La quinta mafia

 

Incluso las fuerzas del orden sufrieron ataques. En marzo, un convoy de vehículos de la policía italiana, enviado a Apulia para reforzar las operaciones de seguridad en esta región, fue atacado a balazos en la ciudad de San Severo. Y en esa misma semana dos africanos —inmigrantes indocumentados que trabajaban en la recolección de frutas y verduras— fallecieron durante un incendio en un campo de barracones que las unidades antimafia estaban desmantelando por infiltración de mafiosos. El 27 de julio ocurrió el último: el asesinato de Omar Trotta (31) cuando se encontraba comiendo a plena luz del día en un restaurante.

La mafia trafica con drogas que trae de Albania, pero también con armas de la ex Yugoslavia

En medio de todo ello, la Fiscalía de Bari envió un informe a la Dirección Nacional Antimafia (DNA). En ese documento sostiene que la Società Foggiana “se acerca cada vez más al modelo de las mafias que tienen capacidad para planificar y llevar a cabo estrategias con seriedad y disciplina. (…) Su vieja guardia, considerada poco adecuada, ha sido eliminada a través de varios homicidios”. Y añade que “extorsiones, usura y tráfico de drogas son las principales actividades, y el método mafioso incluye homicidios, destrozos, intimidaciones y agresiones físicas para controlar el territorio”.

Su ‘modus operandi’, además, le ha permitido a la mafia mantener buenas relaciones con otras agrupaciones criminales, en particular con la Camorra, cree la Fiscalía. La DNA ha añadido que en los últimos años se han llegado a decomisar, además de toneladas de hachís y marihuana, bazucas y armas de arsenales de la ex Yugoslavia. También se aclaró, según dijo Roberti, que después de mucho tiempo ocupándose mayoritariamente de actividades ilícitas vinculadas al sector de la agricultura —en una de las regiones más agrícolas de Italia—, la Società se ha interesado en los últimos años por un lucrativo tráfico de drogas blandas procedente de Albania.

De ahí las matanzas: el objetivo más inmediato de los nuevos jefes de la Società, dijeron los expertos, ha sido el de unirse con otra banda local, la Gargánica, que estaría perdiendo influencia en la región de Apulia. Mario Luciano Romito, el capo mafioso asesinado, pertenecía precisamente a los gargánicos. Todo ello en una región conocida por sus olivos centenarios, que en estas fechas recibe millones de turistas, y donde también veranean personajes como la cantante estadounidense Madonna o la actriz Helen Mirren —que tiene una casa allí— y donde este año se ha especulado incluso con una visita de la hija predilecta de Trump, Ivanka.

La conexión: Tirana

De ahí también que un operativo policial italiano haya incluso viajado recientemente hasta Tirana, la capital de Albania, para desarticular desde allí la alianza entre la Società y las organizaciones criminales de Albania, un pacto que incluye el transporte de mercancías ilegales a través del mar Adriático. Los integrantes de La Società y los mafiosos albaneses realizan “operaciones conjuntas y tienen una gran capacidad de adaptación a diferentes contextos socioeconómicos”, explica el reciente informe de 2016 de los Servicios Secretos para la Seguridad Interna (AISI).

Un 80% de los comerciantes de Foggia pagan extorsiones a la mafia, cree la policía

Aun así, nadie sabe todavía a ciencia cierta cuántos integrantes conforman esta mafia y cuál es el estado actual de las alianzas que se han estrechado entre los múltiples clanes. Algunos analistas los describen en su origen como gánsteres de estilo años treinta que hoy integran un núcleo central de entre 100 y 200 miembros que representan a 28 clanes, la mayoría de ellos sanguinarios criminales que habrían forjado una alianza en los años ochenta. Y, al menos hasta el último episodio de sangre, aliados de la ‘Ndrangheta, la Camorra napolitana, pero también de la ahora menos influyente Sacra Corona Unida de Apulia. Hasta este año, incluso parecía que habían aprendido una lección de Cosa Nostra: la ley de la ‘omertà’ (silencio), para que se hable poco o nada de ellos.

“La Società es la mafia más ignorada en Italia”, afirmaba en 2013 Roberto Saviano, autor de ‘Gomorra’, libro sobre las mafias italianas que se convirtió en `bestseller´. “Ha llegado el momento de abrir los ojos. Apulia es una región víctima de feroces organizaciones criminales, no un oasis de turismo”, lamentó el escritor italiano. Y agregó: “Es necesario mantenerse alerta para que no pase lo que ocurrió con Sicilia y Calabria donde, por no dañar el turismo, no se intervino a tiempo”.

“Lo que sucede aquí es inimaginable y, sin embargo, nadie habla. Como si aquí solo existiesen el padre Pío, los olivos, una buena mozzarella y el mar azul”, se quejó el jefe de la Policía de Foggia, Piernicola Silvis. “Según nuestros conteos, el 80% de los comerciantes de Foggia paga extorsiones. Pero nadie denuncia”, señaló. “Tenemos miedo”, fue lo que dijeron a la prensa nacional algunos familiares de Luigi y Aurelio, los dos campesinos abatidos.

·

Primero publicado en El Confidencial · 16 Agosto 2017

¿Te ha interesado este reportaje?

Puedes ayudarnos a seguir trabajando

Donación única Quiero ser socia



manos

Página anterior 1 2

 
 

Etiquetas

,

Artículos relacionados

Acerca del autor

Irene Savio
Periodista (Roma, 1982). Trabaja como corresponsal de la revista mexicana Proceso y colabora con el...

La quinta mafia
 
 

0 Comentarios

Sé el primero en dejar un comentario.

 
 

Deja un comentario