Dionisio González

 

Venecia, nostalgia de lo imposible

Casi todas las grandes capitales europeas se debaten en el mismo dilema: ¿cómo conservar su esplendor evitando fosilizarse, cómo seguir siendo lo que fueron y al mismo tiempo mantenerse vivas? A pesar de las claras instrucciones de la Unesco al respecto, algunas ciudades siguen resistiéndose a cambiar. Entre las más tenaces se encuentra sin duda Venecia, ese museo a cielo a cielo abierto en cuyos canales se reflejan desde hace siglos las mismas fachadas, las mismas cúpulas, sin apenas concesiones a lo nuevo. Muchos arquitectos han soñado con dejar su impronta allí: sus ideas casi siempre han seguido siendo sueños.

Dionisio González, gijonés de 1965 afincado desde hace algunos años en Sevilla, ha querido inspirarse en esos proyectos de renovación frustrados, algunos acreditados por arquitectos de fama mundial, para mostrar en la serie Las horas claras (2011) la Venecia que nadie ha visto. Concebidas para la exposición Real Venice que formó parte de la 54ª Bienal de Arte, estas imágenes entrañan una denuncia de los riesgos de convertir nuestras mejores urbes en una suerte de parque temático, dando la espalda a sus habitantes, y al mismo tiempo poseen una encantadora carga de provocación.

“Con frecuencia me pregunto si Venecia contiene suficiente nostalgia. ¿Es capaz de lamentarse por todo lo que fue y lo que desde hace tiempo ya no es, por lo que podría haber sido y probablemente nunca será?”. Estas palabras de Predrag Matvejević, que parecen escritas como pórtico de los trabajos de González, demuestran que la cuestión viene de lejos. Pero difícilmente sospecharía el sabio croata que el arte pudiera ser una cura contra la inmovilidad. Y un modo, también, de pensar todas las venecias posibles.

[Alejandro Luque]

La serie veneciana de Dionisio González forma parte de la muestra Around, que actualmente se expone en el Casino de la Exposición de Sevilla, y en septiembre viajará a Madrid  

 
 
 
 

0 Comentarios

Sé el primero en dejar un comentario.

 
 

Deja un comentario