Simone Veil, heroína francesa

 

Ci spiace, ma questo articolo è disponibile soltanto in Spagnolo Europeo. Per ragioni di convenienza del visitatore, il contenuto è mostrato sotto nella lingua alternativa. Puoi cliccare sul link per cambiare la lingua attiva.

opinion

 

 

Simone Veil, figura política francesa, murió el día 30 de junio 2017, a pocos días de cumplir 90 años, padeciendo enfermedad de Alzheimer.

Los homenajes han sido unánimes, con entierro de Estado. Y es que Simone Veil era una de las personalidades preferidas de los franceses.

¿Por qué? Antes que nada, por haber dado su nombre a la ley de despenalización del aborto, que como ministra de Salud presentó y defendió ante el Parlamento en enero de 1975. La ley fue aprobada tras días y noches de dura batalla en la Cámara, donde Veil soportó insultos machistas y fue incluso tildada de nazi.

Y es que era judía, superviviente del campo de exterminio de Auschwitz adonde fue deportada con 16 años. Toda su larga vida se sintió unida a esos millones de judías y judíos asfixiados e incinerados allí y a sus compañeras que, con sus padres, murieron de enfermad, hambre, malos tratos y cansancio ante sus ojos: nunca, decía, dejaron de estar presente en su mente. Por eso, atea proclamada, pidió que en su entierro se cante el kadish, plegaria para los muertos… y que cantó una mujer rabino liberal.

 Simone Veil ha simbolizado la exigencia de laicidad como base de la República francesa

Elegida a la Academia francesa en 2008, hizo grabar sobre su espada ceremonial el lema republicano “Libertad, Igualdad, Fraternidad” junto con el número 78651, su número de prisionera tatuado sobre su brazo.

Simone Veil fue en 1974 la segunda mujer de la Historia en ser nombrada ministra de primera fila en un gobierno francés. Cuando subió a la tribuna del Parlamento para defender la despenalización del aborto, se convirtió en la máxima figura nacional de la exigencia de igualdad de las mujeres, el derecho a trabajar y a ocupar cargos como los hombres, el derecho a disponer libremente de su cuerpo.

Mientras la Iglesia católica pretendía a voz alta mantener un “orden moral” opuesto a las libertades de las mujeres, Simone Veil ha simbolizado la exigencia de laicidad como base de la República francesa.

Artículos biográficos publicados después de su muerte han dado a conocer nuevos aspectos de su actuación de gran nobleza, en la dura época de la guerra de independencia de Argelia, cuando era directora de las cárceles francesas. En aquellos tiempos revueltos, cuando De Gaulle volvió al poder, Veil actuó con determinación para trasladar a Francia a las mujeres militantes independentistas prisioneras, salvándolas de las violaciones y malos tratos que sufrían en las cárceles de Argelia a manos del ejército. Dilató a más no poder los procedimientos judiciales de los cientos de militantes argelinos condenados a muerte por tribunales militares, para salvarlos de la guillotina. Ayudó a conseguir para los activistas encarcelados y en huelga de hambre el reconocimiento oficial de su condición de presos políticos.

La legalización del aborto, fruto del activismo feminista, fue propuesta por un gobierno de derechas

Siendo ministra de Asuntos Sociales y Salud de 1993 a 1995, visitaba cada semana a los enfermos terminales de SIDA en un hospital parisino, sin foto ni tele ni prensa y sin que se hiciera público.

En 2013 se vio a Simone Veil en la calle, saludando al pie de su casa a manifestantes opuestos al matrimonio homosexual. Pero su enfermedad de Alzheimer estaba ya muy avanzada, por lo cual tal gesto fue una manipulación. La verdad es que, preguntada años antes sobre la homosexualidad, habló de Auschwitz: “Cuando había relaciones homosexuales, pues muy bien. Eso demostraba que algo quedaba de amor, de humanidad.” A un periodista que le preguntó qué haría si su hijo tuviese a un hombre de pareja, contestó que lo invitaría a cenar.

Aquí tenemos a nuestra heroína francesa.

De derechas

¿Qué más decir? Pues que era de derechas. Burguesa y de derechas.

Jueza de profesión, fue ministra de Salud de 1974 a 1979, siendo presidente de la República el derechista Valery Giscard d’Estaing, en el gobierno de Jacques Chirac y después en el de Raymond Barre, entonces gran iniciador de las políticas de recortes y austeridad en Francia. Es decir: la ley de legalización del aborto, fruto de años de activismo feminista, fue propuesta por un gobierno de derechas.

De ser española, Simone Veil no hubiera sido Irene Montero. Se le hubiera visto en UCD, en el PP, en UPyD, en Ciudadanos….

Veil encabezó la candidatura de la derecha “centrista” de Giscard en la primera elección al Parlamento Europeo en 1979, ganando con un 27,6% frente al 23,5% de la lista socialista llevada por Mitterrand (que ganaría las elecciones presidenciales dos años después). Fue elegida presidenta del Parlamento Europeo frente al candidato socialista, y defendió en ese Parlamento la integración europea y las políticas económicas liberales.

Volvió al gobierno de 1993 a 1995 como ministra de Estado, es decir primera vicepresidenta del gobierno del derechista Édouard Balladur, otro gran partidario de las políticas ultraliberales de ajustes y recortes.

Miembro del Consejo constitucional de 1998 a 2007, defendió el Sí al referéndum sobre la Constitución europea (el No ganó de forma abrumadora). En 2007, arropó la candidatura del derechista Nicolas Sarkozy a las elecciones presidenciales.

De ser española, Simone Veil no hubiera sido Irene Montero. Se le hubiera visto en UCD, en el PP, en UPyD, en Ciudadanos… ¿Cómo puede ser?

Su trayectoria no encaja con las representaciones que se han impuesto hoy en el ámbito político-social: si defiendes a los derechos de las mujeres y de los homosexuales eres de izquierda, y si no compartes todas las reivindicaciones LGTB formuladas por los movimientos que pretenden representar a esas identidades, entonces eres de derechas y puede que hasta fascista.

1 2 3Página siguiente

 
 

About the author

Alberto Arricruz

@Alberto03021962

(Paris, 1962) Hijo de emigrantes sevillanos, trabaja en Francia de funcionario en cuestiones...

Tags

, , ,

Related Posts

Simone Veil, heroína francesa
 
 

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

 
 

Leave a Comment