Terror con sabor a democracia

Publicado por

Sanaa El Aji

@SanaaElAji

Socióloga (Casablanca, 1977). Empieza a trabajar como periodista en el semanario Nichane en 2006 con un reportaje sobre chistes irreverentes, por el que se le condena a tres años de cárcel (con pena suspendida). Continúa publicando en diversos medios marroquíes y hasta 2017 fue columnista del diario arabófono Al Ahdath Al Maghribia, uno de los diez periódicos más vendidos de Marruecos.

Publicado el 6 Abr 2018

Publicidad

opinion

 

El peligro del Daesh avanza y se expande.

En una fundación de enseñanza que ofrece formación a los profesores académicos de mañana, la dirección del centro decidió delimitar espacios específicos para varones y otros para las mujeres. Esto no ha ocurrido en una fundación vinculada a las organizaciones religiosas extremistas sino en el corazón de Marruecos. Y en concreto en el departamento de Educación Física en el colegio superior para académicos que depende de la Universidad Hassan II en Casablanca.

Es más: según los dastos que me han llegado desde el corazón de la fundación, se ha demolido la sala de baile y expresión corporal. También se han retirado todos los aparatos de emisión de música. Y finalmente, la dirección del centro ha cerrado la sala en la que se reunían los profesores, hombres y mujeres juntos, fuera del horario de clases.

Según las mismas fuentes, la nueva dirección del centro tiene intención de edificar una sala cubierta y cerrada, restringida a las mujeres.

La separación de sexos en el aula no está arraigada en las instituciones de la enseñanza marroquí

Tanto profesores como estudiantes han protestado de diversas maneras contra esta situación, que contraviene las normas educativas y sociales. El sindicato de la Enseñanza Superior se unió a ellos. Tras una reunión con el departamento de Educación Física de la fundación, emitió un comunicado que fue en parte difundido por sus firmantes, junto a un detallado razonamiento sobre estas decisiones dignas del Daesh que amenazan la existencia de la sociedad. El comunicado señala que la decisión se tomó tras un enorme debate científico, educativo, cultural y social.

Y esta es en efecto la esencia del asunto: Aquellos estudiantes se convertirán, dentro de pocos meses, en profesores que tratarán con aulas mixtas, mientras que en sus propias clases no tuvieron clases mixtas. Porque la separación de sexos en el aula no está arraigada en las instituciones de la enseñanza marroquí de forma sistemática. Y eso incluye a las instituciones educativas en las regiones rurales o pobres: las situaciones en las que se ha dado una separación de sexos no representan la norma sino la excepción.

Toman el control de instituciones de la sociedad para difundir su pensamiento oscurantista

El problema no es simple, y no se trata solo de una decisión de un órgano rector, sino que entra en el fondo de una estrategia ideológica profunda y bien calculada. Una estrategia que utiliza los mecanismos democráticos para hacerse con los centros de toma de decisiones… y que emplea absolutamente todos los medios a su alcance. Empieza sembrando sus orientaciones ideológicas para tomar el control de varias instituciones de la sociedad y difundir en ellas su pensamiento oscurantista.

Por eso debemos permanecer vigilantes: Si pasamos por alto o dejamos vía libre a este tipo de decisiones peligrosas, un día nos despertaremos en un Marruecos en condiciones espantosas. Si no prestamos atención a los fundamentos que se están colocando ahora mismo, no nos servirá de nada arrepentirnos después.
·

© Sanaa El Aji | Primero publicado en MC-Douliya· 27 Marzo 2018 | Traducción del árabe: Ilya U. Topper

¿Te ha interesado esta columna?

Puedes ayudarnos a seguir trabajando

Donación únicaQuiero ser socia



manos

Post relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *