¿Marido rico?

 

opinion

 

Estábamos debatiendo de cosas personales entre varias colegas, cuando la conversación derivó hacia algunos modelos de matrimonio en los que los ingresos de la mujer son superiores a los del marido. Y ahí empezó a poner objeciones una de las presentes que, para más señas, era profesora universitaria.

Esta profesora expresó la convicción de que lo natural era que los ingresos del marido fuesen siempre superiores a los de la mujer. Y que cualquier desequilibrio en este reparto se convertiría en causa de problemas matrimoniales.

Según ella, el marido perdería su honor si los ingresos de su mujer fuesen superiores a los suyos, y la mujer no podría vivir su feminidad si el marido no gastaba dinero por ella y no le compraba regalos.

El marido perdería su honor si los ingresos de su mujer fuesen superiores a los suyos

Podemos admitir que el modelo en el que marido tiene mayor patrimonio material que la mujer es el predominante no solo en nuestro país sino también en la mayor parte del resto del mundo. Pero por muy dominante que sea este modelo, no significa que sea el único ni que sea el mejor. Hay muchos modelos distintos alrededor de nosotros: que el marido sea más rico y de mayor edad que la mujer, y ella sea más guapa que él y más joven, no garantiza en absoluto la felicidad en la pareja.

Puede pasar que el marido sea más rico, pero que sus condiciones de salud, por ejemplo, hagan que pierda su trabajo y sus ingresos. O puede pasar que la carrera profesional de la mujer avance con mayor rapidez que la de él.

El único problema que constituye un factor negativo es que una de las dos personas que componen el matrimonio tenga la sensación de que la otra persona trate con él o ella solo según cálculos materiales. Que uno de los dos actúe con codicia o con ánimo de aprovecharse.

¿Se limita tu feminidad a estar en una situación material inferior a la de tu marido?

Por otra parte, muchos de nuestros males vienen del hecho de que tan a menudo una chica elija unirse a un hombre solo porque este dispone de posibilidades materiales. Tal vez abandonde por este motivo a una persona a la que ama y con la que estaba a gusto. Y tal vez el hombre abandone a una mujer a la que ama porque tiene ingresos mayores que él. De verdad: ¿Depende tu hombría solo del nivel de tu salario o de tus valores y tu comportamiento?

Y tu feminidad ¿se limita ella a que te halles en una situación material o social inferior a la de tu marido?

Recordemos al menos que los fundamentos se encuadran en otro ámbito. Que son la codicia y el aprovechamiento materialista por si solos los que componen el problema en las relaciones humanas y en las relaciones de pareja.

Las condiciones económicas se modifican y se intercambian con el paso del tiempo. Lo único que garantiza el respeto y la felicidad en una relación son la sinceridad, la comprensión mutua y el amor.
·

© Sanaa El Aji | Primero publicado en MC-Douliya· 5 Jun 2017 | Traducción del árabe: Ilya U. Topper

¿Te ha interesado esta columna?

Puedes ayudarnos a seguir trabajando

Donación única Quiero ser socia



manos
 
 

Acerca del autor

Sanaa El Aji

@SanaaElAji

Socióloga (Casablanca, 1977). Empieza a trabajar como periodista en el semanario ...

Etiquetas

,

Artículos relacionados

¿Marido rico?
 
 

0 Comentarios

Sé el primero en dejar un comentario.

 
 

Deja un comentario