Antes de ti

Pepe Bao

 

El talento incontenible

Pepe Bao | Foto promocional / pepebao.es

La escena ocurrió hace cinco años, en el prestigioso Festival de Cante de las Minas. ¿Un bajista, premio al Mejor músico de la cita? ¿Es que acaso no había guitarristas de altura entre los candidatos? Era algo impensable, por ejemplo, en el palmarés de los giraldillos de la Bienal de Sevilla. Y sin embargo, solo quien no conociera a Pepe Bao, el merecedor de ese galardón, podía sorprenderse con la noticia. Porque el músico gallego afincado en Málaga lleva muchos, muchos años desplegando una flamencura solo al alcance de los mejores aficionados. Y no contento con eso, ha actuado y grabado discos con leyendas del rock como Barón Rojo, Obús o Medina Azahara, sin olvidar por supuesto su militancia en O’Funk’illo. Pero también ha compartido proyectos con gente como Peret, Remedios Amaya, Rumba3, El Barrio, Triana, Tomasito, Luz Casal, Kiko Veneno, Manolo Garcia, Raimundo Amador, Duncan Dhu o Juanito Makandé, entre otros.

Por eso no extraña que su nuevo disco en solitario, Ande bass!, se despliegue un amplísimo abanico de sonidos que, de algún modo, resumen la brillante trayectoria de este bajista. Desde el tributo a Camarón que reproducimos en MSur a guiños a El barón vuela sobre Inglaterra, del Nothing else matters de Metallica en una versión única a el soniquete flamenco-funk que es su sello. Un derroche de fantasía y virtuosismo de los que se prodigan muy, muy poco, y que sirve para entender por qué Bao conquistó el premio de Las Minas, como conquistaría cualquier concurso que se planteara ganar. Porque, del mismo modo que ignora olímpicamente las fronteras musicales, tampoco se detiene ante ningún muro que amenace contener su desbordante talento.

[Alejandro Luque]

 

Camarón

·

 
 

Etiquetas

,

Artículos relacionados

Acerca del autor

M'Sur

@MSur_es

Es la identidad colectiva de los autores de la revista M'Sur. Aparece normalmente en las...

Pepe Bao
 
 

0 Comentarios

Sé el primero en dejar un comentario.

 
 

Deja un comentario