«Han puesto una democracia solo para sus colegas»

Kemal Kiliçdaroglu

 

Désolé, cet article est seulement disponible en Espagnol Européen. Pour le confort de l’utilisateur, le contenu est affiché ci-dessous dans une autre langue. Vous pouvez cliquer le lien pour changer de langue active.

Kemal Kiliçdaroglu (Julio 2017) | © Ilya U. Topper / Efe

Kemal Kiliçdaroglu (Julio 2017) | © Ilya U. Topper / Efe

Dilovasi (Kocaeli) | Julio 2017

 

Lo han empezado a llamar « Gandhi ». Porque parece incapaz de enfadarse, por las gafas redonditas que lleva siempre y, sobre todo, ahora por la larga marcha que está a punto de terminar: 450 kilómetros a pie, desde Ankara a Estambul. Kemal Kiliçdaroglu, líder de la oposición de Turquía, con toda su fama de burócrata honrado pero gris a cuestas, se ha convertido en una especie de héroe del pueblo.

Kemal Kiliçdaroglu (provincia de Tunceli, Anatolia central, 1948), es desde 2010 el dirigente del Partido Republicano del Pueblo (CHP), el histórico partido socialdemócrata de Turquía, segundo en el Parlamento, con un apoyo siempre alrededor del 28 % de los votos en los últimos años. Y casi equidistante entre el ultranacionalista MHP y el izquierdista HDP, los enemigos jurados del hemiciclo. Durante la marcha por la autovía que conecta Ankara con Estambul, muchos conductores hacen por la ventana la señal de los Lobos Grises, la antigua milicia derechista. Lo entienden como un gesto de respaldo a Kiliçdaroglu y el órdago que ha lanzado contra el presidente, Recep Tayyip Erdogan. Pero en la misma marcha hay también mujeres mayores con el inconfundible pañuelo kurdo que llevan las activistas del HDP.

«Si hace un mes me hubieran dicho que iba a caminar 450 kilómetros de Ankara a Estambul, no me lo habría creído»

Lo que no hay son banderas, salvo la turca, ni pancartas, salvo la palabra Adalet (Justicia). Kiliçdaroglu no ha querido lanzar una marcha partidista, sino en nombre de todos los sectores que se sienten oprimidos. Aunque el motivo fue la condena a 25 años de cárcel de Enis Berberoglu, un diputado del CHP sentenciado por entregar al diario Cumhuriyet videos filtrados por la policía en 2014, que documentaban el envío de armas a Siria, en camiones vigilados por los servicios secretos turcos. El parlamentario cumple condena en la prisión de Maltepe, un barrio en el lado asiático de Estambul. Es el destino final de la caminata de 24 días, que el domingo termina con un multitudinario mitin en la misma zona costera. Tres días antes, durante un descanso en el camino, Kiliçdaroglu ofrece una entrevista.

Ya faltan pocos días para Estambul. ¿Significará la reunión final un gran cambio en la política en Turquía?

Tengo la esperanza de que cambiaremos la política. Fortaleceremos la democracia. Fortaleceremos la Justicia. No quedarán personas [inocentes] en la cárcel. Esto es nuestro deseo. Cuánto de esto podemos hacer realidad lo dirá el tiempo.

¿Cuánta gente participa ahora en la marcha?

Vienen ahora unos diez mil, veinte mil personas durante el día. Hacer una marcha así de 24 días es un milagro. Cuando empezamos era despacito; no pensábamos que iba a haber tanta gente. Esta multitud necesita desde luego cierta atención. Algunos se distribuyen en hoteles, otros, si tienen la casa cerca, se van a casa. Pero al final completaremos los 450 kilómetros. Ahora faltan aún unos 40-50 kilómetros.

¿Ha sido muy duro para usted? No es deportista.

No soy deportista. Si al principio… Si hace un mes alguien me hubiera dicho que iba a caminar 450 kilómetros de Ankara a Estambul, no me lo habría creído. Pero ahora he completado gran parte. Porque hay una decisión, hay una convicción. Si trabajas para tu país, si quieres justicia para 80 millones, si quieres democracia, quieres la igualdad de mujeres y hombres, quieres prensa libre, quieres un país en el que se hable en las universidades, quieres que no haya periodistas en la cárcel, quieres que las autoridades políticas no se metan en la Justicia… pues con este arrojo se caminan 450 kilómetros.

¿Hubo provocaciones, peligros, amenazas en la marcha o transcurre todo tranquila?

«Al proclamar el estado de emergencia, el Parlamento dio un golpe civil y el actor principal de este golpe es Erdogan»

Al principio, al salir de Ankara, hubo varias provocaciones, pero nosotros las resolvimos como manifestantes pacíficos. Nos decían algunos insultos, palabras fuertes, pero no nos cambiaron la idea de hacer una marcha pacífica, todo lo contrario. En este proceso puede haber ataques, sobre todo de parte del Dáesh, ha habido noticias y rumores sobre esto, y el Gobierno, las fuerzas de seguridad, han tomado las medidas necesarias. Pero esto no nos afectará para nada.

En los último años, el CHP ha realizado un trabajo político en el Parlamento pero no en la calle, no en forma de protestas o marchas. ¿Hay una nueva dinámica?

Eso es cierto. La mayor parte de la labor de oposición la hacíamos en el Parlamento. Solo en las elecciones hacíamos mítines. Pero ahora hemos salido a la calle, luchamos, intentamos encontrar un amplio apoyo. En el camino de Ankara a Estambul, hay muchos pueblos, la mayoría ha votado al Gobierno, pero también en estos lugares hemos encontrado a muchos ciudadanos que nos han mostrado simpatía.

La decisión de marchar la tomó de un momento a otro ¿no? No lo planificó mucho…

En Turquía había una atmósfera muy bonita tras el golpe del 15 de julio. Todo el mundo defendía la democracia. Nosotros también. Pero el 20 de julio pasó una cosa: se proclamó el estado de emergencia, y esa decisión salió del Parlamento: le entregó al Gobierno poderes extraordinarios, proclamando el estado de emergencia. Nosotros estábamos en contra. Al proclamar el estado de emergencia, el Parlamento dio un golpe civil y el actor principal de este golpe civil es Erdogan. Ahora puede dirigir Turquía como le da la gana. Controla la Judicatura, controla la legislación, acalla las universidades, envía a la cárcel a diputados y periodistas. Y nosotros marchamos contra este golpe civil.

1 2Página siguiente

 
 

Tags

,

Related Posts

About the author

Ilya U. Topper

@ilyatopper

Periodista (Almería, 1972). Vive en Estambul, donde trabaja para la Agencia Efe.
Criado...

Kemal Kiliçdaroglu
 
 

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

 
 

Leave a Comment