Nada nuevo bajo el sol

 

opinion

Durante los últimos 100 años, Rusia ha sufrido enormes cambios.

Al principio gobernaba el zar, en una monarquía absoluta con algunos adornos democráticos, una ‘‘tiranía mitigada por la ineficiencia’’. Tras la caída del zar, un régimen liberal e igual de ineficiente gobernó durante pocos meses, hasta que lo derrocó la Revolución bolchevique.La ‘‘dictadura del proletariado’’ duró unos 73 años, lo que significa que tres generaciones pasaron por el sistema educativo soviético. Eso debería haber sido suficiente para absorber los valores del internacionalismo, socialismo y dignidad humana, como los enseñó Karl Marx.

El sistema soviético se derrumbó en 1991, dejando atrás algunos vestigios políticos. Después de algunos años de anarquía liberal con Boris Yeltsin, Vladimir Putin lo relevó. Ha demostrado ser un hombre de estado capaz, al hacer que Rusia vuelva a ser una potencia mundial. También ha instaurado un nuevo sistema autocrático, que reprime la democracia y los derechos humanos.

Hay algo así como un carácter nacional que no cambia facilmente, si es que llega a cambiar

Cuando consideramos estos acontecimientos, que abarcan un siglo, nos vemos forzados a concluir que después de sufrir todas estas dramáticas turbulencias, Rusia está políticamente más o menos donde empezó. La diferencia entre el reino del zar Nicolás II y el presidente Putin I es mínima. Las aspiraciones nacionales, el panorama general, el régimen y el estado de los derechos humanos son más o menos los mismos.

¿Qué nos enseña esto? Para mí significa que hay algo así como un carácter nacional, que no cambia fácilmente, si es que llega a cambiar. Las revoluciones, las guerras, los desastres vienen y van, y el carácter básico de un pueblo permanece tal y como era.

Tomemos otro ejemplo, más cercano a nosotros geográficamente: Turquía.

Mustafa Kemal era una persona fascinante. Las personas que lo conocieron, cuando servía en Palestina como oficial del ejército otomano, lo describían como un personaje interesante y un bebedor empedernido. Nació en Salónica, ciudad en su mayoría judía por aquel entonces, y participó en la revolución del movimiento de los Jóvenes Turcos, cuyo objetivo era la renovación del Imperio otomano, que se había convertido en el ‘‘hombre enfermo de Europa’’. Después de la derrota turca en la Primera Guerra Mundial, Mustafa Kemal se dispuso a crear una nueva Turquía. Sus reformas fueron muy trascendentales. Entre otras, abolió el Imperio otomano y el antiguo califato musulmán, cambió la escritura árabe por la latina en el idioma turco, apartó a la religión de la política, convirtió al ejército en el ‘‘guardián de la república (laica)’’, prohibió llevar trajes tradicionales como el fez o el hiyab a hombres y mujeres. Su ambición era convertir a Turquía en un país europeo moderno.

En 1934, cuando se adoptó la ley de apellidos, el Parlamento nacional le dio el nombre de ‘‘Atatürk’’ (padre de los turcos). La gente lo sigue adorando hasta el día de hoy. Su retrato cuelga en todas las oficinas del gobierno. Sin embargo ahora presenciamos la revocación de la mayoría de sus reformas.

En Turquía, el retrato de Atatürk cuelga en todas las oficinas del gobierno, pero presenciamos la revocación de sus reformas

Actualmente gobierna en Turquía un partido religioso islámico, elegido por la ciudadanía. El islam está haciendo una gran reaparición. Después de que el ejército organizara varios golpes, se le ha echado de la política. Algunos acusan a la actual cúpula política de seguir políticas neootomanas.

¿Significa esto que Turquía está volviendo a donde estaba hace cien años?

Se pueden citar ejemplos de todo el mundo.

Aproximadamente 220 años después de la madre de todas las revoluciones modernas, la gran Revolución francesa, se están comparando las aventuras frívolas del actual presidente francés con las de los reyes borbones. No ha quedado gran cosa de los tiempos del austero Charles de Gaulle, ni moral ni políticamente.

1 2 3Página siguiente

 
 

Acerca del autor

Uri Avnery
Periodista y ex diputado israelí. Nacido en 1923 en Alemania, emigró con su familia en 1933...

Etiquetas

, , ,

Artículos relacionados

Nada nuevo bajo el sol
 
 

5 comentarios

 
 

Deja un comentario