tamazigh

 

tamazighEl tamazigh es la rama más difundida de las lenguas bereberes: tiene alrededor de 18 millones de hablantes, aunque se trata de una estimación somera: no existen cifras oficiales de hablantes del bereber en los países del Magreb. Aunque la clasificación de las hablas bereberes es objeto de controversia, nos inclinamos a considerar el tamazigh como un idioma único, que agrupa prácticamente todas las variantes bereberes, salvo el tamasheq de los tuareg, el siwi egipcio y el zenaga mauritano. (Otorgamos al cabilio o taqbailit un espacio aparte: no tanto por haber desarrollado ciertas características fonéticas diferentes sino sobre todo por su marcado contexto sociocultural propio).

Un esquema simplificado propone una división en tres grupos de dialectos:

– la del Atlas, que reúne al tachelhit y tamazight
–  el cabilio o taqbailit de la Cabilia argelina.
–  el zenata, que agrupa el tarifit o rifeño del norte marroquí con el chenua al oeste de Argel, el chauia o tachauit en el Aurés, el habla del Mzab, el chelha de la isla tunecina de Yerba y varios pueblos de las provincias vecinas, el habla de Ghadamés y el los Montes Nafusa en Libia….

Pero la clasificación de las variantes en Argelia, Túnez y Libia como “zenata”, es problemática. En algunos casos se agrupan todos menos el cabilio, el chaouia y el chenoua – este último cercano al tarifit – en un “bereber del desierto”, en otros se une el muy arcaico habla de Ghadamés con la rama oriental, es decir el siwí.

Es frecuente considerar todas estas hablas como lenguas diferentes, pero pese a tener todas ciertos rasgos fonéticos distintivos, normalmente menores, todas comparten unas características gramaticales y un vocabulario básico casi inmutable, de manera que la comunicación es posible entre prácticamente todas las ramas sin mayores dificultades.

Un estudio publicado en 2006 basado en una lista de 100 palabras muestra que el tachelhit marroquí y el tamazigh de la isla tunecina de Yerba comparten el 65% del vocabulario, pero muestra incluso diferencias del 15% entre dos variantes del sur de Túnez, algo que no indica tanto una diferencia idiomática como la existencia de un vocabulario rico, que admite varias raíces para el mismo concepto (ixf / agayu, comparable a ‘cabeza / testa’), ambas conocidas en todas las regiones.

La tendencia a considerar el tamazigh como un único idioma se refleja también en las Constituciones de Argelia y Marruecos que reconocen “el tamazight” “en todas sus variantes lingüísticas” (en Argelia) y “el amazighe”  (en Marruecos, usando el neologismo francés derivado del árabe amazighí) como “lengua nacional”.

Esta opción se fundamenta en la actual experiencia de Marruecos: tradicionalmente se clasificaban tres lenguas bereberes en este país: el tachelhit del Alto Atlas, el muy similar tamazight del Medio Atlas (que escribimos con -t final, para diferenciarlo del término genérico tamazigh, al que damos una ortografía simplificada) y el tarifit en la costa mediterránea, netamente distinto de los dos anteriores. A inicios del siglo XXI, las instituciones oficiales marroquíes elaboraron una versión tamazigh estándar que toma en cuenta el vocabulario y las formas gramaticales de todos los hablantes marroquíes. Esta variante común se emplea desde 2004 en la enseñanza escolar y en la prensa.

En las emisiones radiofónicas en tamazigh, cada corresponsal se expresa en su habla local, sin que ello impida la comprensión del noticiario. En consecuencia, hoy se pueden clasificar todas las variantes habladas en Marruecos como un único idioma.

Las cifras sobre el número de hablantes ofrecidos en el mapa son estimaciones, dificultadas por el bilingüismo de muchas comunidades y el éxodo rural, que traslada a familias bereberes a las grandes ciudades, donde se integran en un entorno arabófono. Pero tanto en la capital Argel como en todas las ciudades marroquíes, especialmente en Casablanca, numerosas familias mantienen el idioma tamazigh. Diferente es la situación en Túnez donde quedan muy pocos jóvenes que saben emplear correctamente la lengua.

Reconocimiento

Marruecos

Durante décadas, el tamazigh fue estigmatizado como ‘dialecto inculto’ e incluso sometido a cierta persecución en Marruecos. En consecuencia, muchos bereberes se expresan en árabe en público y no hay censos fiables.  Desde la reivindicación pública de esta lengua en los años noventa y su gradual introducción en los colegios a partir de 2004, el proceso de asimilación al entorno árabe se ha frenado e incluso empieza a revertir. En ciudades como Agadir, con neta mayoría bereber, los residentes arabófonos empiezan a aprender tamazigh. Sólo en 2011, el tamazigh fue reconocido como “una lengua oficial del Estado y patrimonio común de todos los marroquíes” por la Constitución marroquí, aunque el árabe “permanece la lengua oficial” (Art. 5).

Argelia

En Argelia, el tamazigh, principalmente en su variante taqbailit, se empezó a enseñar como optativa en los colegios en 1995. En los años siguientes hubo clases en 16 provincias, casi todas en Cabilia y alrededores, pero este proceso se estancó y en 2010 apenas se ofrecía en diez de las 48 provincias del país, sin que el número de alumnos aumentase. En 2002, una enmienda constitucional reconoció que “el tamazight es también lengua nacional”, sin tocar el árabe  como “lengua nacional y oficial”, pero obligaba al Estado “trabajar para la promoción y el desarrollo de todas las variedades lingüisticas que se emplean en el territorio nacional” (Art. 3 bis). En 2015 , las autoridades prometieron ampliar la enseñanza a 20 provincias.

Túnez

En Túnez, el tamazigh no goza de reconocimiento ni se ofrece en los colegios.

España

En la ciudad de Melilla, alrededor de la mitad de la población, lo que sumaría unas 40.000 personas, habla tamazigh – en concreto, la variante tarifit – pero la lengua no está reconocida oficialmente. Eso sí, en 2010, los presupuestos de esta ciudad autónoma española incluyeron en 2010 por primera vez una partida de 50.000 euros para la promoción del tamazigh, existe un telediario municipal en este idioma y el Ayuntamiento ofrece oportunidades de enseñanza.

Escritura

El tamazigh se escribe hoy con tres sistemas de caracteres diferentes: el alfabeto árabe, tradicionalmente dominante en la región habitada por bereberes, pero poco apto para reflejar las estructuras de su lengua dado que no permite expresar bien las vocales, el latino, introducido tras la colonización francesa en el siglo XIX y más versátil, y el tifinagh. El tifinagh, un antiguo abecedario, conservado como grafía ritual entre los tuareg y modernizado por lingüistas de Cabilia, fue adoptado por el sistema de enseñanza marroquí en 2002 como alfabeto estándar para los libros de colegio. Su uso empieza a extenderse aunque aún es muy habitual el empleo del alfabeto latino, más fácil de utilizar en el contexto de internet y correo electrónico.

Los caracteres árabes se utilizan aún en algunas publicaciones marroquíes con la intención de alcanzar un mayor número de lectores pero es previsible que su uso sea abandonado paulatinamente. En Argelia hay material escolar tanto en grafía latina como en árabe, y no está claro cuál se impondrá oficialmente, aunque en Cabilia, aparte del uso simbólico del tifinagh, los caracteres latinos son, desde hace décadas, las únicas empleadas.

 
 
 

2 comentarios

  1. […] de Satanás”, además de “un engendro del colonialismo para dividir Libia”. El uso del tamazight, su lengua, así como todo nombre no árabe quedaron […]

 
 

Deja un comentario