Inicio /

armenio

 

armenio, hemshinLa familia lingüística armenia constituye una de las nueve ramas indoeuropeas y sólo consta de un idioma, el armenio. Este se ha estandarizado en dos variantes, el armenio oriental y el occidental, pero las diferencias entre ambas no dificultan la comunicación.

El armenio es uno de los idiomas literarios más antiguos de Europa: desde que se creó el alfabeto armenio en el siglo V d.C. se ha utilizado para escribir tratados religioso, epopeyas, poesía…  El armenio clásico, llamado grabar, se mantuvo como lengua escrita hasta el siglo XIX, momento en el que los escritores armenios empezaron a sustituirlo por la variante hablada en la vida cotidiana, llamada asjarhabar.

Este proceso de estandarización del idioma vernácula se produjo a la vez en la Armenia caucásica como entre las importantes comunidades armenias de Estambul, de manera que se cristalizaron dos versiones, hoy llamadas oriental (arevelian) y occidental (arevmtian).  Una reforma de la ortografía durante la época soviética en Armenia diferenció ambas aún más: si el occidental mantiene la tradicional ortografía mashdotsian, mientras que el oriental – excepto entre los armenios de Irán – emplea ahora la simplificada forma abeghian.

La Iglesia Armenia sigue utilizando el grabar como lengua litúrgica.

El armenio se escribe prácticamente siempre utilizando el alfabeto armenio.

El armenio oriental se usa en la República de Armenia, donde es la lengua oficial, en las zonas fronterizas de Georgia y Azerbaiyán y en Irán. El occidental se emplea aún en Estambul y en la mayor parte de la diáspora armenia, dado que estas comunidades son sobre todo oriundas de Anatolia.

Aunque la presencia de armenios en el Mediterráneo Oriental data de antiguo, la diáspora se amplió tras la deportación y el exterminio de casi todas las comunidades armenias en Anatolia Oriental por parte del gobierno del Imperio Otomano en 1915; en estas décadas se crearon importantes comunidades armenias en Siria, Líbano, Jordania, Iraq, Egipto…. así como en Europa Occidental y América, sobre todo en Estados Unidos.

En la mayor parte de los países no existen censos específicos que permitan conocer el número de hablantes del armenio y las cifras disponibles suelen hacer referencia a los fieles registrados por las dos Iglesias armenias, la ortodoxa y la católica. Aunque en la diáspora todos los armenios son al menos bilingües, preservar la lengua es una de las prioridades para quienes se sienten armenios, y en casi todas las comunidades se encuentran colegios, centros culturales o prensa local en el idioma materno. Sólo en Jordania existen mayores comunidades que se identifican como descendientes de armenios pero sólo hablan árabe.

El bloque compacto del armenio oriental cuenta con algo más de 3,5 millones de hablantes: 3,1 en Armenia, 140.000 en el territorio de Nagorno-Karabaj (Azerbaiyán), unos 250.000 en el Georgia, repartidos entre la capital, Tiflis, y la región fronteriza del sur, y unos 45.000 en Abjazia. A eso se añade Irán, donde la Iglesia Armenia cifraba sus seguidores en 150.000 almas en el año 2000, aunque desde entonces decenas de miles han emigrado a Armenia y estimaciones modernas hablan de 70.000 a 90.000 personas.  Concentrada en Teherán, Isfahan y las regiones cercanas a la frontera con Armenia, esta comunidad tiene reservada dos escaños en el Parlamento.

Entre los países de la diáspora, adscritos al armenio occidental, destaca Líbano, con unos 200.000 miembros, la comunidad más importante de toda la región mediterránea.  Siria, con alrededor de 150.000 armenios, es otro país donde esta lengua sigue viva y forma parte del mosaico cultural, mientras que las comunidades en los países vecinos son mucho menores: se estima que la comunidad de Iraq alcanza unas 40.000 personas, las de Jordania, Egipto e Israel unos 5.000 cada una – uno de los cuatro barrios tradicionales de la ciudad antigua de Jerusalén es el armenio – y 2.000 en Chipre. Grecia con 30.000 y Bulgaria con 20.000 armenios, Ucrania con 100.000 y Rusia con 1,2 millones tienen aún grandes comunidades. También es muy influyente la diáspora armenia de Francia, que se estima en casi medio millón de personas.

En Turquía,  la comunidad apenas es un minúsculo fragmento de lo que fue hace un siglo. Según cifras oficiales hay unos 60.000 armenios en Estambul, con 17 colegios y tres periódicos en armenio. En el extremo sur, el pueblo de Vakifli en la provincia de Hatay, conserva aún un centenar de habitantes.

En este censo no se incluyen los hablantes del hemshin, homshetsi o homshetsma, una variante arcaica del armenio aislada e influida por el turco y el laz, que se habla aún en algunos pueblos de Hopa, en la provincia de Artvin, en la frontera georgiana (las comunidades del distrito de Hemshin en la vecina provincia de Rize, en cambio, han adoptado ya el turco, si bien conservan una cultura similar). Se estima que hay aún 40.000 hablantes de esta lengua, que sólo recientemente se ha empezado a escribir, utilizando el alfabeto latino habitual en Turquía. Se asegura que otra comunidad de hablantes del hemshin vive en Graga, en el noroeste de Abjazia, y una tercera en Stavropol, en la región homónima rusa al norte del Cáucaso. Debido a su aislamiento, una comunicación entre el hemshin y el armenio no es fácil.

 
 
 

3 comentarios

  1. Maximiliano Delanian dice:

    Muy buen artículo, gracias!

  2. Parkew dice:

    Muy buen articulo, Armenia tiene muchos secretos por descubrir, yo soy de Algeciras y soy Armenio , gracias y saludos a todos.

  3. Angie tamayo dice:

    Gracias, muy bueno

 
 

Deja un comentario