¿Por qué lo llaman honor?

 

Désolé, cet article est seulement disponible en Espagnol Européen. Pour le confort de l’utilisateur, le contenu est affiché ci-dessous dans une autre langue. Vous pouvez cliquer le lien pour changer de langue active.

Carmelo Sardo, Giuseppe Grassonelli
Malerba. Vida a muerte en Siciliagrassonelli-malerba

Género: Ensayo
Editorial: Malpaso
Páginas: 360
ISBN: 978-84-1642-015-5
Precio: 23,50 €
Año: 2014 (2016 en español)
Idioma original: italiano
Título originalMalerba
Traducción: Nicolás Pastor

Es lo más natural del mundo: imagine que su familia, estando tan tranquila en un bar, es ametrallada sin piedad. Usted, que se gana la vida como tahúr, en lugar de acudir a la policía, trata de obtener un arsenal en el mercado negro, crea su propia banda vengadora y se dedica a eliminar uno a uno a aquellos asesinos. Luego es detenido, pero no dice nada porque no quiere ser un chivato cualquiera, y acata austeramente su sentencia a cadena perpetua. ¿Cómo, que es inverosímil? Ah, perdón, olvidé decir que casi todo ocurre en Sicilia. Allí las cosas se arreglan así, ya saben, la familia Corleone, los sicarios, la omertá… ¿Eh? ¿Tampoco cuela?

Bueno, pues esto es, a gruesos brochazos, lo que nos propone Malerba. Vida a muerte en Sicilia. Un título que suscitó una sonada polémica al alzarse con el premio que lleva el nombre de –nada menos– Leonardo Sciascia. Media Italia se llevó las manos a la cabeza: ¡las memorias de un criminal, obteniendo el galardón que honra la memoria del autor de El día de la lechuza y A cada uno lo suyo! No parecía cualquier cosa.

“Entra” bien. Demasiado bien. Tan bien como se leen las novelas de kiosco, la literatura pulp

Se supo que uno de los miembros del jurado, Gaspare Agnello, dimitió en señal de protesta, lo que no impidió que la controvertida obra arrebatara el triunfo a la finalista Caterina Chinnici, hija de Rocco Chinnici, juez asesinado por la mafia en 1983. La prensa encontró una percha perfecta, los editores su reclamo ideal. Pero, ¿qué hay del libro ganador, valía la pena? Gracias a Malpaso, que se ha encargado de la edición para el mundo hispano, podemos comprobarlo por nosotros mismos.

Lo primero que comprobamos es que Malerba “entra” bien. Demasiado bien. Tan bien como se leen las novelas de kiosco, la literatura pulp más canónica: que pasen cosas todo el rato, que el lector encuentre referencias fácilmente identificables, que a los personajes los muevan impulsos básicos, elementales, como la codicia o la venganza, sin olvidar unas gotas de lujuria.

“El honor. Este sustantivo ha sido y será la causa principal de masacres »

Giuseppe Grassonelli, alias Malerba [Malayerba], con la colaboración del periodista Carmelo Sardo, nos cuenta así su infancia en Porto Empedocle –la patria chica, sálvense las diferencias, de Andrea Camilleri–, las travesuras con sus amigos del pueblo, las rivalidades con los zagales de las localidades vecinas, la rígida pedagogía de los mayores. El chaval crece y emigra a Alemania, concretamente a Hamburgo, para ganarse la vida desplumando a jugadores incautos. La masacre de sus seres queridos se produce durante una visita casual del chico a la isla, momento a partir del cual la narración cambia de tono y de velocidad.

¿Y por qué, si puede saberse, aquella matanza? Malerba da algunas vagas pistas, pero para que no nos perdamos recurre a una clave infalible: el honor. ¡Estamos en Sicilia! “El honor. Este sustantivo ha sido y será la causa principal de masacres entre hombres, mujeres y niños en las tierras sicilianas”. El discurso continúa, con citas de Sciascia e incluso de Nietzsche, pero sigue sin colar. Porque, conforme vamos avanzando en el libro, entendemos que el honor y la venganza son solo excusas parciales.

Más adelante, en un giro admirable, el protagonista nos cuenta que los asesinos de su clan son mafiosos, y se dispone a hacerles frente. He aquí un monólogo sin desperdicio: “¿Pero qué coño te has metido entre ceja y ceja? ¿Combatir a la mafia? ¿Te has vuelto loco? ¡Despierta! Siglos de historia no han conseguido derrotarla y ahora llegas tú y… ¿Qué pretendes hacer?”

1 2Página siguiente

 
 

Tags

, , ,

Related Posts

About the author

Alejandro Luque

@atoluque

Periodista y escritor (Cádiz, 1974). Vive en Sevilla.
Tras trabajar en la...

¿Por qué lo llaman honor?
 
 

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

 
 

Leave a Comment