Exilio

Hamid Barole Abdu

 

Como si fuera clandestino

Hamid Barole Abdu | Foto tomada de internet / sin fuente

Sostiene que nunca fue inmigrante ilegal, pero que para el caso da lo mismo. Si uno es negro, no importa gran cosa si uno es poeta con los papeles en regla o mantero. “Como evitar que en la playa te confundan con un vendedor de mecheros” es precisamente el título de un artículo con el que Hamid Barole Abdu (Asmara, 1952) removió ciertas conciencias en Italia, país donde vive desde 1974, inmerso en proyectos de cine, verso, teatro y prosa.

Entre las numerosas obras que Barole Abdu ha publicado desde 1986 en su país de acogida destacan los poemarios Sueños y pesadillas de un clandestino (2001), Enterrad mi piel en África (2005) o  El vuelo de Mohamed (2010). Subrayan – al igual que alguna antología de poesía ugandesa, que coordinó – el fuerte vínculo que mantiene el poeta con su continente natal y la problemática de la inmigración. Y eso aunque él, personalmente, ha adoptado el idioma del país que lo alberga: escribe en italiano. Forma parte, así, junto a Amara Lakhous, de lo que sea probablemente una aún poco desarrollada literatura migrante-cosmopolita que – con permiso de la Liga Norte – podrá dotar Italia en el futuro de voces como las que Francia, desde hace décadas, tiene en autores como Tahar Ben Jelloun y, más recientemente, Abdellah Taïa o Leila Slimani. Voces desde la otra orilla.

Porque, y eso no debe olvidarse, aunque Eritrea parece estar un poco abajo en el mapa, no fue la colonización italiana a finales del XIX que vinculó estas tierras al Mediterráneo: lo habían estado de forma ininterrumpida a través del Mar Rojo y el valle del Nilo desde los faraones, desde que el reino de Aksum acuñara monedas griegas, la misión de los monjes coptos de Alejandría, las incursiones portuguesas y la administración otomana. Una África que forma parte del Mediterráneo, aunque a un eritreo en una playa italiana aún se le tome por un vendedor de mecheros.

[Alejandro Luque]

···
Exilio
·
·

El exilio

es un estado de ebriedad

sin vino

un sollozo sin lágrimas

como un río árido

como un árbol seco

en mitad del desierto

un estado de coma

vegetativo

un reloj en la muñeca

con el cristal roto

sin agujas

un caminar ondulante

por una calle sin salida

·

Un baile en un cementerio

de esqueletos insepultos

dormir en estado catatónico

sobre una red oxidada

sin lecho

un trauma

eterno

···············

© Hamid Barole Abdu  |  Traducción del italiano: © Alejandro Luque

 
 
 
 

0 Comentarios

Sé el primero en dejar un comentario.

 
 

Deja un comentario