«Los intelectuales están más expuestos que antes»

Ala Younis

 

¿Cómo se hace arte en sociedades con fuertes tabúes religiosos y sin tradición democrática?

«Si tienes opiniones diferentes de la masa no importa si es un Estado democrático o no»

Dependiendo del arte que quieras hacer, o de los temas que quieras tratar, y el enfoque que quieras darle a tu proyecto. Estoy segura de que en cada sociedad de cualquier parte del mundo siempre hay tabúes. Y a veces cuando eres artista o tienes opiniones diferentes de la masa no importa si es un Estado democrático o no porque, al final, es la gente, el público, quien va también a interferir, cómo cuestiona el arte. Pero estoy segura de que los artistas siempre afrontan retos y siempre encuentran la manera de lidiar con ellos. Cuando hay oposición, se inventan ideas, se ocultan y consiguen que ocurran y de alguna manera… Hay un artículo de un escritor egipcio Haytham El Wardani sobre cómo te retiras cuando no estás preparado para la confrontación. Qué hacer cuando te alejas de la confrontación porque te preparas para un combate futuro. Creo que esas son las preguntas que están abordando ahora diferentes intelectuales.

¿Ha tenido alguna vez usted problemas con la censura?

No, nunca.

Usted es una artista que trabaja con otros elementos, pero, ¿sería posible mostrar por ejemplo desnudos en una galería jordana?

Siempre hay artistas que producen ese tipo de cosas. Por supuesto, cuando lo hacemos en shows académicos o relacionados con escuelas o academias de arte, es más comprensible o aceptable. Se hace, pero no he visto ningún show controvertido por ese motivo, por desnudos, o específicamente por algo así. Pero por supuesto que puede haber problemas.

¿Jordania es un país tan conservador como parece, a pesar de la pátina moderna de cierta élite?

«Hay más gente que puede intervenir y mandarte a prisión, y no tiene que ser el Estado»

En muchas sociedades hay ese espectro de gente que está interesada o se le permite entrar en ideas liberales. Claro que hay parte de intelectuales y de izquierdistas, que tienen ideas más liberales de las que parece tener la mayoría. Pero no puedo estereotipar y decir que la mayoría es conservadora porque sí que hay confrontación pero no se han desarrollado suficientes proyectos para encontrarnos cara a cara y decir si lo son realmente o no. Desde mi experiencia, cuando voy a algunas ciudades, encuentro a gente que demanda más actividades en sus ciudades y pueblos. Lo que creo que debemos hacer es posibilitar esos proyectos, y entonces ver si son seguidos o no, antes de decir si son conservadores o no.

La sociedad jordana, también ha participado en la oleada fundamentalista, hasta el punto de verse banderas del Daesh en algunas rotondas. ¿Cuánto complica eso la vida a una artista?

Es preocupante para mucha gente, incluidos los artistas. Ha habido muchas discusiones sobre los currículos, los libros de texto, las imágenes que tenemos en esos libros. La sociedad tiene diferentes enfoques y podemos escuchar diferentes voces y algunas de las voces más conservadoras están muy asociadas e interpretadas en la línea de los extremistas. Eso ha ocurrido a un tipo de arte, un arte de izquierdas que aparece en el currículo pero no todavía en el colectivo artista.

Usted trabaja bastante con Egipto. ¿Qué es peor para el arte, el fundamentalismo de Morsi o la dictadura de Sisi?

No puedo hacer esa comparación. Prefiero que otro lo haga, no yo.

Lo preguntaba pensando en Ahmed Naji, que fue condenado a 2 años de cárcel por hablar en una novela [The guide for using life] de sexo y drogas… en 2016. Y no porque el gobierno lo dijera, sino por la denuncia de un ciudadano. ¿Usted siente esa vulnerabilidad?

Artistas e intelectuales y escritores y, creo que la gente en general, están en condiciones más precarias que antes, probablemente, porque están más expuestos. Hay más exposición para todos en las redes sociales, la gente tiene más acceso a todo lo que haces y puede ver y escuchar lo que haces. Hay más gente que puede intervenir y mandarte a prisión, y no tiene que ser el Estado en sí mismo, puede ser la gente, en efecto.

Página anterior 1 2 3Página siguiente

 
 

Etiquetas

Artículos relacionados

Acerca del autor

Alejandro Luque

@atoluque

Periodista y escritor (Cádiz, 1974). Vive en Sevilla.
Tras trabajar en la...

Ala Younis
 
 

0 Comentarios

Sé el primero en dejar un comentario.

 
 

Deja un comentario