«Barcelona es una ciudad que se vende muy barata»

Llucia Ramis

 

¿Y la corrupción, tan presente en Las posesiones?

Cuando vas en contra de la corrupción, te acusan de ir contra el sistema. Eso es lo que me parece preocupante, ha sido el gran silencio de nuestra Historia. Sí, salen algunos titulares, Cifuentes y compañía, pero nunca se ha hablado de lo que significa la corrupción en nuestro día a día, aunque está por todas partes: desde el vecino que te quita unos metros para urbanizar ilegalmente, hasta el socio que intenta utilizar tu empresa para hacer un negocio. No está bien visto, pero tampoco mal visto. Cuando el padre de la narradora de mi novela intenta ir contra la corrupción, se va descolgando, lo etiquetan de antisitema. Para mí es una especie de carcoma que se come los cimientos de la democracia, y que en los momentos críticos resurge.

¿Cree que ha evolucionado en los últimos años?

«La vergüenza es natural, pero se puede manipular: mira la Iglesia…»

Lo curioso es que en el 93 la corrupción no era tan abierta, y en 2007 tampoco… Cada vez somos más descarados, porque cada vez hay más casos, y cada vez se banaliza más. La vergüenza es natural, pero se puede manipular. Mira la Iglesia, promueve el pudor, la vergüenza por una serie de actos, del desnudo… La economía es todo lo contrario, te invita a que no tengas vergüenza por trepar, pisar a otro, robar… Con la excusa de que en momentos de crisis como este, nos salva la economía sumergida. ¡Pero no estaríamos así si no existiera la economía sumergida! Cosas así te convierten en una antisistema.

La decadencia del periodismo, ¿es algo nuevo, o forma parte del oficio ser quejica?

Siempre ha sido así, y siempre ha habido intereses, siempre se ha vendido a unos y a otros. Y hay mucho chantaje. El problema es que, cuando más medios hay, en el momento teóricamente idílico del periodismo, nadie cree en él. Se dan cuenta del poder que podría tener la buena información, pero ¿cómo lo hacen? Que cada uno se responsabilice de lo que publica. Pero te vas a una guerra y te pagan una miseria por ello, así que nadie se juega la vida por contar lo que pasa en el frente. La información tal vez sea gratis, pero la información elaborada y contextualizada es carísima. El poder lo que quiere ahora es que dejemos de creer en algo que es esencial, y es muy fácil de generar la duda. Yo tuve una pareja que conocía a toda la mafia rusa de Barcelona, ¿cómo quieres que lo publique? Mañana matan a mis padres, me matan a mí…

¿Y la digitalización, qué papel ha jugado? Günter Wallraff suele decir que si la prensa de papel no existiera, este sería el momento de inventarla…

«Es el momento de recuperar la confianza en algunos medios de comunicación»

Creo que es el momento de recuperar la confianza en algunos medios. De conseguir gente capaz de invertir en tu medio porque se fía de la información que tú le estás dando. El periodismo está en peligro de muerte, pero por reacción creo que vamos a volver a esa vía, porque necesitamos fiarnos de alguno. Muchos están recuperando esa confianza. La publicidad ya no será el sistema de financiación…

¿Es posible tomar distancia cuando se habla de familia, por mucho que se insista en que todo es ficción?

«Les di a mis padres el manuscrito y les prometí que no lo publicaría si no querían»

Cuando publiqué en catalán Cosas que te pasan… dos amigos se cabrearon mucho, me dijeron que los había usado como marionetas. Se reconocían, pero aseguraban que nunca habrían actuado así. Entonces me dije que no volvería a hacer eso. Los amigos con un par de cenas te perdonan, pero la familia no. Aquí no hay trapos sucios ni ajustes de cuentas, pero claro que me inspiro en la separación de mis padres, y me daba miedo despertar algunos fantasmas. Les di a mis padres el manuscrito y les prometí que no lo publicaría si no querían. No soy Knausgård. Mi padre, lo primero que me dijo, es que no quería saber nada, hasta que le expliqué que el personaje era una especie de Quijote del siglo XXI, y se animó a contarme más cosas… En todo caso, buscas la trascendencia del hecho, un retrato de la sociedad.

¿Se traduce a sí misma?

Casi siempre, sí. Con Cosas que te pasan… no, porque no me daba tiempo. La hizo Jenn Díaz.

¿Se pierden muchas cosas en el trasvase de una a otra?

Voy cambiando todo el rato. Algún día alguien descubrirá que son dos libros distintos, el castellano y el catalán [risas]. Como tengo la posibilidad de corregir…

¿Y hay temas que le vayan mejor al castellano o al catalán?

Las palabrotas suenan mejor en castellano. Cuando llegó TV3 en los primeros 80, emitieron la serie Dallas y hay un momento en que JR le dijo a su mujer “Sue Ellen, ets un pendó”. Fue un impacto, todo el mundo escandalizado, ¡lo que le ha dicho! Era la primera vez que oíamos eso en catalán.

·

 

¿Te ha gustado esta entrevista?

Puedes ayudarnos a seguir trabajando

Donación única Quiero ser socia



manos

Página anterior 1 2

 
 

Etiquetas

, , ,

Artículos relacionados

Acerca del autor

Alejandro Luque

@atoluque

Periodista y escritor (Cádiz, 1974). Vive en Sevilla.
Tras trabajar en la...

Llucia Ramis
 
 

0 Comentarios

Sé el primero en dejar un comentario.

 
 

Deja un comentario