La fortuna ilegal de los Yanukovich

Publicado por

Daniel Iriarte

@Danieliriarteo

Periodista y cineasta documental (Zaragoza, 1980). Vive en Madrid, donde trabaja en la sección internacional del diario El Confidencial , después de una década como corresponsal en Asia y el Mediterráneo, los últimos cinco años en Turquía.

Publicado el 31 Ene 2014

Publicidad

Barricada en Kiev (Diciembre 2013)  | © Daniel Iriarte
Barricada en Kiev (Diciembre 2013) | © Daniel Iriarte

“¿Sabías que nuestro presidente es un ladrón?”, nos dice Volodya, un asesor de riesgos financieros en una importante entidad bancaria de Ucrania. “Le condenaron a los diecisiete años por robar un gorro de piel, y dos años después por un atraco. Pero en torno a un año y medio antes de las elecciones de 2004, se supo que su expediente había desaparecido misteriosamente. Alguien, probablemente el KGB, le ayudó en su carrera política, eliminando toda documentación contra él”, explica a MSur.

Volodya –cuyo nombre es ficticio, por motivos obvios- se refiere al presidente de Ucrania, Victor Yanukovich, a quien la oposición acusa de prácticas corruptas, uso abusivo de los recursos estatales y enriquecimiento ilícito. La comprometedora historia sobre el pasado criminal de Yanukovich nos la confirma posteriormente el Centro de Acción Anticorrupción, una ONG que estos días lidera una campaña para que la Unión Europea y los EE.UU. congelen sus activos bancarios y los de su entorno cercano, al considerar que existen suficientes indicios para sospechar un origen oscuro de dichos fondos.

“Nos hemos dado cuenta de que existe un marco claro de blanqueo de dinero a través de la inversión en compañías en el extranjero, la mayoría basadas en la Unión Europea, del que el presidente de Ucrania es el beneficiario”, dice Daria Kaleniuk, directora del Centro de Acción Anticorrupción. “Lo más probable es que esté abusando de su poder para disfrutar de este estilo de vida”, indica.

El Centro de Acción Anticorrupción ha documentado operaciones financieras que apuntan a un probable blanqueo

A pesar de su cautela en la formulación de estas acusaciones, la ONG cuenta con abundantes pruebas para respaldarlas. En su página web detallan varios casos en los que el presidente Yanukovich ha pagado sumas desproporcionadas por inmuebles cuyo precio de mercado es muy inferior al desembolsado –lo que apunta a posibles operaciones de blanqueo-, o bien es el único beneficiario de propiedades cuyo dueño nominal es otra persona, incluyendo la antigua residencia presidencial de Mezhygirrya.

«El escritor más exitoso de Europa»

Por ejemplo, la venta de su apartamento en Kiev a su socio de partido, el parlamentario Sergey Kluyev, le reportó la desorbitada cifra de 7 millones de dólares. El presidente declaró otros 4,56 millones de dólares de ingresos pagados por una editorial de su ciudad natal, Donetsk, que no publica nada (en realidad, los cinco libros escritos por Yanukovich han aparecido en otros sellos editoriales). Si este pago es cierto, Yanukovich es “el escritor más exitoso de Ucrania y Europa”, indican con ironía desde el Centro de Acción Anticorrupción.

Según la revista Forbes, la fortuna de Oleksandr Yanukovich ha pasado de 7 a 510 millones en apenas tres años

Aún más espectacular es la trayectoria de su hijo, Oleksandr Yanukovich, propietario del Banco Ucraniano de Desarrollo y del consorcio Mako Holding. La interacción entre ambos organismos le ha permitido incrementar su capital en más de un siete mil por cien entre 2010 y 2013, los años en los que su padre ha ocupado el sillón presidencial. Según la revista Forbes, su fortuna ha pasado de 7 a 510 millones en dicho período. “Y esto es solo lo que podemos demostrar con documentos. Creemos que la cifra real es superior”, comenta Halyna Senyk, directora ejecutiva de la organización anticorrupción PERPWATCH, que colabora en la campaña por la congelación de los activos de los Yanukovich.

Pero muchos empresarios poderosos, hasta ahora partidarios de su gobierno, han comenzado a abandonarle, preocupados por la caída de la bolsa (más de un 12 por ciento durante 2013) y la bajada en los ratings de las agencias de crédito. Algunos se han pasado directamente a la oposición, como el empresario del chocolate y la moda Petro Poroshenko, quien en noviembre se unió a los acampados en la Plaza de la Independencia de Kiev.

