay una vía, un mustang siempre se escapa, es capaz de escalar muros y vallas

Pero con rejas en las ventanas, la única salida de este corral pasa por el altar. Que puede ser una buena solución, si consigues que te casen con tu amante. O una mala, si dices sí al chico que te imponen. Hay quien sale por esa puerta. Hay quien cree es preferible pegarse un tiro. Y hay quien está decidido a resistir hasta el final.

– ¿Te quieres casar con este chico, sí o no?
– No.

No es la abuela – ni el tío que hace las veces de padre estricto y cabrón, y que se convierte incluso en agresor sexual – la que hace la pregunta decisiva, sino la hermana pequeña, Lale.

– Entonces, ven.

Siempre hay una vía, un mustang siempre se escapa, es capaz de escalar muros y vallas, planificar minuciosamente la huida, es capaz de dar la vuelta al encierro, de dar con el único teléfono que le puede servir: el del chaval del camión.

– ¿Está Yasin? El chico del pelo largo.
– Aquí no tenemos empleados gays.

Apremian los minutos, pero un mustang nunca se rinde cuando está en juego la libertad.

1 2Página siguiente

 
 

Etiquetas

, ,

Artículos relacionados

Acerca del autor

Ilya U. Topper

@ilyatopper

Periodista (Almería, 1972). Vive en Estambul, donde trabaja para la Agencia Efe.
Criado...

Belleza indómita
 
 

0 Comentarios

Sé el primero en dejar un comentario.

 
 

Deja un comentario