Bodas forzadas

 

Sorry, this entry is only available in European Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

opinion

Casablanca | 2007

 

[Continuación de la columna Bodas prematuras]

Una vez mayores de edad, los jóvenes insisten cada vez más en elegir ellos mismos a su cónyuge. Desde la reforma de 2004, el Código de la familia permite a toda persona mayor de edad casarse sin necesidad de un ‘tutor’ de la familia. En 2006, 60.095 mujeres se han casado sin ‘tutor’, frente a 49.175 en 2005. Pero los matrimonios forzados siguen existiendo. En las familias en las que los hombres son autoritarios, la decisión no se puede recurrir. No se le puede contradecir al abuelo, al tío, al hermano. “Fue mi abuelo quien me dio en matrimonio. Mi padre no pudo oponerse”, dice una profesora de colegio de 24 años.

Esto afecta sobre todo a las chicas sin actividad profesional. El testimonio de una madre: “Mi hija no trabaja. A sus 23 años, rechaza casarse. La hemos obligado. Si la chica trabajara, podría aplazar su boda para ayudar a su familia”. Lo cual no quiere decir que se les ahorre esto a las que sí trabajan. “Me acaban de casar a los 26 años, con un hombre de 42. No he podido oponerme a mi padre, por miedo a sufrir su violencia”, dice Amina, jefa de un taller.

“Nuestra cultura no acepta a las mujeres sin marido. A una casada se le respeta”

El matrimonio es un destino: “La chica está hecha para casarse”. Es una protección contra el deshonor: “Una chica debe estar bajo la tutela de un hombre. Estar soltera amenaza la reputación de la familia”. Confiere un estatus de valor: “Nuestra cultura no acepta a las mujeres sin marido. A una casada se le respeta”. Es una promoción social para una sociedad que considera al marido el alimenta a la familia: “La niña vive con estrecheces en casa de sus padres. Casada vivirá mejor”. Es una protección frente a la mirada de los demás. “Una chica soltera es una vergüenza para su familia. La van señalando”.

Cuanto mayor se hace, más se arriesga a que la fuercen. Si bien la edad media del matrimonio para las mujeres se sitúa hoy en los 30 años, las familias desean que sus hijas se casen todas antes de cumplir los 25. Flota en el aire la amenaza de la bayra (solterona): “Cuando una chica supera los 25, ya no debe rechazar a un pretendiente en condiciones”. Cuanto más se acerca a los 40, más poroso se vuelve el criterio de un “buen pretendiente”: “A partir de los 35, ella debe aceptar al primero que llegue. Ya no tiene derecho a elegir”, dice una madre.

“Mi padre debía 3.000 € a un proveedor. Aceptó casarme con él a cambio de esa suma”

Pueden forzar a la chica como medida disciplinaria: “Mi hermana se convertía en una revoltosa. Quería parecerse a las chicas libertinas. La casamos”. Otras, el nivel socioeconómico es el único criterio. Ghizlane, 25 años: “Mi madre solo pensaba en el dinero. Yo nací en la ciudad y me obligaron a casarme con un hombre rico, que vivía en el campo, que ya estaba casado y que tenía 25 años más que yo”.

¡Cuántos matrimonios forzados de menores de edad tienen motivos económicos! “Mi padre debía 32000 dirham (3.000 euros) a un proveedor. Aceptó casarme con él a cambio de esa suma”. ¿Un caso excepcional? No tanto como nos gustaría pensar. Es también lo que le pasó a una joven, encarcelada en Casablanca, casada por su padre a cambio del dinero destinado a construir la vivienda paterna. La enlace se celebró cuando ella era menor de edad. Durante la noche de bodas, el marido intentó violarla. Ella lo rechazó con tal violencia que él se cayó y se rompió la crisma. Murió a consecuencia del golpe y la niña fue condenada a la cadena perpetua. Se han interpuesto recursos para modificar la sentencia, considerando que se trataba de un caso de legítima defensa, dado que ella era menor de edad.

1 2 3 4Página siguiente

 
 

About the author

Soumaya Naamane Guessous
Socióloga. Vive en Casablanca, donde trabaja en la Universidad Hassan II.
Doctorada en París, Naamane Guessous...

Tags

, ,

Related Posts

Bodas forzadas
 
 

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

 
 

Leave a Comment