Hillary Macron

 

opinion

 

Emmanuel Macron, de 40 años de edad, es arropado por los grandes medios como el que más opciones tiene de ganar la elección presidencial en Francia.

Este hombre se presenta como “candidato antisistema” y ha titulado su manifiesto de candidato “Revolución” (sin risas). Pero, por su recorrido profesional y político, es un producto clásico de la élite política francesa. Macron fue alumno del superelitista liceo Henry IV de París, luego se matriculó en el Instituto de estudios políticos y de 2002 a 2004 fue alumno de la Escuela nacional de administración ENA, cuna de los altos funcionarios, de donde proceden casi todos los dirigentes del partido de derecha y del partido socialista.

Al salir de esa escuela, Macron entró en la inspección de Hacienda, el cuerpo de funcionarios más cotizado y el que abre más rápidamente las puertas giratorias. Durante la presidencia del derechista Sarkozy, formó parte de la “comisión para liberar el crecimiento”. Esa comisión estaba dirigida por Jacques Attali, antiguo secretario del presidente socialista Mitterrand e inspirador de parte de las políticas de recortes, privatizaciones y abandono de soberanía nacional llevadas por los gobiernos socialistas y de derechas que han alternado desde 1984.

Macron entró en la banca Rothschild – que solía vigilar como funcionario – y se hizo millonario

En 2008, Emmanuel Macron tomó la puerta giratoria para entrar en la banca Rothschild – que solía vigilar como funcionario – y en aquel puesto se hizo millonario, interviniendo en fusiones de empresas.

Cuando Hollande ganó la elección presidencial de mayo 2012, Macron pasó por la puerta giratoria en el otro sentido, al ser nombrado secretario general adjunto de la presidencia – un puesto que le daba más peso en las decisiones que cualquier ministro.

En agosto 2014, es nombrado ministro de economía y fomento, e impulsa la “ley Macron” de desregulación y liberalización, recogiendo las demandas de la patronal. Más tarde se hace principal inspirador de la ley de reforma laboral defendida por la ministra de trabajo Myriam El Khomri, reforma que desencadenó una fuerte ola de protesta social.

El hombre nuevo

Macron sale del gobierno en agosto 2016, para presentarse a la elección presidencial, encabezando el movimiento político En Marche creado por y para él, afirmando ser a la vez de izquierda y de derecha.

Gran parte de las ideas que componen el programa de Macron salen de la comisión Attali, que propuso a Sarkozy un programa de recortes tan duro que ni el propio Sarkozy se atrevió a aplicarlo.

Hollande, después de haber sido elegido con un discurso de opositor a las políticas de recorte, sí que ha puesto en práctica buena parte de las propuestas de Macron. Esa orientación económica le vale a Hollande un rechazo tan grande que se ha convertido en el primer presidente que renunciara aspirar a un segundo mandato. Su primer ministro, Manuel Valls, ha perdido estrepitosamente la primaria socialista, al ser identificado estrechamente con esa política de recortes – justificada, como siempre, por el TINA (“There Is No Alternative”) y las imposiciones europeas.

Los medios lo venden como un hombre nuevo pero es el heredero de François Hollande

Mientras el peso de la herencia del gobierno ha recaído sobre Valls, Macron juega a presentarse como un hombre nuevo, capaz de romper con los viejos partidos para cambiar la política francesa.

Pretende que los franceses se olviden de que es uno de los principales inspiradores de la política de recortes tan rechazada, cuando defiende exactamente la misma política, pero vendiéndola como nueva y joven. Macron es así una suerte de Jano, el dios romano con dos rostros: los medios lo venden como un hombre nuevo con ideas nuevas, rompiendo con los gobiernos pasados y presentes; pero es el auténtico heredero y continuador de François Hollande.

Para realizar tal jugada, cuenta con el apoyo masivo de la oligarquía francesa, de los medios de comunicación en manos de esa oligarquía y también de Hollande y de los barones del partido socialista.

La “trama” se rinde a Macron

En Francia, llevamos dos años con la cara de Macron y de su pareja en las portadas de las revistas de todo tipo, con una fortísima aceleración a partir del verano pasado. Eso coincide con una concentración de los principales medios en manos de unos pocos propietarios de la gran industria, concentración aún mayor estos años.

1 2 3Página siguiente

 
 

Acerca del autor

Alberto Arricruz

@Alberto03021962

(Paris, 1962) Hijo de emigrantes sevillanos, trabaja en Francia de funcionario en cuestiones...

Etiquetas

,

Artículos relacionados

Hillary Macron
 
 

0 Comentarios

Sé el primero en dejar un comentario.

 
 

Deja un comentario