1948: Así sucedió

 

opinion

 

 

Después de mi último artículo, en el que mencioné que los árabes empezaron la guerra en 1948 tras la resolución del Plan de Partición de la ONU, recibí varios mensajes furiosos.

Los autores, quienes (supongo) nacieron después de los acontecimientos, acusan a los sionistas de empezar la guerra para así expulsar a la población árabe.

Dado que participé en los acontecimientos – yo tenía 24 años en aquel entonces – siento que es mi deber describir lo que realmente pasó lo más fielmente posible. (He escrito dos libros sobre ello, uno durante la guerra y otro inmediatamente después).

Para describir el ambiente del país justo antes de la guerra, permítanme que les cuente uno de los grandes momentos de mi vida.

A finales del verano, se celebró un festival anual de danzas populares en un anfiteatro natural en el monte Carmelo. Se reunieron alrededor de cuarenta mil jóvenes, hombres y mujeres; un número bastante alto teniendo en cuenta que nuestra población total era sólo de 635.000 aproximadamente.

¿Por qué la población árabe debía pagar el precio del Holocausto cometido por los europeos?

Por aquel entonces, una comisión de las Naciones Unidas (UNSCOP) estaba recorriendo el país para encontrar una solución al conflicto árabe-judío.

Estábamos viendo los grupos de baile – entre ellos uno de un pueblo árabe vecino, que bailaba la debka con tanto entusiasmo que eran incapaces de parar – cuando anunciaron por los altavoces que miembros de la comisión de la ONU venían a visitarnos.

Espontáneamente, todos los miles de hombres y mujeres jóvenes se levantaron y comenzaron de repente a cantar el himno nacional con tanto vigor que el eco resonó en las montañas de alrededor.

Fue la última vez que mi generación se reunió. En menos de un año, miles de los presentes estaban muertos.

Siguiendo la recomendación de esa comisión, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó el 29 de noviembre de 1947 la partición de Palestina en dos Estados, uno árabe y otro judío, con Jerusalén como una unidad separada bajo control internacional.

Aunque el territorio asignado al estado judío era pequeño, la población judía se dio cuenta de la inmensa importancia de la independencia. Fue justo tres años después del final del Holocausto.

Todo el mundo árabe se opuso a la resolución. Tal como ellos lo veían, ¿por qué la población árabe de Palestina debía pagar el precio del Holocausto cometido por los europeos?

El día después de la resolución, dispararon a un autobús judío. Ese fue el comienzo de la Fase 1 de la guerra.

Los británicos, nominalmente a cargo, trataron de involucrarse lo menos posible

Para entender los acontecimientos, hay que considerar la situación. Las dos poblaciones del país estaban estrechamente entrelazadas entre sí. En Jerusalén, Haifa y Yafa-Tel Aviv, distritos árabes y judíos estaban situados uno al lado del otro.

Cada pueblo judío estaba rodeado por pueblos árabes. Para subsistir necesitaban usar las carreteras, dominadas por las aldeas árabes. En ese momento, los tiroteos se desataron por todo el país. Los británicos estaban todavía nominalmente a cargo, pero trataron de involucrarse lo menos posible.

La organización clandestina paramilitar judía, llamada Haganah (“Defensa”), era la responsable de mantener las carreteras abiertas. El tráfico judío se desplazaba en convoyes, defendidos por miembros de la Haganah, hombres y mujeres. Las mujeres eran necesarias porque podían esconder las armas ilegales bajo sus ropas.

El bando árabe no tenía un mando centralizado. Los aldeanos empezaron los ataques; muchos de ellos tenían viejos fusiles en casa. Dado que algunos de estos fellahin eran bastante primitivos, se llevaron a cabo atrocidades. Nuestro bando lanzó represalias de la misma guisa. Como consecuencia, esto se convirtió en una lucha muy amarga.

La estrategia del bando judío era destruir a los pueblos árabes a lo largo de las carreteras

Un grupo de combatientes de la Haganah, formado por universitarios, quienes salieron a defender un bloque de asentamiento judío, fue emboscado y mataron hasta el último hombre. Vimos fotos de sus cabezas cortadas llevadas triunfalmente por las calles de la Jerusalén árabe.

La estrategia inevitable del bando judío era destruir a los pueblos árabes a lo largo de las carreteras. A los pueblos judíos los conminaron a resistir a cualquier precio, aunque algunos – muy pocos – de los más expuestos fueron evacuados.

En febrero de 1948, los británicos evacuaron el área de Tel Aviv, y éste se convirtió en el núcleo del Estado judío. Al mismo tiempo, también abandonaron algunas pequeñas zonas árabes.
A finales de marzo, ambas partes ya habían sufrido grandes bajas. La Fase 2 comenzó.

El 1 de abril llevaron a mi compañía al improvisado puerto de Tel Aviv para recibir un gran cargamento de armas del bloque soviético. Un año antes, en un movimiento sorpresa, el bloque soviético en la ONU había empezado a apoyar al lado sionista. Stalin, tan antisionista como el que más, probablemente había decidido que un Estado judío en Palestina era mejor que una base militar británico-estadounidense.

1 2Página siguiente

 
 

Acerca del autor

Uri Avnery
Periodista y ex diputado israelí. Nacido en 1923 en Alemania, emigró con su familia en 1933...

Etiquetas

Artículos relacionados

1948: Así sucedió
 
 

1 comentario

  1. María dice:

    Gracias por tu parte de la historia, pero lamento “corregirte” en un dato muy importante. Sino quedaron judíos en la parte árabe, ¿cómo es posible que sigan a día de hoy viviendo los samaritanos en la parte alta de la ciudad de Nablus en Cisjordania?

 
 

Deja un comentario