Hussein Habasch

 

En el idioma del otrohabasch-hussein

El poeta de la gorra – así se le podría llamar, vista la ineludible visera a cuya sombra se resguarda en todos los festivales de poesía – lleva toda una vida de exiliado. Hussein Habasch (Afrin, noroeste de Siria, 1970) era aún adolescente cuando, a mediados de los noventa, emigró a Alemania. Pero ya desde antes, su condición de kurdo le convirtió en un extranjero en su propio país: si bien la represión del idioma kurdo en Siria no llegó a las cotas habituales en esa época en Turquía, escribirlo, publicar textos en kurdo, era un acto siempre clandestino.

Como tantos otros, Habasch huyó hacia adelante: se hizo poeta el la lengua del otro, en el idioma árabe clásico que le enseñaron, a la fuerza, en el colegio. Hoy escribe tanto en árabe como en kurdo, lengua que ha recuperado ya viviendo en Alemania, concretamente en Bonn.

Hasta la fecha, Habasch ha publicado cuatro libros de poemas, todos en árabe: Ahogarse en la rosa (Jordania, 2002), Fugitivos a través del río Evros (Cairo, 2004), Más alto que el deseo y más dulce que cintura de gacela (Madrid, 2007), Delirios para Salim Barakat (Damasco 2009).  Muestras de su obra han sido traducidas al inglés, alemán, español, francés, turco y farsi.  Y la gorra con la visera no sólo lo protege contra el sol en sus giras por festivales de poesía – en los últimos años Marruecos, México, París… – sino también contra la confusión con un tocayo suyo que le dobla la edad, el lingüista y poeta kurdosirio Hussein Habasch,  residente, asimismo, en Bonn, pero que publica sobre todo en kurdo y alemán.

El poema ‘Esperando a Jodo’ ha sido cedido a MSur gracias a Abdel Hadi Sadoun, traductor de parte de la obra de Habasch.

[Ilya U. Topper]

A la espera de Jodo

                في انتظار خودو

Más que llegar,

los más bellos de los perdidos,

extraviaron su camino hacia ti.

Inventaron los espejos, de la dulzura de las fuentes

y crearon, para adorarte, una sombra.

Cayeron ante ti como preciosos regalos,

cubrieron sus sueños del sabor de la fe,

tampoco te encontraron.

Hicieron lo imposible…

Levantaron las pirámides más altas

para conectar la tierra con el cielo,

pero no moviste ni un dedo.

Gastaron sus vidas por ti

Sellaron sus caras por tu rostro

Mientras te están defendiendo ante la desesperación,

Te esperan más que nunca,

Y no ven una luz de ilusión.

No intentaste venir,

Pero ellos siguen esperándote,

dudan de vez en cuando

repitiendo en voz alta,

que quizás nadie eres.

¿Quimera eres o una certeza?

أجملُ التَّائهينَ، تَاهوا في الطريق إليكَ

وعندما توَغلوا في التِّيه أكثر فأكثر

اخترعوا المَرايا من عُذوبة الينابيع

.وخلقوا لكَ طيفاً عظيماً ليعبدوك

جاؤوا للمثول بينَ يديكَ كوديعة

وغطُّوا أحلامهم بنكهة الورع

.لكنهم لم يجدوكَ

!فعلوا المستحيل

رفعوا أهرامات عالية تُوصلُ الأرض بالسَّماء

.لكنكَ لم تحرِّك سَاكناً

أفنوا أعمَارهم وطرَّزوا ملامحهم برؤيتكَ

,وهم يصطفُّون في النزاهة ويصدُّون الخيبة

ينتظرونكَ على أحرِّ من الجُرح

.ولم يهتدوا ولو إلى بَصيصِ أمل

,لم تحاول المجيء

لكنهم ما زالوا ينتظرونكَ

ويساورهم الشَّك بين حينٍ وآخر

مردِّدينَ في همسهم: أهوَ وَهمٌ ما نحن بانتظاره؟

أَوَهمٌ هو اليقينُ؟

© Hussein Habasch. Traducción: © Abdel Hadi Sadoun · Primero publicado en Caleta (Dic 2015)

 
 
 
 

0 Comentarios

Sé el primero en dejar un comentario.

 
 

Deja un comentario