Iglesia greco-ortodoxa

Iglesia grecoortodoxa en Antioquía (Turquía) | I. U. T./ M'Sur
Iglesia grecoortodoxa en Antioquía (Turquía) | I. U. T./ M’Sur

Las ramas de la Iglesia Ortodoxa presentes en el Levante, es decir, desde Egipto a Siria, Líbano e Iraq, se conocen habitualmente como ‘greco-ortodoxas’. Se cuentan entre las más antiguas de la cristiandad.

El Patriarcado de Alejandría, el más prestigioso de todos después del de Constantinopla, reúne a unos 250.000 egipcios de fe greco-ortodoxa; muchos de ellos de ascendencia griega, y se adjudica la supervisión espiritual de los fieles ortodoxos en toda África. Pese a su denominación histórica, la sede de la entidad se ubica en El Cairo. Desde 2004, el patriarca es Teodoro II, nacido en 1954 en Creta.

La congregación con menos adherentes es el Patriarcado de Jerusalén. Tiene su sede en la iglesia más sagrada de la cristiandad, la del Santo Sepulcro de Jerusalén. La fe greco-ortodoxa es la mayoritaria entre los palestinos cristianos; hasta mediados del siglo XX la profesaba un 20% de los palestinos. Las guerras y la subsiguiente ocupación israelí de Cisjordania y Gaza suscitaron una emigración continua; según el censo de 2006, sólo un 9% de los palestinos con ciudadanía israelí —unas 120.000 personas— son cristianos; la mitad de ellos greco-ortodoxos.

A ellos se añaden poco más de 30.000 palestinos cristianos en Cisjordania, unos pocos miles en Gaza y unos 80.000 entre los palestinos residentes en Jordania, así como algunas decenas de miles de jordanos de esta afiliciación. El número sigue bajando debido a que la emigración de las familias cristianas es mayor que la de las musulmanas, sobre todo por la mayor facilidad con la que los palestinos cristianos reciben visados para Europa o América. Frente al conflicto que enfrenta palestinos e israelíes, los cristianos se suelen situar sin ambages en el bando palestino.

La alta jerarquía del Patriarcado se compone casi exclusivamente de clérigos griegos, lo que ha suscitado críticas en la congregación, compuesta en su inmensa mayoría de palestinos de habla árabe. El patriarca de Jerusalén es Teófilo III, nacido en Grecia en 1952. Reemplazó en 2005 al también griego Ireneo I, depuesto por el sínodo en una decisión confirmada durante una conferencia de todas las demás iglesias autocéfalas. Ireneo había sido acusado de intentar vender terrenos de la iglesia en Jerusalén Este a inmobiliarias israelíes, un paso considerado contrario al interés nacional palestino, dado que facilita el establecimiento de asentamientos judíos.

El ábade del monasterio de Santa Catarina en la ladera del Monte Sinaí en Egipto, donde reside una veintena de monjes, recibe su cargo de manos del Patriarca de Jerusalén, aunque la congregación es autónoma y a veces se considera que forma una iglesia ortodoxa autocéfala.

El Patriarcado de Antioquía, uno de los más antiguos de la cristiandad, también se conoce como Iglesia ‘rum-ortodoxa’, según su nombre árabe o como Iglesia melkita ortodoxa, aunque el término ‘melkita’ se utiliza actualmente sobre todo para la rama católica que se escindió de esta confesión en el siglo XVIII, la Iglesia Melkita Católica.

Alrededor de la mitad de los cristianos de Siria se adhieren a la fe greco-ortodoxa, además de unas 300.000 personas en Líbano, donde es la segunda mayor rama cristiana. Ya en el siglo XIV, la sede del patriarcado fue trasladada de Antioquía (hoy Antakya en el sur de Turquía) a Damasco. Mantiene metropolitanos, además, en otras cinco ciudades sirias y seis libanesas, así como en Bagdad, donde apenas tiene seguidores.

El patriarca de Antioquía es, desde 1979, Ignacio IV Hazim, nacido en Siria en 1921.

En el último siglo, la Iglesia de Antioquía se ha mostrada a favor de una identidad cristiana netamente árabe. El cofundador del partido Baaz, que promueve el panarabismo, el sirio Michel Aflaq, pertenecía a esta confesión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *