«Todos los gobiernos temen el creciente sentimiento amazigh»

Fathi Ben Khalifa

 
Fathi Ben Khalifa (2011)   |  © Karlos Zurutuza

Fathi Ben Khalifa (2011) | © Karlos Zurutuza

Parlamentarios libios, embajadores, activistas por los Derechos Humanos, kurdos de Turquía, tuaregs de Azawad, coptos de Egipto, samis de Finlandia, árabes de Irán y de Israel… En conversación telefónica, el presidente del Congreso Mundial Amazigh asegura que todos asistieron a la última y multitudinaria conferencia amazigh celebrada el pasado 12 de enero en Trípoli. Fathi Ben Khalifa espera que el Gobierno libio “tome nota” de cara a la redacción de la nueva Constitución libia a la vez que radiografía a un pueblo milenario que hunde sus raíces entre las orillas del Atlántico y las del Nilo.

¿Fue la última conferencia amazigh una demostración de fuerza ante la Constitución libia en ciernes?
El problema es que nadie tiene una idea clara en torno a cuál es la Constitución que busca el pueblo libio por lo que ni siquiera se ha constituido la comisión encargada de redactarla. Había de ponerse en marcha tras las elecciones parlamentarias con lo que llevamos más de seis meses de retraso. Nosotros seguimos insistiendo en que el objetivo final de nuestra revolución ha de ser una Constitución moderna y laica pero las disputas locales tribales siguen prevaleciendo en muchas partes de Libia. Todos luchan por ser más que el vecino, por quien será primer ministro; si ello favorecerá a Zintán, a Misrata… Nuestra lengua, el tamazigh, ya se enseña en nuestras escuelas y no estamos dispuestos a perder todo este tiempo sólo porque una parte del pueblo libio no esté preparada. Hemos decidido no esperar

«No estamos dispuestos a perder el tiempo sólo porque una parte del pueblo libio no esté preparada»

¿Se dan las condiciones idóneas de estabilidad en el país para ello?
La situación en Trípoli ha cambiado mucho y las milicias que intimidaban a la población son ahora mucho menos visibles. Podríamos decir que se han convertido en algo parecido a la mafia y no pasa un día sin que alguien sea asesinado en éste o aquel barrio. No se puede criticar a las milicias en la TV, en la radio o en Internet porque te buscarán y te matarán. En Trípoli, Bengasi, Darna, etc, la violencia es mucho más sofisticada que durante los meses tras el final de la guerra. Afortunadamente, la situación en las regiones amazigh como Zwara –al noroeste del país- o la cordillera de Nafusa es mucho más favorable, incluso respecto a los niveles de criminalidad local.

«Turquía e Irán son islámicos y comprendieron que no eran árabes; los amazighs fuimos engañados»

¿Cómo define usted las principales señas de identidad amazigh?
Cuando hablamos de identidad partimos desde algo tan elemental como un hombre que vive sobre una tierra. El mismo topónimo “Libia” existía ya siglos antes del nacimiento de Cristo pero en ningún momento hablamos de una identidad racial. Entre nosotros hay gente de piel y ojos claros, como en la Cabilia, e individuos que, obviamente, son de origen subsahariano, pero que se han convertido en amazigh con el paso del tiempo. Todos compartimos una lengua común, vestimos y comemos de forma similar y estamos dispuestos a defender nuestra tierra. Lo que no haríamos nunca es ir a Arabia Saudí y decir que es tierra amazigh. Países como Turquía e Irán son países igualmente islámicos pero enseguida comprendieron que no eran árabes. Sin embargo, las naciones débiles como los amazighs y los kurdos no supimos hacerles frente y fuimos engañados.

¿Han sucumbido de igual manera los tuaregs de la guerrilla MLNA, que lucha en Azawad, el norte de Mali?
El MNLA reclama la libertad para Azawad, algo que no tiene que nada que ver con la charia. Si bien Ansar Dine también es un movimiento tuareg, hablamos de un grupo islamista dispuesto a conseguir sus objetivos a cualquier precio. El MNLA mantuvo varias reuniones con Ansar Dine para exponer su proyectos y ver si se podía llegar a un objetivo común en Azawad pero el abismo entre ambos grupos era tremendo. El MNLA hablaba de un Estado independiente y moderno y de Derechos Humanos mientras que Ansar Dine sólo veía un gigantesco país islámico, desde Mauritania hasta Pakistán, donde había de regir la charia.

1 2 3Página siguiente

 
 

Etiquetas

, , , ,

Artículos relacionados

Acerca del autor

Karlos Zurutuza
Periodista (Donostia, 1971). Ha trabajado en Iraq, Irán, Afganistán, Kurdistán, Siria, Pakistán y Libia, entre otros...

Fathi Ben Khalifa
 
 

0 Comentarios

Sé el primero en dejar un comentario.

 
 

Deja un comentario