Aquí tiene la cuenta

 

Désolé, cet article est seulement disponible en Espagnol Européen. Pour le confort de l’utilisateur, le contenu est affiché ci-dessous dans une autre langue. Vous pouvez cliquer le lien pour changer de langue active.

saadawi-cero
Nawal Saadawi
Mujer en punto cero

Género: Novela
Editorial: Capitán Swing
Páginas: 136
ISBN: 978-84-9464-532-7
Precio: 16 €
Año: 1975 (2017 en esta edición)
Idioma original: árabe
Título original: امرأة عند نقطة الصفر
Traducción (del inglés): Mireia Bofill

 

 

Es uno de los libros fundamentales del último medio siglo. Sí, Mujer en punto cero fue publicado en 1975, es decir hace 42 años, pero no se apresuren: es dudoso que veamos alguno que lo supere en los próximos lustros. No porque no haga falta, tal y como pinta el futuro en Egipto y parte del extranjero. Ni porque no le salgan imitadores, conscientes o inconscientes: este libro ha dejado huella. Pero no sabemos si ya ha nacido alguien capaz de repetir esta figura de esgrima que reparte mandobles precisos en una larga voltereta sobre el escenario, y que no deja títere con cabeza.

Firdaus presenta la factura de su vida a los muchos hombres que la han intentado dominar

Todos están citados al balance y cierre de caja que hace Firdaus, narradora en primera persona, horas antes de que se la lleven a la horca. En este centenar de páginas presenta la factura de su vida a los muchos hombres que la han intentado dominar, que la han intentado poseer, convertir en cosa poseída, desde que era una cría. Se salva el chavalillo de su edad con el que jugaba mientras cuidaban las cabras y se frotaban un poco, como hacen los niños, hasta que ella sentía ese cosquilleo entre las piernas que da tanto placer.

Es la última vez que siente placer. Luego, su madre mandará a una mujer con cuchilla y le cortarán el clítoris. Lo que después le hará durante años el tío, ya poco le importará. Y mucho menos aún, salvo por el asco, lo que le hará el marido con el que la casan, sin pedirle mucha opinión. Podrá tal vez amar a una mujer, pero ¿cómo decirlo?

Esto es una historia como la vivían, en 1975, millones de jóvenes egipcias. Y otras muchas millones de jóvenes de otros países (si bien hay que restar el horror de la ablación si trasladamos la historia al Magreb o a Siria). Y como la viven hoy todavía más: no se hagan ilusiones, las cosas no han ido a mejor en estos 40 años.

Lo que no viven tantos millones de jóvenes es lo que hará Firdaus a continuación: escaparse. Pero entre las que se escapan, muchas vivirán la misma experiencia: que el hombre amable que las saque de la calle y se convierta en su amante pase a ser su carcelero.

Sacará la conclusión, la única lógica: se hará puta. Al menos, así puede ella poner las tarifas

Porque los hombres, casi todos, en Egipto y gran parte del extranjero, son así: quieren una mujer en propiedad. Que sea suya. Se compra, se paga por ella y se tiene. Y Firdaus sacará la conclusión, la única lógica: se hará puta. Al menos, así puede ella poner las tarifas. Así, al menos, puede ser libre de decidir sobre su cuerpo, dentro de los escasos márgenes que le deja la sociedad. Tendrá que alquilar ese cuerpo, sí, pero ya no está en venta. Ella decidirá el cliente, las horas, el dinero. Las cuentas con los hombres, ahora, serán claras.

El dinero puede comprar la libertad. Tanto que Firdaus incluso podrá pagarse un lujo inaudito: abandonar la prostitución y ser una humilde oficinista, con su horario, sus jefes, sus pequeñas humillaciones y sus pequeñas esperanzas. ¿Podríamos tener aquí un happy end? No, porque la novela de Nawal Saadawi no se queda en un recorrido por la opresión social y económica de la mujer. Va más allá: es literatura. Y nos habla, cómo evitarlo, de amor. De enamoramiento, de traición, de decepción, de ese drama que vivimos porque no podemos evitarlo, porque también eso forma parte del mundo en el que nos han educado. A todas.

1 2Página siguiente

 
 

Tags

, , ,

Related Posts

About the author

Ilya U. Topper

@ilyatopper

Periodista (Almería, 1972). Vive en Estambul, donde trabaja para la Agencia Efe.
Criado...

Aquí tiene la cuenta
 
 

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

 
 

Leave a Comment