“Al presidente Yanukovich se le percibe ampliamente como unido a los oligarcas ucranianos. Al principio esto era cierto, pero tras convertirse en presidente en 2010, rápidamente concentró no sólo el poder sino también la riqueza en manos de su familia, lo que ha puesto a los grandes empresarios en su contra”, asegura el especialista en Ucrania Anders Aslund, del Instituto Peterson de Economía Internacional. “Los oligarcas supervivientes ven ahora a Yanukovich como la principal amenaza para su supervivencia”, comenta.

“Cuando fue elegido en febrero de 2010, Yanukovich contaba con el apoyo de la mayoría de los grandes empresarios. Rápidamente formó un gobierno que representaba, según mi recuento, a nueve diferentes grupos empresariales. Pero a través de una rápida serie de cambios gubernamentales, ha reducido este número a dos”, comenta Aslund.

La economía y los puestos clave los controla “la Familia”, los parientes y empresarios cercanos a Yanukovich

Ahora, la economía y los puestos claves de la administración, incluyendo el Ministerio del Interior, los controlan lo que en Ucrania todo el mundo llama “la Familia”, los parientes y empresarios cercanos a los Yanukovich, en su mayoría originarios también de Donetsk. “Jóvenes empresarios han estado comprando empresas una detrás de otra. Estas ventas han sido descritas como no demasiado voluntarias, dado el control de ‘la familia’ de las fuerzas de seguridad, los tribunales y las autoridades financieras. Se han expandido en la industria pesada tradicional, los medios de comunicación y la banca”, dice Aslund.

“Es muy probable que muchos oligarcas estén ya contra Yanukovich. Sienten que el presidente está tratando constantemente de hacerse con más y más. Ya no lo pueden controlar, y están asustados”, dice Kaleniuk. “Se está produciendo una especie de conflicto entre el partido gobernante y el sistema corrupto de los oligarcas”, comenta.

Peor que los países vecinos

“El nivel de corrupción en Ucrania es increíble, y los ucranianos se dan cuenta. Viajan a los países vecinos, a Polonia, a Hungría, incluso a Bulgaria o a Bielorrusia, y ven que allí la gente, trabajando, puede prosperar, mientras que aquí es imposible”, afirma Volodya. “La corrupción se ve en cosas como el estado de las carreteras, que fuera de Kiev y Lviv son practicamente inexistentes”, asegura. Algo que el presidente podría resolver… para su propio beneficio: tal y como revelaron en noviembre los reporteros de investigación de la publicación “Nashigroshi”, el gobierno ha aprobado una partida de 2,45 millones de grivnas (unos 24 millones de euros) para reparar las carreteras que conectan la ciudad de Kiev con las localidades donde se encuentran las diferentes propiedades inmobiliarias presidenciales.

“El imperio comercial de los Yanukovich está ligado al sistema financiero occidental. Sin eso, no podría existir”, afirma Kaleniuk. “Estas transacciones se hacen a través de bancos extranjeros. Por ello, los bancos europeos deberían abstenerse de participar en operaciones bajo sospecha de blanqueo de dinero, puesto que suponen un gran riesgo para ellos”, asegura. “Hay indicios suficientes como para iniciar una investigación y, mientras tanto, congelar los activos de los Yanukovich. Los bancos europeos deben cumplir con sus obligaciones”, añade Senyk.

«Si la UE aplica sus propias políticas de transparencia, podremos prevenir futuros abusos», dice una activista anticorrupción

Les preguntamos a estas activistas si creen que su campaña tendrá éxito. “Eso pensamos. Ha habido otros presidentes, como Augusto Pinochet o Teodoro Obiang, cuyas prácticas escandalosas provocaron la intervención de sus cuentas en Europa. Creemos que si la Unión Europea aplica sus propias políticas de transparencia, podremos prevenir futuros abusos”, dice Senyk.

“No hemos recibido amenazas físicas, aunque en la última semana hemos tenido que cambiar el servidor de nuestra web cuatro veces, por ataques informáticos”, comenta Kaleniuk. “Pero tenemos que hablar ahora. De lo contrario, seremos intimidados, incluso juzgados. Hay que cambiar las reglas del juego, y Ucrania debe librarse de Yanukovich”.

¿Te ha interesado este reportaje?

Puedes ayudarnos a seguir trabajando

Donación únicaQuiero ser socia



manos

Post relacionados

8 comentarios en “La fortuna ilegal de los Yanukovich

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *