Consejo de Cooperación del Golfo

 

consejo-golfoEl Consejo de la Cooperación del Golfo (GCC), también conocido a veces con su nombre hoy oficial Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo, fue fundado en 1981. Agrupa seis Estados de la Península Arábiga: la propia Arabia Saudí, sus pequeños vecinos, costeros del Golfo, Kuwait, Bahréin, Qatar y Emiratos Árabes Unidos, y Omán, en las orillas del Índico.

La máxima autoridad del GCC es el Consejo Supremo, formado por los jefes de los estados miembros, y su órgano de trabajo es el Consejo Ministerial, compuesto por los titulares de Exteriores de los países. La sede del organismo está en la capital saudí Riad y el secretario general es desde 2011 el militar bahreiní Abdulatif ben Rashid Zayani.

Aunque el enfoque del GCC es primordialmente económico y militar, la Carta destaca en primer lugar los “sistemas fundamentados en el credo del islam” de sus miembros y, en segundo, “los objetivos de la nación árabe”. Ninguno de los seis miembros dispone de instituciones democráticas con poder ejecutivo.

El GCC constituye un “club de ricos”: según datos de la organización, el PIB combinado de sus miembros alcanza los 1,6 billones de dólares, algo por encima del de España o Australia, aunque menor que el de India o Canadá. Con un PIP per cápita de 33.o00 dólares se ubica en una franja entre Italia, Israel y Francia.  Sus miembros controlan alrededor del 40% de las reservas mundiales de petróleo y el 25% de las de gas.

El Consejo de Cooperación del Golfo implantó en 2003 una unión aduanera que facilita el flujo de bienes y servicios entre estos estados. También coordina la puesta en marcha de instituciones culturales comunes, sobre todo en el ámbito de los medios de comunicación. Desde 2001, el GCC planteaba introducir una moneda única para sus miembros y el 2009 firmó un acuerdo oficial en este sentido, pero desde entonces no se parecen haber dado pasos para implantarla.

Otro aspecto importante es el militar: ya en 1982, los miembros establecieron las Fuerzas Conjuntas del Escudo Peninsular, una unidad de tropas estacionada en Arabia Saudí. Tuvo un rol apenas simbólico en la liberación de Kuwait en 1991, encabezada por las fuerzas estadounidenses y el GCC apoya sólo de forma diplomática la reivindicación emiratí sobre tres islotes en el Golfo, actualmente controlados por Irán.

La más reciente intervención de la fuerza conjunta se dio en marzo de 2011, al estallar la Primavera Árabe en Bahréin. Tras un mes de protestas, Manama pidió ayuda militar y policial a sus socios del Consejo de Cooperación del Golfo y la revuelta fue aplastada por 1.000 soldados saudíes y 500 emiratíes.

La unidad diplomática, sin embargo, quedó rota en marzo de 2014, cuando Arabia Saudí, Emiratos y Bahréin retiraron sus embajadores de Qatar, en protesta por el apoyo de este país a la organización de los Hermanos Musulmanes.

Candidatos

Aunque el GCC no cuenta oficialmente con países candidatos, Yemen recibió en 2005 el visto bueno para un proceso de integración que debería concluir en 2015, pero que está lejos de materializarse. Yemen es uno de los países más pobres de toda la región mediterránea y su economía, sin recursos de hidrocarburos, dista enormemente de la de los países del Golfo. También es el único país de la Península formalmente constituido como república y no como monarquía.

En mayo de 2011, meses después de estallar la Primavera Árabe, el secretario general del GCC lanzó una oferta a Marruecos y Jordania para unirse al Consejo, en lo que se ha interpretado como un intento de reunir en un “club de reyes” a todas las monarquías árabes, frente a la amenaza de las revueltas. Aunque no se han elaborado acuerdos concretos, los ministros jordano y marroquí participaron en 2013 en las reuniones del GCC y en 2014, la prensa árabe sigue aireando el proyecto.

 
 
 

0 Comentarios

Sé el primero en dejar un comentario.

 
 

Deja un comentario