georgiano

 
Texto en una caja de vino de Georgia | © I. U. T.

Texto en una caja de vino de Georgia | © I. U. T.

El georgiano es uno de los cuatro idiomas del tronco kartvelio, y el más difundido de ellos. Es la lengua oficial de Georgia, donde tiene aproximadamente 4 millones de hablantes nativos.

Se habla como lengua primera en prácticamente todo el país, exceptuando las dos repúblicas autónomas (de facto independientes) de Osetia del Sur y Abjasia, así como una franja meridional donde es más común el armenio.

Además, en el oeste de Georgia, en la zona fronteriza con Abjasia, una importante parte de la población habla como lengua materna el mingrelio,que pertenece al mismo tronco, pero no es oficial.

Finalmente, en la parte noroccidental, el georgiano como lengua oficial y mayoritaria convive con el svan, otra lengua kartvelia. Además, numerosas familias en Georgia mantienen el ruso como lengua materna, aunque utilizan el georgiano para la vida pública.

El georgiano se escriben con el alfabeto mjedruli, fijado en el siglo X, aunque sobre la base de alfabetos más antiguos, desarrollados varios siglos antes.

Como las demás lenguas kartvelias, el georgiano se caracteriza por su gran número de consonantes -28- frente a sólo 5 vocales. Las consonantes a menudo se encadenan sin vocales interpuestas. El idioma as aglutinante, es decir que añade sufijos a las palabras para formar frases, y conoce 7 casos y 11 formas verbales.

El georgiano es una antigua lengua literaria con una amplia tradición escrita. La epopeya nacional, Vepxistqaosani (El de la piel de pantera) se conserva en manuscritos del siglo XVI  y fue impreso por primera vez en 1712, aunque hay fragmentos del siglo XIV y XVI. Se atribuye a Shota Rustaveli, un poeta del siglo XII. Ya desde el siglo XVII existen numerosos libros impresos y la tradición de la lengua, sobre todo en el ámbito de la Iglesia Ortodoxa georgiana, se remonta hasta el siglo V.

Página en obras
Página en obras

 

 
 
 

0 Comentarios

Sé el primero en dejar un comentario.

 
 

Deja un comentario