«La España profunda prefiere el independentismo a la tercera vía»

Lluís Bassets

 

¿Un periodismo de gurús?

No, de especialistas, de buenos enviados especiales, de investigadores, de periodismo de datos. Creo poco en los medios, pero sí en el oficio. El oficio tiene un porvenir brillante; en cambio los medios estamos todavía en fase magmática, de tanteo. Sobre todo de búsqueda de modelos de negocio, que es nuestro calvario. No tenemos una idea clara de cómo obtener beneficios.

¿Es consciente de que El País ha pasado de ser la referencia de la izquierda en España a ser blanco de…?

«El País en España se ha convertido en un muñeco de pim pam pum»

Bueno, creo que son fenómenos coyunturales. El País en España se ha convertido en un muñeco de pim pam pum, también en buena parte por conveniencia política, porque los medios se han convertido en agentes políticos de primer plano, mira a Trump cómo ataca a los medios… Pero a la vez te vas a Brasil, donde tenemos una edición estupenda, con una gran audiencia, y allí no somos el muñeco de pim pam pum de los progres, más bien al contrario. Y te vas a México, donde se ha hecho un trabajo fantástico con el tema de la violencia de las mafias de la droga o con el terremoto. Estamos entrando en una nueva etapa, en la que hay que matizar muy bien las generalizaciones. El País, a pesar de todo, fuera de España tiene un prestigio.

¿Qué se ha hecho mal aquí? ¿Es solo una campaña de desprestigio?

Seguro que hemos cometido errores, pero el trazo del dibujo más claro es el siguiente: estamos entre dos movimientos, independentistas y Podemos, que tienen como objetivo declarado terminar con el llamado Régimen del 78. Nosotros somos una pieza de caza mayor de este supuesto régimen.

¿Creen que les atacan más a ustedes que al ABC?

ABC les va de maravilla. Que ABC les denuncie por sus relaciones con Maduro… jajajajijijiji. Creen que solo los pone en contra de los viejos carcas del barrio de Salamanca. Pero claro, El País no. Nuestra imagen, ¿cuál es? Viva la Constitución. La portada del 23 F. Esta portada, ahora mismo, simboliza al parecer el inmovilismo.

¿Qué opina de la tan reclamada reforma constitucional?

Ahora habrá que hacer una reforma, pero si somos honestos con nuestra historia, podríamos haber encontrado un camino reformista sin necesidad de tocar la Constitución. Esta Constitución permite lecturas muy amplias, muy generosas, pero como se ha hecho todo lo contrario, las más restrictivas posibles…

¿Ha llegado a entender en estos últimos tiempos las motivaciones de sus amigos independentistas?

«Si quieres conservar la democracia, Europa, la sociedad tolerante, me apunto a conservador»

Claro que sí, he discutido muchísimo con ellos y puedo decir que comparto con ellos muchos análisis del origen del problema. Lo que me obliga a distanciarme es, en primer lugar, un sentido del Estado de derecho y la legalidad, que me lo tomo como una cuestión incluso ética. Una frivolidad que no puedo compartir es la especulación de cómo cambiar las leyes por la puerta de atrás, cómo provocar situaciones de facto… Me parece obsceno y éticamente reprobable. Por tanto, legalismo, de entrada. Y quizás por mi trabajo en política internacional me siento identificado con lo que se llama la realpolitik, que es lo contrario del idealismo ideológico. Te obliga a analizar bien la correlación de fuerzas, a respetar la fuerza de los adversarios y a no hacer apuestas arriesgadas. Y luego está el pragmatismo. Sabes que haciendo reformas, bien hechas, bien trabadas y consensuadas, se obtienen mejores resultados que con rupturas virulentas. Todo configura en mi caso un pensamiento conservador. No lo escondo, y lo defiendo. Depende de qué quieres conservar: si quieres conservar la democracia, Europa, la paz, la prosperidad, la estabilidad, el modelo de sociedad tolerante y plural, lo soy, me apunto a conservador.

¿Está amenazado todo esto?

Yo valoro muchísimo la convivencia, pero ya se ha roto en Cataluña. Se escuchaba desde hacía mucho tiempo, pero todavía no se había llegado a lo de esta semana. Hemos llegado a que quien llame a no participar en el referéndum, está apoyando la represión de Rajoy sobre Cataluña.
·

 

¿Te ha gustado esta entrevista?

Puedes ayudarnos a seguir trabajando

Donación única Quiero ser socia



manos

Página anterior 1 2 3 4

 
 

Etiquetas

, ,

Artículos relacionados

Acerca del autor

Alejandro Luque

@atoluque

Periodista y escritor (Cádiz, 1974). Vive en Sevilla.
Tras trabajar en la...

Lluís Bassets
 
 

0 Comentarios

Sé el primero en dejar un comentario.

 
 

Deja un comentario