«Hay más americanos que confían en Trump que en la prensa»

Charles Simic

 

Obama ha quedado como un presidente ejemplar, pero usted se ha mostrado crítico con algunas de sus políticas, especialmente su defensa de los ataques aéreos contra el Daesh. ¿Todos los presidentes USA ceden del mismo modo a la industria militar?

No lo critiqué por bombardear el Daesh. Yo me quejé de que estaba dejando caer bombas en Afganistán, Iraq, Siria, Libia, Yemen y Somalia actuando como si no hubiera consecuencias de toda esa destrucción, de todas esas sociedades desarraigadas y de esos inocentes asesinados. En su ultimo año en el cargo, lanzamos 27.000 bombas, un número superior a las lanzadas en 2015. Los americanos no son capaces de conectar los millones de refugiados huyendo de los citados países y esas bombas. Nuestros dos partidos políticos apoyan nuestras guerras, en tanto que no tienen que traernos ninguna victoria duradera, porque ellos ganan miles de millones con el establishment militar y los fabricantes de armas. El mercado de la guerra siempre ha sido una palabra sucia en este país. Ya no. Ningún político rechaza ese dinero.

“Nos gustaría más ver a los talibanes afeitarse la barba y que permitieran que sus esposas e hijas llevaran minifaldas a que nuestros propios líderes rompieran con su adicción al militarismo”. ¿Es eso la hipocresía americana?

«Lo que nos debe preocupar es el neoliberalismo, que nos ha metido en el follón en el que estamos»

La traducción es incorrecta. Yo dije que antes llegará el día en que los talibanes se afeiten las barbas y sus mujeres e hijas lleven minifaldas, a que nuestros líderes renuncien al militarismo. Yo no llamaría a eso hipocresía. Muchos de ellos creen realmente que están hacienda un mundo mejor con nuestras guerras.

Denuncia usted que a EE UU siempre le ha interesado más tratar con autócratas y militares que con gobiernos democráticamente elegidos. ¿Es una de las causas del fracaso de las primaveras árabes?

Incluso si no nos entrometiéramos, no puedo imaginar que estos movimientos democráticos tuvieran muchas oportunidades en estos países, con sus conservadoras sociedades religiosas y sus todopoderosos ejércitos.

La llamada nueva política europea (Podemos, Syriza…) reconoce cierta filiación comunista. A usted, que tanto padeció el comunismo, ¿le inquieta esto?

Marchando por las calles con imágenes de Stalin y Mao… no puedo imaginarme esa puesta en escena. El comunismo no está volviendo, en tanto fracasó en todos los lugares donde fue puesto en práctica. El socialismo, sin embargo, es aún una opción aunque, como hemos visto en Estados Unidos, el senador (Bernie) Sanders asustó al establishment con sus ideas socialistas mucho más que Hillary Clinton o incluso Donald Trump. Lo que nos debe preocupar es el neoliberalismo, que nos ha metido en este follón en el que estamos ahora, y el fascismo que quiere ocupar su lugar.

¿Cree que el comunismo pueda tener alguna función positiva en este mundo dominado por un capitalismo bastante deshumanizado?

En absoluto.

Los “hechos alternativos” de Trump nos han mostrado que a parte del público no le importa si algo es verdad, opinión o mentira. ¿Qué han hecho mal los periodistas?

« Si la radio del coche dice que hoy es lunes y Trump dice que es martes, le creen a él»

De acuerdo con las últimas encuestas, hay más americanos que confían en Trump que en los medios de comunicación. En otras palabras, si la radio de su coche dice que hoy es lunes y Trump dice que es martes, ellos le creen a él. No sé en España, pero en los Estados Unidos los periodistas tratan de ser “objetivos” en sus escritos, así que si un político dice que el sol sale por el este y el otro que por el oeste, ellos no podrían decir que uno está equivocado y el otro está en lo cierto, sino que tienen diferencias filosóficas.

El Nobel de literatura a Dylan, ¿es un agravio para los poetas o un reconocimiento a los cantantes?

A todos nos gustan las canciones de Dylan, pero tenemos muchos poetas mejores que él en los Estados Unidos. Siendo eso evidente para mí, no he perdido el sueño tras la concesión del premio.

Acabemos con una de sus pasiones. Si tuviera que otorgar un Nobel de jazz a alguien vivo, se lo daría a…

Sería difícil, en tanto están todos muertos. Además, ellos habrían preferido que les dieran un coche grande con el maletero y el asiento de atrás llenos de cajas de buen whisky y champán y que les dejaran seguir su alegre camino.

·

¿Te ha interesado este reportaje?

Puedes ayudarnos a seguir trabajando

Donación única Quiero ser socia



manos

Página anterior 1 2

 
 

Etiquetas

, , ,

Artículos relacionados

Acerca del autor

Alejandro Luque

@atoluque

Periodista y escritor (Cádiz, 1974). Vive en Sevilla.
Tras trabajar en la...

Charles Simic
 
 

0 Comentarios

Sé el primero en dejar un comentario.

 
 

Deja un comentario