Cuando Dios se desespera

 

opinion

Justo después de la fundación de Israel, Dios se le apareció a David Ben Gurion y le dijo: “Tu le has hecho bien a mi pueblo. ¡Pide un deseo y yo te lo concederé!”.

“Quiero que Israel sea judío, democrático y que abarque todo el país entre el Mediterráneo y el río Jordán”, le respondió Ben Gurion.

“Eso es mucho, incluso para mi”, exclamó Dios. “Pero te garantizaré dos de los tres deseos. Puedes elegir entre un Israel judío y democrático en una parte del país, un Estado democrático en todo el país que no será judío; o un Israel judío en todo el país que no será democrático”.

La nueva ley permitirá a 3/4 de la Knesset a excluir a todos los demás por razones difusas

Dios no ha cambiado de idea.

Mientras yo estoy escribiendo esto, Benjamin Netanyahu está totalmente absorto en la promulgación de una nueva ley, una norma que sería un hito en la historia de Israel. El público observa perplejo, como si ocurriese en Kamchatka.

Esta ley habilitaría (podría decir “habilitará) a 90 de los 120 diputados de la Knesset a vetar a cualquiera o a todos los demás diputados, al completo. Los motivos de semejante decisión son un tanto confusos: apoyar el “terrorismo”, por hablado o por escrito, negar el carácter judío del Estado, y cosas así.

¿Quién decide? La mayoría, por supuesto.

El impulso inmediato para proponer este proyecto fue proporcionado por los tres miembros árabes de la Knesset, quienes visitaron a los padres de “terroristas” árabes en la anexionada Jerusalén Este. Ya hice referencia a esto en mi último artículo. Tuvieron un buen pretexto: ayudarles a recuperar los cuerpos de sus hijos, que murieron por disparos. Pero la razón obvia fue ofrecer sus condolencias.

Ahora, puede decirse que una madre dolida es una madre dolida, independientemente de la causa de la muerte de su hijo, y lo de dar el pésame es una virtud humana. Pero eso debe de ser demasiado humano para los miembros del Likud.

Dar el pésame es una virtud humana. Debe de ser demasiado humana para los miembros del Likud

En los viejos tiempos, cuando nosotros éramos los “terroristas” y los británicos los ocupantes, yo no habría dudado en ofrecer mis condolencias a un vecino cuyo hijo había recibido un disparo durante un asalto del Irgun.  No creo que los británicos me habrían arrestado por eso.

Por ley, los miembros de la Knesset tienen inmunidad por cualquier acto cometido durante el ejercicio de sus funciones. Para los diputados, visitar a sus votantes en tales circunstancias puede ser tal acto. Por tanto, una nueva ley es necesaria.

¡Y menuda ley!

“Imaginen que ocurra semejante cosa en Inglaterra o Estados Unidos”, bramó Netanyahu, “¡un miembro del Parlamento o Congreso, apoyando a terroristas!”

“Imaginen que ocurra semejante cosa en Inglaterra o Estados Unidos”, yo respondería, “¡Una ley permitiendo que tres cuartas partes de un Parlamento o Congreso expulsen a los demás!”

Netanyahu se educó en Estados Unidos. Lo más seguro es que se la haya enseñado que democracia no significa solamente el gobierno de la mayoría. Adolf Hitler estuvo apoyado, probablemente, por la mayoría. Democracia significa que la mayoría respeta los derechos de las minorías. Incluido el derecho de la libertad de expresión.

El derecho a la libertad de expresión no significa el derecho a expresar un punto de vista popular. Los puntos de vista populares no necesitan de ninguna protección. Libertad de expresión significa derecho a pronunciar puntos de vista que odia casi todo el mundo.

Libertad de expresión significa derecho a pronunciar puntos de vista que odia casi todo el mundo

En definitiva, significa el derecho de las minorías a expresar sus puntos de vista por medios pacíficos. Y este es el quid de la cuestión.

Todo el mundo entiende que el derecho de 90 personas a desalojar a 30 es una amenaza para expulsar a los diputados árabes de la Knesset. La facción “árabe” en la actual Knesset es de 13 miembros, y probablemente aumente en las próximas elecciones.

(Es un poco complicado. La facción “árabe” incluye un miembro judío, que es muy respetado. La facción “judía” incluye algunos miembros árabes testimoniales, que no se atreven a abrir sus bocas en cuestiones serias).

Esta no es una ley contra los simpatizantes de terroristas. Esta es una ley contra la minoría árabe. La Knesset será pura y simplemente judío.

Volviendo al acuerdo de Dios con Ben Gurion, será un Estado judío en todo el país, sin ser democrático.

Los judíos han sido minoría desde el exilio en Babilonia, hace unos 2.500 años. Todos los judíos han sido minoría durante miles de años.

Uno podría haber pensado que 80 generaciones son suficientes para aprender cómo debería comportarse un Estado hacía las minorías. De hecho, uno podría haber creído que todos los Estados del mundo estarían enviando delegaciones a Israel para aprender cómo deberían ser tratadas las minorías. El fundador del sionismo, Theodor Herzl, realmente pensaba así, y describió como idílicas las relaciones entre el Estado judío y sus habitantes árabes en su novela futurista “Altneuland” (“la vieja nueva tierra”).

1 2Página siguiente

 
 

Acerca del autor

Uri Avnery
Periodista y ex diputado israelí. Nacido en 1923 en Alemania, emigró con su familia en 1933...

Etiquetas

,

Artículos relacionados

Cuando Dios se desespera
 
 

0 Comentarios

Sé el primero en dejar un comentario.

 
 

Deja un comentario