«En España no hay islamofobia, sino morofobia»

Ignacio Cembrero

 

¿Deberíamos estar preocupados por que una tercera parte de los detenidos por yihadismo proceda de Ceuta y Melilla?

El fenómeno de la radicalización en Ceuta y Melilla tiene poco ver con lo que pueda pasar en Barcelona, Reus o Valencia. Allí no es un problema de identidad que los jóvenes intentan resolver abrazando el islam. Lo que pasa en Ceuta y Melilla son procesos de contagio del fenómeno marroquí. Un tercio de los marroquíes que han partido a Siria e Iraq proceden del entorno de Ceuta, como Tánger, Tetuán… El noroeste es la más contaminada por los procesos de radicalización.

¿Qué ocurre allí?

No lo he estudiado, pero constato que son ciudades en las que el partido islamista saca sus mejores resultados junto con Casablanca. Hay mucha migración rural, que ha ido a engrosar una ciudad como Tánger, que ha pasado en poco tiempo de 200.000 a 700.000. Un aluvión de personas y jóvenes que se han podido sentir muy perdidos. En cualquier caso, no me atrevo a dar una explicación.

¿A qué se debe la desproporción entre detenidos y condenados por yihadismo en España?

«Aquí no tenemos gente preparando atentados sino difundiendo propaganda y tratando de reclutar»

Según Reinares, desde que se endureció el código penal, esto pasa mucho menos. Ocurría porque los jueces no disponían de las herramientas para condenar. También creo que son delitos muy difíciles de demostrar. Aquí no tenemos gente preparando atentados, solo ha habido tres casos y no era más que una idea, no tenían medios para perpetrarlos. Aquí lo que tenemos es gente que está difundiendo propaganda y tratando de reclutar. El año pasado pillaron a uno con una pistola que era una pieza de museo, que se podía usar para matar, pero que, en fin, no es comparable con los fusiles de asalto empleados en Francia. Aquí no se encuentran armas ni explosivos, eso marca la diferencia.

¿Hasta qué punto es preocupante la financiación del islamismo más radical en España por parte de Arabia Saudí?

Esperemos que el petróleo obligue a Arabia Saudí a reducir drásticamente sus aportaciones a las comunidades musulmanas. Es un problema en muchos países europeos. El símbolo del islam en España es la gran mezquita de Madrid, aunque tienen otras en Marbella o la futura en Málaga. Tienen cuatro o cinco bajo su control. No digo que financien terrorismo, pero sí una visión muy rigorista, que en algunos casos ha resultado ser la antesala del terrorismo. Hay una fuerte implantación del salafismo en Cataluña, sus congresos salafistas han sido financiados por países del Golfo, como Kuwait, y Arabia Saudí. Para ellos tiene mucho morbo financiar mezquitas en España, porque esto es Al Andalus, la tierra de sus antepasados y tiene una connotación sentimental que Helsinki no tiene. Deberían financiar a través de un cauce institucional, en vez de a gente que le es afín ideológicamente.

Ha sido corresponsal en Marruecos y Líbano: ¿Podemos hablar de un mundo árabe?

«Estamos asistiendo a una ola de reinterpretación del islam más puritana y rigorista»

Las diferencias son enormes, pero sí tienen una cosa en común: la ola de puritanismo musulmán (que se ve en la forma de vestir de las mujeres, la frecuentación de las mezquitas…), que ha recorrido todo el mundo árabe y musulmán. Estamos asistiendo a una ola de reinterpretación del islam más puritana y rigorista. Eso sí, con matices, no es lo mismo Marruecos que el Estado Islámico o que Egipto.

¿Se desinflará?

Algún día lo hará, pero ahora mismo estamos en la tendencia contraria. Ignoro cuándo.

¿Qué está ocurriendo en el mundo árabe con el hiyab?

En el mundo árabe hay una tendencia general a cubrirse más, no solo el cabello, sino las piernas o el rostro. Es una tendencia general que lamento. Podemos ver fotografías de las universidades egipcias o marroquíes de hace 25 años, donde había una minoría de chicas con hiyab. Hoy en día, en cambio, la gran mayoría lo llevan. Van más cubiertas e incluso se separa a los chicos y las chicas. Hay mujeres que lo hacen espontáneamente, pero otras se sienten obligadas. Cuando muchas de ellas cruzan el Estrecho, las vemos quitándose buena parte de la ropa que llevan.

Página anterior 1 2 3Página siguiente

 
 

Etiquetas

, ,

Artículos relacionados

Acerca del autor

Alejandro Ávila

@AleAvilaV

Periodista (Sevilla, 1984). Vive en Sevilla.
Es colaborador de eldiario.es y VPRO (la...

Ignacio Cembrero
 
 

0 Comentarios

Sé el primero en dejar un comentario.

 
 

Deja un comentario