Camino de la República Padana

 

opinion

 

El independentismo catalán lleva tiempo intentando desmarcarse de la Liga Norte a pesar de que la Liga Norte ha sido desde siempre uno de los principales apoyos europeos del independentismo catalán. No preocupa solo guardar distancias frente a un movimiento excesivo, de tintes xenófobos y retórica incendiaria. Se trata también de evitar que se dibujen paralelismos entre el Procés y la espectacular astracanada que protagonizaron Umberto Bossi y sus chicos a finales de los años 90. Eliminando las barreras culturales (la predisposición española a la tragedia y la predisposición italiana a la comedia) el espejo refleja una imagen cada vez más parecida.

Recordemos que Umberto Bossi proclamó la independencia en Venecia, un 15 de septiembre de 1996 (ver vídeo adjunto). Lo hizo en un discurso más teatral y directo que el de Puigdemont, pero con herramientas y argumentos parecidos. Compareció enardecido ante miles de manifestantes envueltos en banderas y acabó “declarando solemnemente” que “la Padania es una República Federal independiente y soberana por la cual ofreceremos nuestras vidas y nuestras fortunas y nuestro sagrado honor” haciendo uso del “derecho natural de autodeterminación”.

Los padanos dejaban atrás  “opresión colonial, explotación económica y violencia moral”

Bossi dijo aquel día que los padanos dejaban atrás (¡por fin!) “una historia de opresión colonial, de explotación económica y violencia moral”. Que lo hacían porque “no les quedaba otra posibilidad” que irse del “estado italiano” que había “ocupado sistemáticamente en el tiempo a través de su aparato burocrático el sistema económico y social de la Padania” y se había esforzado por “suprimir las lenguas y la identidad cultural de la Padania a través de la colonización”.

Frente a “Roma ladrona”, “Roma corrupta” y “Roma mafiosa”, la Padania libre e independiente iba a ser, prometió, “un referente para los pueblos de Europa” que tendrá “una contribución definitiva” en la historia del continente.

Aunque en diferente orden, en un mundo analógico y sin el respaldo de un gobierno autonómico con casi todas las competencias transferidas, la Liga Norte quemó las mismas etapas que el soberanismo catalán en un lapso de tiempo parecido. Un año después de declarar la independencia, celebraron un referéndum sin cobertura legal en el que votaron alrededor de cinco millones de personas (ganó el “sí” con un 97 por ciento de los votos). Y al tiempo que radicalizaban su desafío, en los balcones de barrios de inmigración “meridional”, en sitios como Milán, Turín o Pordenone, empezaron a aparecer banderas italianas.

Bossi advirtió que Roma enviaría al “Ejército contra el pueblo”, pero no ocurrió nunca

Ningún país ni ningún partido político reconoció nunca la República Federal de Padania, con la excepción de la Lega dei Ticinesi, una pequeña agrupación suiza de tamaño parecido a los Social Demócratas de Eslovenia, formación que consiguió menos del seis por ciento de los votos en las últimas elecciones de un país de dos millones de habitantes. Y que es, hasta la fecha, el único apoyo en firme que ha tenido la República Catalana.

En Roma nunca terminaron de reaccionar en serio a la amenaza de secesión padana y no pudieron suprimir la autonomía porque no existía. Bossi se quejaba amargamente de ello un año después de fundar la nueva república. “Hemos proclamado la independencia y hemos suspendido el proceso de instauración para esperar una respuesta de Roma y negociar. Nos hemos mantenido expectantes durante un año, pero ellos no han hecho nada, está todo como antes”, lamentaba en otra manifestación multitudinaria en la que también denunció al “estado semipolicial” instalado en Roma y al entonces ministro de Defensa, Beniamino Andreatta, a quien Bossi definió como un “desgraciado” que quería “enviar al Ejército profesional contra el pueblo”. Nada de eso ocurrió nunca.

1 2Página siguiente

 
 

Acerca del autor

Ángel Villarino
Periodista (Guadalajara, 1980). Vive en Pekín y es corresponsal del diario mexicano La Reforma.
Tras estudiar...

Etiquetas

,

Artículos relacionados

Camino de la República Padana
 
 

0 Comentarios

Sé el primero en dejar un comentario.

 
 

Deja un comentario