Layla al Sayed

Publicado por

M'Sur

@MSur_es

Es la identidad colectiva de los autores de la revista M'Sur. Aparece normalmente en las colaboraciones de artistas, escritores o músicos que, por ser esporádicos, no disponen de usuario propio en la revista.

Publicado el 14 May 2016

Publicidad

Trozos de sueños

Layla al Sayed | © Alrawya.com
Layla al Sayed | © Alrawya.com

Es la autora contemporánea clásica de Bahréin, el más pequeño de los Estados del Golfo, pero seguramente el más rico en poetas y escritores. Layla al-Sayed (Toobly, Bahréin, 1967) no sólo ha publicado siete libros de poesía desde 2003, también viaja con frecuencia a festivales de poesía. En el de Medellín, en 2005, el público hispanoparlante ya pudo conocer algo de su obra, de la que parte también ha sido traducida al inglés, alemán y francés.

Sayed, profesora de árabe en un pueblo de Bahréin, es un miembro activo de los circulos culturales de la región y en 2000 dirigió el primer festival de cine árabe en su país. Su poesía gira a menudo en torno al cuerpo y sus expresiones, si bien en un tono algo más reservado y metafórico que el que encontramos en las generaciones más recientes de poetas árabes.

Ha cedido los poemas  Sueño e Imagen a M’Sur para su publicación en la Revista Caleta. La traducción es del poeta iraquí Abdul Hadi Sadoun.

[Ilya U. Topper]

···
···

···

···

 Sueño

···

 

حلم

···

Ayer,

troceé mi sueño:

mientras yo le perseguía cortaba

lo que no debería quedarse

de él.

Mientras andaba,

dejé mis fuertes carcajadas

detrás de mí,

y crucé hasta la otra orilla

después de quitarme la sonrisa,

ya andaba sin el poema

sin el amor,

entonces vi mi cuerpo

aún lleno de deseo,

no dudé en tirarlo en el umbral de la puerta

y entrar sin él.

Y soñé:

que la víctima,

mis múltiples víctimas

vendrían por la tarde

y contarían

mis pecados.

Cuando se cerraron las paredes de la casa

sobre los restos de mi cuerpo

la primavera atora mis venas

cual araña

que se balancea en el ángulo de sus hilos.

Pernocté

hielo perpetuo

en las celdas de las paredes de la casa

que grazna y chilla al derretirse.

بالأمسِ

جزأتُ حلمي

وأنا أسيرُ عليهِ، أشدبُ منهُ ما لا ينبغي لهُ أن يبقى

وأنا أسيرُ

تركتُ ورائي ضحكاتي العاليةَ

وعبرتُ الجانبَ الآخرَ

بعد أن نزعتُ الإبتسامةَ عني،

ومشيتُ دون القصيدةِ

دون الحبِ،

ثم رأيتُ أن جسدي

مازال مكتنزاً بالشهوةِ

فألقيتها عند عتبات البابِ

ودخلتُ

دون جسد

وحلمتُ :

أن الضحايا سيأتون في المساء

ويحصون عليّ خطاياي.

حينَ أوصدُ جدرانَ البيتِ

على بقايا جسدي

يعلقُ الربيعُ في أوردَتي،

كعنكبوتٍ

يترنحُ ف

ي زوايا خيوطهِ

بتُّ

ثلجاً مقيماً

في خلايا جدرانِ المنزلِ

ينعقُ بشهقةِ الذوبانْ

 

··· 

*                    *

*

···

Imagen

···

صورة

···

Cuántas veces,

podemos derrotar el tiempo

a través de sus ventanas individuales,

lo sorprendemos con tener

el cuerpo para bailar,

y el aliento que disfruta

de respirar,

el deseo feliz

de degustar el amor.

¿Cuántas veces,

podemos jugar en sus cavernas nocturnas,

pudiendo sacar

su placer enterrado

de sus hilos de libertad?

كم مرةٍ

نستطيعُ أن نقهرَ الزمنَ

عبر نوافذهِ الفرديةِ،

نفاجئُهُ أن لنا جسداً

يستطيعُ الرقصَ،

وأنفاساً تستطعمُ اللهاثَ

والتوقَ للغبطةِ من طعمِ الحبِ

كم مرةٍ

نستطيعُ أن نلهو بسرادقهِ الليليةَ

ونخرجُ نزقَهُ المدفونَ

في خيوطِ حريتهِ ؟

 

···

···

© Layla al-Sayed. Traducción: © Abdel Hadi Sadoun · Primero publicado en Caleta (Dic 2015)

Post relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *