«Hay más americanos que confían en Trump que en la prensa»

Charles Simic

 
Charles Simic | © Aaron Clamage / Valparaíso Ed.

Charles Simic | © Aaron Clamage / Valparaíso Ed.


Sevilla | Febrero 2017

Aunque lleva viviendo en los Estados Unidos desde los 16 años, Charles Simic (Belgrado, 1938) nunca se ha desvinculado del todo de su Serbia natal. Lo ha demostrado en numerosos escritos y traducciones, y vuelve a ponerlo de manifiesto ahora en Días cortos y largas noches (Valparaíso), una recopilación de sus artículos publicados en The New York Review of Books donde, además, habla de su pasión por el fútbol y la cocina, sobre política exterior estadounidense y sobre algunos amigos ilustres, como Mark Strand.

El escritor, que también acaba de publicar en España un nuevo poemario, El lunático (Vaso Roto), vuelve a mostrarse de lo más amable a la hora de responder las preguntas de MSur. Tal vez por eso es el primer autor que aparece entrevistado tres veces en esta revista (las anteriores fueron en 2011 y en 2015).

Abunda la poesía en internet. ¿Cree que la buena poesía acabará disuelta, invisibilizada, en la masa de malos poemas que inundan la red?

Siempre hubo una buena cantidad de mala poesía. En los Estados Unidos, casi todos los periódicos solían publicar un poema a diario a lo largo del siglo XIX y bien entrado el XX, y eso no logró ahogar la buena poesía. El mayor problema hoy es que las librerías y las bibliotecas donde uno iba a buscar los libros que de verdad valía la pena leer están cerrando por todas partes.

¿Cree en las teorías que indican que al poder le interesa que la gente sea más y más ignorante?

«Una democracia efectiva requiere ciudadanos bien informados, y ya no hay en Estados Unidos»

Por supuesto, llevar a los ignorantes de la nariz es más fácil que pactar con gente que ha sido educada para pensar de un modo crítico. Una democracia efectiva requiere ciudadanos bien informados, de los que ya no hay en Estados Unidos, gracias a años y años de venta ambulante de mentiras en las emisoras de derechas y en internet, y el simplificarlo todo desde los periódicos y la televisión, hasta la educación en escuelas y universidades.

Dijo usted que escribir un buen poema es como cocinar un buen plato. ¿Qué opina del auge de los cocineros estrella y los concursos televisivos gastronómicos?

Esos concursos siempre me parecieron falsos. Digo más: prefiero cocinar y comer platos sencillos y tradicionales a elaboradas fusiones culinarias.

Se cumplen 25 años de la ruptura de Yugoslavia, y 10 de la independencia de Kosovo. ¿Viven mejor hoy los habitantes de la antigua república?

Algunos sí y otros no, imagino. No vivo allí desde 1953, de modo que tal vez no soy el más indicado para responder a esa pregunta…

¿Están las viejas heridas más o menos cerradas? ¿O, como me dijo un compatriota suyo, en la ex Yugoslavia las heridas solo están cerradas hasta la próxima guerra?

«Cada grupo étnico recuerda solo las faenas que le han hecho, y no las que ellos han hecho a otros»

El problema en los Balcanes, como en muchos otros lugares del mundo, es que cada grupo étnico recuerda solo las faenas que le han hecho, y no las que ellos han hecho a otros, de manera que están siempre a merced de politicos oportunistas listos para reabrir las viejas heridas y llegar al cargo surfeando sobre una ola de nacionalismo frenético.

Ahora todo el mundo sueña con entrar en la Unión Europea. ¿Todos reunidos después de separarse a sangre y fuego?

Castillos en el aire. Eslovenos y croatas están en la Unión Europea ya, y el resto se engañan a sí mismos si creen que Europa los quiere.

Parece inevitable preguntarle por Trump. ¿Se siente concernido cuando habla de inmigrantes, o no siente que vaya con usted?

No como inmigrante, sino como estadounidense preocupado sobre lo que está pasando a su país, que solía recibir a refugiados como mis padres o yo mismo.

1 2Página siguiente

 
 

Etiquetas

, , ,

Artículos relacionados

Acerca del autor

Alejandro Luque

@atoluque

Periodista y escritor (Cádiz, 1974). Vive en Sevilla.
Tras trabajar en la...

Charles Simic
 
 

0 Comentarios

Sé el primero en dejar un comentario.

 
 

Deja un comentario