Lenguas indoeuropeas

 

mapa

Los idiomas indoeuropeos —antiguamente conocidos también como ‘indogermánicos’— forman una amplia familia lingüística que domina el norte y este del Mediterráneo. Aparte de casi todas las lenguas habladas en Europa —exceptuando el húngaro, finés, estonio, vasco y turco— también pertenecen a este grupo numerosos idiomas de amplia difusión en Irán, Afganistán y en toda India hasta Bangladesh.

Aunque se han encontrado en Anatolia y Asia central testimonios escritos en lenguas indoeuropeos que datan de hace varios milenios, se ha abandonado la búsqueda de un pueblo ‘indogermánico’ primitivo. Se asume hoy que nunca ha existido un idioma concreto llamado “indoeuropeo”, del que desciendan las lenguas habladas hoy. Sin embargo, esta construcción teórica sirve a los lingüistas para hallar raíces de palabras comunes y analizar sus cambios fonéticos en diferentes ramas de la familia.

El tronco indoeuropeo se divide en nueve grandes ramas, de los que cuatro – románicas, germánicas, eslavas e indo-iraníes – cuentan cada una con al menos una decena de idiomas y varios cientos de millones de hablantes, mientras que las otras cinco juntas no superan los diez idiomas con un total de menos de 30 millones de hablantes nativos.

La rama indoeuropea más difundida en el área mediterránea es la de las lenguas románicas, a la que pertenecen el extinto latín y sus derivadas, como el castellano o el italiano.

Las lenguas eslavas, todas muy similares entre si, se extienden en la parte oriental, donde se hablan el rusoserbocroata, entre otras.  A la rama indo-iraní pertenecen el farsi, idioma oficial de Irán, el kurdo y el romaní, la lengua de los gitanos. Los idiomas germánicos, como el alemán, dominan el centro y norte de Europa.

Menor difusión tienen la rama griega, hablada en toda Grecia, en Chipre y en algunas comunidades de Turquía, la albanesa, limitada a Albania, Kosovo y las zonas colindantes, y la armenia en el Cáucaso.

Dos ramas de lenguas indoeuropeas no tienen difusión en el ámbito mediterráneo: la celta, con cuatro lenguas (más dos extintas pero parcialmente recuperadas) que sólo se habla entre parte de la población de la Bretaña francesa, en Gales, Escocia e Irlanda, y la báltica, que se limita a Lituania y Letonia. Ésta última a veces se agrupa con la eslava en una categoría común. Aparte de estas nueve ramas, los lingüistas conocen también la anatolia y la tojaria de Asia Central, ambas hoy extintas.

germanicas románicas albanés griego iraníes eslavas armenio
 
 
 

0 Comentarios

Sé el primero en dejar un comentario.

 
 

Deja un comentario