cabilio

Paisaje en Cabilia (2006) | © Eva Chaves / M’Sur

El cabilio forma parte de la rama norteña del bereber y se puede considerar una de las variantes del tamazigh, al que pertenecen todas las hablas bereberes de Argelia, excepto el tamasheq en el sur. Se habla sobre todo en la Cabilia, una región montañosa entre la costa mediterránea y el macizo de Djurdjura (2.300 m), alrededor de la ciudad de Tizi-Ouzu, situada a 80 km al este de Argel, pero se extiende hasta Bejaïa y Jijel en el este. El nombre del idioma en cabilio es taqbaylit, la raíz de la palabra es el término árabe qabila, tribu.

La similitud del cabilio con el tarifit o rifeño en Marruecos, y en general con las demás variantes del tamazigh permite englobarlo como parte de esta lengua, al mismo nivel que el tachelhit u otras formas regionales, pero destaca por su uso literario desde mediados del siglo XX.

Estudiosos bereberes, como el profesor argelino Moloud Mammeri, estandarizaron el cabilio a partir de los años 60, sentando a la vez las bases para la ortografía de todas las demás variantes del bereber. Promovieron además su empleo en trabajos literarias y científicos, además de usarlo en música y cine. Hoy, el cabilio cuenta con un compendio de obras, estudios, documentos y diccionarios superior a las demás variantes bereberes.

Reivindicación

El uso del cabilio se revitaliza hoy como medio de reafirmación de identidad entre los jóvenes comprometidos con el reconocimiento de su idioma como lengua nacional. Esta reivindicación, especialmente activa desde la ‘primavera bereber’ de 1980, choca con la política del gobierno central, que lleva décadas trabajando a favor de la arabización de Argelia. En este contexto, los defensores del cabilio se distancian también del islam político, promovido tanto por el gobierno como, de manera más severa, por los partidos islamistas.

Fueron investigadores y sociólogos de la Cabilia quienes estandarizaron a mediados del siglo XX el alfabeto tifinagh, tradicional entre los tuareg en el sur, para crear un alfabeto moderno, utilizable en prensa, revistas y pronto también en el entorno informático. Este neotifinagh elaborado en Cabilia es el que se utiliza hoy en Marruecos como alfabeto cooficial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *