Lindsay Lohan ¿musulmana?

Publicado por

M'Sur

@MSur_es

Es la identidad colectiva de los autores de la revista M'Sur. Aparece normalmente en las colaboraciones de artistas, escritores o músicos que, por ser esporádicos, no disponen de usuario propio en la revista.

Publicado el 17 Ene 2017

Publicidad

razon-lindsaylohan

MedioLa Razón
Replicantes Similares noticias se hallan en numerosas webs y blogs
Titular

Lindsay Lohan se convierte al Islam

 FechaEnero 2017
 Texto bajo lupaTitular
Fuente
Redacción
Lo observó
Fran G. Matute
Análisis
La noticia sobre la supuesta conversión al islam de la actriz Lindsay Lohan, repetida en numerosos medios digitales y blogs, normalmente bajo el formato de pregunta, aparece aquí como titular, sin signos de interrogación: “Lindsay Lohan se convierte al islam”. Se afirma, por tanto, como un hecho demostrado.
El breve texto, en cambio, indica: “Lindsay Lohan ha vuelto generar polémica al levantar dudas sobre si se ha convertido al Islam.” Nombra tres motivos para pensar que tal conversión tuvo lugar:
– “La actriz borro de Instagram todas las imágenes sexys o con poca ropa, apareciendo ahora un enlace a su cuenta en Facebook y un saludo en árabe: “Alaikum Salam”, que quiere decir “y paz para ustedes”.”
–  “Ya fue vista en 2015 llevando un Corán mientras realizaba servicio comunitario en Brooklyn”.
– “En el pasado mes de septiembre visito a refugiados sirios”.
Los hechos enumerados son ciertos, y es cierto – como también indica la noticia – que numerosas personas dieron por cierta la “noticia” en las redes sociales y le dieron a Lohan la ‘bienvenida’ al islam.
La Razón no explicita otro detalle que también su utilizó masivamente en las redes sociales para ‘demostrar’ la conversión: una fotografía en la que aparece con un pañuelo islámico junto a una refugiada siria.
Sin embargo, ninguno de los motivos mencionados indica, ni por si solo ni en conjunto, una conversión. La propia actriz explicó su actitud en una entrevista en la televisión turca Habertürk, emitida en inglés el 11 Oct 2016: dejó claro su hartazgo con el mundillo de Hollywood y su búsqueda de una actividad distinta. Criticó la reacción del público norteamericano por la fotografía en la que llevaba un Corán, que describió como un regalo de muy buenos amigos que estaba “estudiando”. Y explicó la foto del pañuelo: “Cuando la mujer en Antep me puso el pañuelo, me sentí honrada, porque me permitió formar parte de su cultura. Me gustó el color del pañuelo, y ella solo tenía dos y me regaló uno. Me dio parte de ella misma, sin conocerme, y por eso no me lo quité”.
Lohan apareció en la entrevista de Habertürk sin pañuelo y no mencionó en ningún momento una posible conversión.
El saludo “aleikum salam” que aparece ahora en su cuenta de Instagram es la respuesta al saludo árabe “Salam aleikum”, que es empleado en el ámbito formal por todos los hablantes del árabe y no indica ningún tipo de religión ni se asocia a la fe islámica.
Según publicó el diario emiratí Khaleej Times el 21 de diciembre, Lohan pasó varios días de ese mes en Dubai, por lo que un saludo de este tipo puede simplemente transmitir una respuesta a la bienvenida que le ofrecería ese país.
La cuenta de Twitter @lindsaylohan, aunque accesible, parece no cargarse nunca. Su Facebook, en cambio, registra entradas hasta el 29 de diciembre, sin ninguna que haga alusión a una conversión o al islam.
El que numerosos usuarios de las redes sociales asuman como cierto un hecho no demuestra su veracidad, y nunca debe ser interpretado así por un medio de comunicación.
En conjunto, aunque desconocemos las creencias de Lindsay Lohan, nada permite afirmar que se haya convertido, dado que no ha ofrecido siquiera una insinuación en este sentido.
Agravantes
La conversión al islam es, desde el punto de vista de esa religión, un acto sencillo pero irreversible. Una vez convertido al islam, apostatar se castiga con la muerte según la interpretación más estricta de la ley coránica, en aplicación en algunos países como Arabia Saudí o Qatar. Por eso, afirmar falsamente que alguien se ha convertido puede poner en riesgo la vida de esta persona.
erizo100Erizo
Aunque el texto no contiene información falsa, sí es sesgado al asociar la ausencia de imágenes sexis y el uso de la lengua árabe al islam. Lo grave, sin embargo, es el titular que afirma de forma clara, sin permitir dudas, un dato que no tiene base alguna en la realidad.

·
·

¿Te ha interesado esta verificación?

Puedes ayudarnos a seguir trabajando

Donación únicaQuiero ser socia



manos

Post relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *