Mi reino es de este mundo

Murid Barguti

Publicado por

M'Sur

@MSur_es

Es la identidad colectiva de los autores de la revista M'Sur. Aparece normalmente en las colaboraciones de artistas, escritores o músicos que, por ser esporádicos, no disponen de usuario propio en la revista.

Publicado el 4 Dic 2019

Publicidad

Lírica apátrida

Murid Barghouti | Internet

Nobleza obliga: llamarse Barghouti casi predestina a ser a alguien importante en el paisaje de Palestina. La extensa familia de Cisjordania ha dado de sí escritores, periodistas, ministros y activistas, algunos pacíficos, otros no tanto. A Murid Barghouthi – o Barguti, en la transcripción española – , nacido en Deir Ghassanah, cerca de Ramalá en 1944, le ha tocado un destino muy palestino, casi demasiado: el exilio. El del Cairo donde estudiaba, cuando la guerra de 1967 arrasó Cisjordania y desembocó en una ocupación militar israelí que dura hasta hoy y que le impidió volver a casa. El de Jordania, Kuwait, Líbano, en algunos años intermedios. El de Budapest, entonces comunista, cuando Egipto lo expulsó durante 13 años. Es lo que tiene ser apátrida.

Sin embargo, la poesía de Murid Barguti no refleja de inmediato esta experiencia. No todo el rato, no en la antología que la editorial Oriente y Mediterráneo presenta ahora en español, en traducción de Luis Miguel Cañada, bajo el título Mi reino es de este mundo. Metáforas casi abstractas, juegos líricos, introspecciones se alternan sin una inmediata referencia al destino que tanta marca a todos los escritores palestinos.

El autor se niega a convertirse en monotemático: busca expresarse – al menos a ratos – al margen de la realidad política que le ha tocado vivir. Aunque por supuesto están ahí también sus obras referidas al tema, como la breve novela autobiográfica He visto Ramalá (1997), escrita tras una visita a su tierra natal con un permiso después de 30 años de exilio (publicada en Oriente y Mediterráneo en 2002. Su obra cumbre se considera Medianoche (2005, publicado en España en 2006), que corona una docena de poemarios iniciados en 1972 con El cataclismo y la recomposición. Su último libro, aún no traducido, es Desperté para soñar (2018).

[Ilya U. Topper]

·

···

تفسير

·

 Interpretaciones

·

شاعر يكتب في مقهى
العجوز ظنّته يكتب لوالدته
المراهقة ظنّته يكتب لحبيبته
الطفل ظنّه يرسم
التاجر ظنّه يتدبّر صفقة
السائح ظنّه يكتب بطاقة بريدية
الموظّف ظنّه يحصي ديونه
رجل البوليس السرّي
مشى نحوه ببطء

Un poeta escribe en un café.

La anciana cree que escribe una carta a su madre

la adolescente cree que le escribe a su novia

el niño cree que está dibujando

el hombre de negocios cree que planifica una inversión

el turista cree que escribe una postal

el funcionario cree que calcula sus deudas

el policía secreta

se acerca sigiloso.

··· 

 

···

II

·

II

·

أنت الذي والدتك أمّك في منزل الشرق
حيث فرّكت الشمس رموش صبحها الأوّل
و رفع الخيال صخرته إلى أعلى الجبل
فتدحرجت كتباً و موسيقى
و أسئلة تلقى بأجسادها كالسواقي
إلى غموض البجر
أنت الذي والدتك أمّك في منزل الشرق
حيث ابتدأ كلّ شيء
سترى انحناء الثياب المطرّزة
على شواهد النهايات
و الذين تحبّهم
ستراهم متقابلين مع موتهم
كتقابل الأزرار والعرى
على صدر القاميص

***

ما الذي يوسعك أن تفعله؟
إجماع تحاول أن تغلّل خارجه
أغلبيات تغلّل فيها قليلاً
بجيش من جنود المجاز
تغالب عضلات العالم؟
ببلاغة الخزف
تردّ على مرافعة الحديد؟

الدخان يغلق المشهد
الأجساد تلوّنت بالأحمر الساخن
زجاج سيّارة الإسعاف تلطّخ فجأةً
صديقك لن يصل أبداً إلى أيّ مكان
الأهل البعيدون
الذي لم يسمعوا بالخبر بعد
لن يتمئنّوا
منذ هذه اللحظة إلى الأغلب
لن يطمئنّوا

 

Tú, que te parió tu madre en la casa de Oriente,

cuando el sol se frotaba las pestañas del alba primera

y la imaginación llevó su roca hasta la cima del monte

para que rodaran libros y músicas

y preguntas que se precipitaban como aguas de molino

en el misterio del mar.

Tú, que te parió tu madre en la casa de Oriente

cuando todo empezaba,

verás postrarse los vestidos bordados

sobre las lápidas de los finales,

y a quienes amas

verás encontrarse con la muerte,

como se encuentran el botón y el ojal

en el pecho de la camisa.

 

* * *

¿Qué puedes hacer tú?

Existe un consenso del que intentas quedar al margen,

hay mayorías que abandonas al instante.

¿Combatirás contra los músculos del mundo

con un batallón de metáforas?

¿Responderás a las alegaciones del hierro

con la retórica de la loza?

 

El humo cierra la escena.

Los cuerpos se han teñido de rojo incandescente.

El parabrisas de la ambulancia se ha ensuciado de golpe.

Tu amigo ya no llegará a ninguna parte.

Su familia, que está lejos

y aún ignora la noticia,

ya no vivirá en paz.

Desde este momento y por siempre

dejarán de vivir en paz.

 

··· 

 

···

III

·

 III

·

و دائماً دائماً سيينصحونك
أن تجتاز الهوّة بين جبلين
بقفزتين
سترى القوافل على طريق الحرير
محمّلة بالكاكي الأخرس والكاكي الحيّ
و بخوذات مثقوبة
و خوذات لا زالت تلمع
سترى على تخوم القرى
خليقة تقرّب ما بين حاجبيها
تعضّ أسنانها
تضرب بأذرعها الدائخة أمواج التاريخ
تبحث عن قشّة يوم آخر
فوق قشرة اليابسة

Y te aconsejarán que siempre, siempre

cruces el abismo entre dos montañas

dando dos saltos.

En la ruta de la seda verás caravanas

cargadas de caqui mudo y de caqui vivo

de cascos con agujeros de bala

y de cascos aún relucientes.

A la salida de los pueblos verás

una criatura que frunce el ceño

que aprieta los dientes

que golpea con brazos aturdidos las olas de la Historia

y busca la paja de otro día

sobre la tierra firme.

··· 

 

···

IV

·

 IV

·

و لا تغادرك الصورة
ولد و بنت
غاربان عن لهجة السوق
هاربان من حفائر الأنساب
ها هي الأجنحة
ها هو صخب انقلابهما
نحو الشعف الأعلى
ها هو حيوان السرور
ذو الهيأة البديعة
ها أنتما معاً ذات الصباح
غزال يركض فوق ظلّه
يسأل عشب الحقل
هل أنا ثقيل عليك يا عشب الحقل؟”

La imagen no se apartará de ti:

un niño y una niña

ajenos al habla del mercado

huyendo de caducos parentescos.

He ahí las alas

he ahí el estrépito de su liberación

hacia la pasión celeste más alta.

He ahí el animal de la felicidad

el de factura perfecta.

Aquí estáis los dos, juntos una mañana.

Una gacela corre sobre su sombra

y a la hierba del campo le pregunta:

“¿Te resulto pesada, hierba del campo?”

 

·· 

··

© Murid Barguti  |  Traducción: Luis Miguel Cañada | Cedido por Editorial Oriente y Mediterráneo

Post relacionados

1 comentario en “Murid Barguti

  • Luciano Tanto opina:

    …¿”la guerra que arrasó”?, etc. El autor anónimo de m’sur evidentemente hubiera preferido que los ejércitos invasores de un país avalado por la comunidad internacional a través de la ONU, Israel, que solo defendía su derecho a la existencia hubiera desaparecido… y no habría denuncia alguna. Coartada “poética” aparte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *