El nuevo líder de la izquierda

Publicado por

Darío Menor

Publicado el 20 Ago 2007

Publicidad

Romano Prodi (izda.) y Walter Veltroni (2004) | © Comisión Europea
Romano Prodi (izda.) y Walter Veltroni (2004) | © Comisión Europea

Habrá vida en la izquierda italiana después de Romano Prodi. El propio primer ministro, consciente de la debilidad de su Gobierno, impulsa la creación de un nuevo gran partido de centroizquierda que pueda hacer frente al bloque de centroderecha liderado —todavía— por Silvio Berlusconi.

Más que una estrategia es una necesidad: la actual coalición de Prodi está formado por un caleidoscopio de partidos, desde comunistas hasta cristianos, cuyas diferencias ideológicas hacen casi imposible aprobar una ley sin debates encarnizados y sin poner a prueba la estabilidad de la alianza.

La nueva formación aunará a los ex comunistas de Demócratas de Izquierda con los católicos centristas de La Margarita, que ya se presentaron conjuntamente a las elecciones bajo el símbolo de El Olivo. La unión nacerá el próximo 14 de octubre con el nombre de Partido Democrático (PD). Su primera cita llegará con las elecciones europeas del próximo año. No obstante, el verdadero desafío será suceder a Romano Prodi y formar un Gobierno de centroizquierda fuerte cuando la débil coalición aunada por el ‘Il Professore’ caiga por sus diferencias internas, un escenario que los analistas italianos consideran muy cercano.

Pese a que Prodi ha anunciado la convocatoria de primarias “abiertas y plurales” para dilucidar quién dirigirá el PD, sólo hay un candidato con posibilidades reales: Walter Veltroni, el respetado alcalde de Roma desde hace seis años. Ex periodista e histórico dirigente de Demócratas de Izquierda, Veltroni llegó a viceprimer ministro y titular de la cartera de Cultura durante el primer Gobierno de Prodi (1996-1998).

Se cree que pronto caerá el dividido gobierno de Romano Prodi

El regidor de la capital italiana encarna un tipo de político más cercano al votante que sus antecesores en la cúpula del centroizquierda. Ofrece un discurso moderno y realista, volcado con la resolución de los problemas reales de los ciudadanos.

Izquierda de nuevo cuño

El proyecto de Veltroni para una “nueva Italia” está basado en cuatro grandes ejes: el medio ambiente, el entendimiento entre generaciones, la educación y la seguridad. Estos pilares están encuadrados dentro de lo que Veltroni llama “el centroizquierda de nuevo cuño”, una visión “antimaquiavélica de la política,” que incluye una “revolución cultural y moral” y que hace descender los principios ideológicos de la izquierda “al terreno pragmático”, según explicó el alcalde de Roma a la prensa italiana.

Aunque han sido casi descartados y les pesa demasiado su condición de ser los ‘sparring’ o liebres de Veltroni, los otros candidatos a la dirección del PD siguen prodigándose en apariciones públicas en las que tratan de seducir a los simpatizantes del nuevo partido.Entre estos aspirantes destacan Enrico Letta, subsecretario de Estado y hombre de confianza de Prodi, y Rosy Hindi, ministra de Asuntos Familiares. Según los analistas, el escenario más probable es que Veltroni incluya a estos candidatos en el equipo con el que preparará a largo plazo —o no tan largo— su candidatura al Gobierno italiano.

Los demás candidatos a liderar el nuevo Partido Democrático parecen ‘liebres’ de Veltroni

Al alcalde le respaldan los sondeos: señalan que si finalmente se hace con las riendas del futuro PD, logrará al menos un 35% de apoyo entre los votantes. Con esta cifra no sólo superaría a Forza Italia, el partido de Silvio Berlusconi, sino también los resultados de la coalición El Olivo.

Curiosamente, el propio ‘Cavaliere’ ha bendecido el nacimiento del PD: compareció en el congreso de Demócratas de Izquierda en el que se desvelaron los planes de fusión y llegó a aplaudir en algunas ocasiones. Berlusconi, harto de la fragmentación de los partidos italianos, también pretende fundar una gran formación que fusione los distintos partidos del centroderecha, actualmente divididos en 18 siglas, al igual que la izquierda. El ejemplo de Veltroni puede convencer a sus seguidores y aspirantes a sucederle de que la unión hará la fuerza.

Post relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *