Juan Díaz Canales / Rubén Pellejero

Publicado por

M'Sur

@MSur_es

Es la identidad colectiva de los autores de la revista M'Sur. Aparece normalmente en las colaboraciones de artistas, escritores o músicos que, por ser esporádicos, no disponen de usuario propio en la revista.

Publicado el 7 Oct 2017

Publicidad

¡Corto ha vuelto!

corto-portada

¿Un nuevo Corto Maltés? Eso no existe. Hugo Pratt ha muerto.

Ya, pero quizás dejara olvidado en un buque con destino a Malta un pequeño arcón veneciano de taracea y años más tarde, alguien lo encontrara en una tienda de antigüedades en Alejandría, sacara de él un manuscrito inédito y lo vendiera a un librero de viejo en Beirut. Y allí…

No. La verdad es que Hugo Pratt ha muerto y no hay manuscritos inéditos. Pero también lo es que dos dibujantes españoles, el recientemente consagrado Juan Díaz Canales (Madrid, 1972; Premio Nacional del Cómic 2014) y el veterano Rubén Pellejero (Badalona, 1952, 35 años firmando viñetas) han unido sus lápices para recrear una historieta que podría ser de Hugo Pratt. O al menos eso parece en las primeras diez páginas, cedidas a M’Sur por Norma Editorial. Podría…

Aunque se llama Equatoria y la portada nos muestra una jungla de la profunda África Negra, el arranque de la historia es un cultivo puro de los microorganismos que desde hace décadas contaminan a los amantes del marinero gibraltareño-maltés: Un encuentro en Venecia, una bella dama que fuma en los salones de caballeros, un paquebote con los contornos de La Valeta al fondo, el nombre de Alejandría en el horizonte, una enrevesada historia que empieza en el siglo XII con el Preste Juan (esta vez será un khan mongol nestoriano, no el Negus etíope)…

Si hay que aplaudir el arrojo con el que Díaz Canales y Pellejero toman al asalto las cumbres del olimpo en el que descansa Hugo Pratt, o si hay que pedir a la Unesco que tipifique definitivamente como crimen la tan frecuente (y a veces tan comercial) tentación de fabricar imitaciones de la obra de un genio muerto, eso, gentil lector, lo tendrá que decidir usted después de comprarse el cómic.

Porque me lo voy a comprar, no le quepa duda: tras esas diez páginas, a ver quién es el guapo que se resiste a la tentación. Y aunque todo juicio tendrá que esperar hasta ese melancólico cigarrillo con el que siempre terminan las aventuras de Corto Maltés, no me sorprendería que el único defecto que le podamos sacar a Equatoria fuese que historia y trazo son tan clavados a Hugo Pratt – hasta el último ala de gaviota – que, simplemente, no pueden ser de Hugo Pratt.

[Ilya U. Topper

[Clic en cada imagen para verla en grande]

corto-equa01corto-equa02corto-equa03
corto-equa04corto-equa05corto-equa06
corto-equa07corto-equa08corto-equa09
·corto-equa10·

Post relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *