La palabra de cuatro letras

 

opinion

 

Cuando un británico o un americano habla de una “palabra de cuatro letras”, se refiere a un término vulgar con connotaciones sexuales, una palabra que no debe mencionarse entre gente educada.

En Israel, también tenemos una palabra así, una palabra de cuatro letras. Una palabra que no debe mencionarse.

Esta palabra es “Shalom”: paz. (En hebreo, “sh” es una letra y la “a” no se escribe).

Hace ya años que esta palabra ha desaparecido de cualquier conversación (salvo como saludo). Todo político sabe que es mortal. Todo ciudadano sabe que es innombrable.

De pronto aparece Donald Trump y habla de paz: no sabe que es una palabra tabú

Existen muchas palabras para reemplazarla. “Acuerdo político”. “Separación”. “Nosotros estamos aquí y ellos allí”. “Acuerdo regional”. Por citar algunas.

Y de pronto aparece Donald Trump y vuelve a mencionar la palabra. Trump, un completo ignorante, no sabe que en este país es una palabra tabú.

Quiere hacer las paces aquí. SH-A-L-O-M. Eso dice él. Cierto, no existe la más mínima posibilidad de que realmente quiera hacer las paces. Pero ha reintroducido la palabra en el lenguaje. Ahora la gente vuelve a hablar sobre la paz. Shalom.

¿Paz?¿Qué es la paz?

Existen todo tipo de paces. Desde un poquito de paz, una paz pequeña, hasta una gran – incluso imponente – paz.

Por lo tanto, antes de abrir un serio debate sobre la paz, debemos precisar a qué nos referimos. ¿Un intervalo entre dos guerras? ¿No beligerancia? ¿La existencia de muros y vallas en los diferentes bandos? ¿Un armisticio prolongado? ¿Una hudna (en la cultura árabe, un armisticio con una fecha fija de vencimiento)?

¿Algo así como la paz entre la India y Pakistán? ¿La paz entre Alemania y Francia? Y si es así, ¿la paz antes de la Primera Guerra Mundial o la paz que prevalece ahora? ¿La Guerra Fría entre la Unión Soviética y los Estados Unidos o la paz caliente entre Vladimir Putin y Donald Trump?

¿Hablamos de la paz entre un pueblo de amos y un pueblo de esclavos?

Hay todo tipo de situaciones de paz. ¿A qué tipo de paz israelí-palestina nos referimos? ¿A la paz entre un caballo y su jinete? ¿A la paz entre un pueblo de amos y un pueblo de esclavos? ¿Algo así como la paz entre el régimen del apartheid sudafricano y los bantustanes que se crearon para los negros? ¿O una paz de diferente naturaleza, una paz entre iguales?

Es sobre esta paz que me gustaría hablar. No la paz “real”. No la paz “perfecta”. No la paz “completa”.

Sobre la paz. La paz pura y simple. Sin calificaciones, por favor.

¿Cuándo comenzó todo? El conflicto que ahora domina la vida de los dos pueblos, ¿cuándo comenzó?

Es difícil decir.

Es fácil decir: comenzó cuando el primer inmigrante judío llegó a estas costas.

Suena simple. Pero no es del todo cierto.

Parece que los inmigrantes presionistas del movimiento Bilu, que llegaron a finales del siglo XIX, no despertaron hostilidad.

Tengo una teoría al respecto: algún tiempo antes de que llegara la Bilu (abreviatura de “Vayamos, oh casa de Jacob”), una secta religiosa alemana, los templers, se establecieron en este país. No tenían objetivos políticos, sólo una visión religiosa. Crearon aldeas y municipios modelos y lo lugareños estaban agradecidos. Cuando llegaron los primeros judíos, los lugareños asumieron que esto era más de lo mismo.

Después llegó el movimiento sionista, que definitivamente tenía objetivos políticos. Sólo hablaban sobre un “hogar nacional”, pero el fundador, Theodor Herzl, había escrito previamente un libro llamado “El Estado Judío” (o, mejor dicho, “El Estadode los judíos”). Se ocultó el objetivo durante un tiempo porque el país pertenecía al Imperio otomano.

La propuesta: Si los judíos apoyaban a los árabes, estos apoyarían la inmigración sionista

Sólo una pequeña parte de la población local se dio cuenta desde el principio que esto era un peligro mortal para ellos. La gran mayoría de los musulmanes veían a los judíos como una comunidad religiosa inferior, a los que el profeta les había ordenado proteger.

Entonces, ¿cuándo comenzó el conflicto? Existen varias teorías al respecto. Me adhiero a la teoría del casi olvidado historiador Aharon Cohen, quien señaló un acontecimiento concreto. En 1908, estalló la revolución de los “Jóvenes Turcos”. El Imperio otomano islámico se convirtió en un Estado nacionalista. Como reacción, surgió en Palestina y en los países vecinos un movimiento nacional árabe, que reclamaba la “descentralización” del imperio, dando autonomía a sus muchos pueblos.

Un dirigente local árabe se acercó al representante sionista en Jerusalén con una oferta tentadora: si los judíos apoyaban el movimiento árabe, los árabes apoyarían la inmigración sionista.

Con gran entusiasmo, el representante sionista acudió al entonces líder del movimiento sionista mundial, Max Nordau, un judío alemán, y le instó a aceptar la oferta. Pero Nordau la desestimó. Después de todo, eran los turcos los que estaban en posesión del país. ¿Qué tenían que ofrecer los árabes?

1 2Página siguiente

 
 

Acerca del autor

Uri Avnery
Periodista y ex diputado israelí. Nacido en 1923 en Alemania, emigró con su familia en 1933...

Etiquetas

,

Artículos relacionados

La palabra de cuatro letras
 
 

0 Comentarios

Sé el primero en dejar un comentario.

 
 

Deja un comentario