OTAN

otanLa OTAN — su nombre completo es Organización del Tratado del Atlántico Norte — es uno de los bloques geopolíticos más antiguos en el área mediterránea. También se conoce como Alianza Atlántica. Las siglas OTAN (en francés) y NATO (en inglés) son igualmente oficiales.

En 1949, la tensión entre Europa Occidental y la Unión Soviética, que dominaba políticamente la mitad oriental del continente, llevó a una alianza militar entre Estados Unidos, Canadá y diez países europeos, entre ellos Portugal, Francia e Italia. Tres años más tarde, Turquía y Grecia se sumaron al bloque y en 1955 lo hizo Alemania Federal. El mismo año, la Unión Soviética y siete países del Este de Europa firmaron el equivalente Pacto de Varsovia.

El tratado de la OTAN prevé que en el caso de un ataque contra uno de los miembros en suelo europeo o norteamericano, todos los demás asumirían su defensa, bien militar bien de otra forma. Además, cada país pone parte de sus fuerzas armadas bajo el control de la OTAN.

Francia se retiró de esta estructura en 1966 y formó su propio ejército de forma independiente, aunque sigue siendo un miembro de la alianza militar. En 1974, Grecia retiró sus fuerzas de la OTAN tras chocar con Turquía en el conflicto de Chipre, pero fue readmitido seis años más tarde.

Los gastos de la OTAN se sufragan entre todos los miembros, pero la mayor parte corresponde a Estados Unidos, que hoy por hoy aporta alrededor del 75% de los fondos, frente al 63% en 2001. La Alianza fija a sus miembros la meta de destinar al menos el 2% de su Producto Interior Bruto a gastos  militares, pero en Europa, sólo Francia, Gran Bretaña, Grecia y Estonia cumplen este objetivo, mientras que la mayoría de los países oscila entre el 1 y el 2 por ciento y cinco países -España, Hungría, Lituania, Letonia y Luxemburg0- se quedan por debajo del 1 por ciento. Islandia no tiene fuerzas armadas.

Expansión

España entró en la OTAN en 1982, tras un disputado referéndum popular. Fue la única ampliación entre la ronda inicial en los años cincuenta y el fin de la guerra fría en 1990. Aquel año, la reunificación de Alemania movió la frontera de la Alianza hacia el este. En 1991 se disolvió en Pacto de Varsovia y la OTAN empezó a acoger a sus antiguos miembros:  en 1999 se afiliaron Polonia, Chequia y Hungría y en 2004 los tres estados bálticos, Eslovaquia, Eslovenia, Rumanía y Bulgaria.

Croacia y Albania entraron en la Alianza en 2009, y Macedonia podría haberlo hecho de no ser por el veto de Grecia, que insiste en resolver antes la disputa por el nombre del país. Bosnia y Montenegro están en un proceso de “diálogo intenso”, mientras que Ucrania y Georgia, en el mismo proceso, ya se consideran candidatos a un próximo ingreso como miembros.

Moldavia, Azerbaiyán, Armenia y Kazajistán mantienen programas de “asociación individual” con la OTAN, no necesariamente con vistas a un futuro ingreso. Fuera de la estructura de la Alianza quedan Suiza, Austria, Irlanda, Suecia, Finlandia, Malta, así como Serbia, Bielorrusia y Rusia, aunque todos forman parte, junto a varios Estados centroasiáticos, del Consejo de Asociación Euroatlántico (EAPC).

Al sur del Mediterráneo, la OTAN mantiene dos bloques de alianzas: el Diálogo Mediterráneo, abierto en 1995 con Marruecos, Mauritania, Túnez, Egipto, Jordania e Israel, al que se sumó Argelia en 2000, y la Iniciativa de Estambul, que desde 2004 reúne a cuatro Estados del Golfo: Kuwait, Bahréin, Qatar y Emiratos.

Actividad

Durante toda la Guerra fría, la actividad de la OTAN se limitaba a maniobras y el despliegue de armas tácticas. En 1993 actuó por primera vez en un conflicto, al imponer un embargo de armas a Yugoslavia, inmersa en una guerra civil, y al año siguiente intervino en la guerra de Bosnia con ocasionales golpes aéreos contra la aviación serbobosnia.

El mismo año, la aviación de la OTAN inició una campaña de bombardeos contra Serbia para obligar a este país a retirar sus fuerzas de Kosovo; la polémica intervención acabó con una derrota militar de Belgrado y el ascenso de una guerrilla albanokosovar tutelada por las fuerzas de la OTAN, conocidas como KFOR, y desembocó en la declaración de independencia de Kosovo en 2008.

En 2003, la OTAN asumió el mando sobre parte de las fuerzas internacionales en Afganistán, conocidas como ISAF, lo que constituye su primera misión fuera de Europa.

Estructura

La sede central de la OTAN está en Bruselas (Bélgica). Tiene una estructura doble. El Consejo del Atlántico Norte, compuesto por delegados civiles de los países miembros, es la máxima autoridad en cuestiones políticas y toma las decisiones por consenso. Está dirigido siempre por un alto cargo europeo, que representa la Alianza a nivel internacional y tiene rango diplomático de jefe de Estado. Desde 2009 desempeña el cargo el ex primer ministro danés Anders Fogh Rasmussen, quien reemplazó al holandés Jaap de Hoop Scheffer y en octubre de 2014 pasará el testigo al ex primer ministro noruego Jens Stoltenberg.

El Consejo está asesorado por un Comité Militar, compuesto por militares de todos los países miembros. Francia no forma parte del Comité Militar.

Los cuarteles centrales de las fuerzas militares de la OTAN, conocidas como SHAPE, se ubican cerca de la ciudad de Mons en Bélgica. Están bajo mando del Comandante Supremo de las Fuerzas Aliadas en Europa (SACEUR), un cargo siempre reservado a un general estadounidense. Éste está subordinado al Consejo del Atlántico Norte sólo en cuestiones políticas, pero toma las decisiones militares por su cuenta y también tiene rango diplomático de jefe de Estado. El cargo cambia normalmente cada tres o cuatro años. Desde 2013 lo ocupa el general Philip M. Breedlove.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *