«Europa es un hogar para muchos fascistas»

Dubravka Ugresic

 

¿Cree que los Balcanes fueron un ensayo de Iraq y Siria? ¿Un experimento sobre la vieja ley de Divide et impera?

Es importante tener un estigma. Yugoslavia fue estigmatizada como territorio comunista. Los demás países comunistas abandonaron el comunismo, la Unión Soviética, que era un Estado federal, como Yugoslavia, se desmembró, y Yugoslavia también tenía que hacerlo porque era comunista. Ceaucescu era un dictador, Tito era un dictador. Todo el mundo sufrió bajo el comunismo, así que nosotros también. Y eso es mentira. Sí, la gente sufrió en la Unión Soviética, tenemos pruebas, tenemos una enorme cantidad de literatura disidente, tenemos arte clandestino, libros, cuadros, todo está en los archivos, documentado. También tenemos un movimiento anticomunista en Polonia. Tenemos pruebas de él: inmensos archivos de su lucha contra el comunismo, por la liberación, la democratización… ¿Tenemos lo mismo en Checoslovaquia? Sí, lo tenemos. Tenemos figuras simbólicas, como Havel, la gente iba a la cárcel… ¿Tenemos alguna prueba de que el comunismo era algo malo en Yugoslavia? ¿Cualquier cosa?

¿Hubo algún movimiento disidente?

No. Tenemos la figura del nacionalista croata de Vlado Gotovac, que estaba en la cárcel por nacionalista; su problema no era el comunismo sino el nacionalismo. Tenemos a Mihajlo Mihajlov, que era disidente, [Milovan] Dilas también, que estaba en la cárcel, y eso es más o menos todo. Pero para meter eso en una narrativa aceptable políticamente en ese momento, Yugoslavia inventó esa liberación disidente anticomunista, etcétera. A los croatas los oprimieron los serbios, porque ellos eran los comunistas y oprimieron a los pobres croatas, que eran católicos, y que son parte de Europa, no como esos bárbaros serbios. Ellos son ortodoxos, comunistas y yugoslavos, y nosotros no. Y ahora tenemos una historia bonita que encaja con la narrativa política aceptable. Hay escritores que inventaron sus sufrimientos durante el comunismo, lo que se conoce como Síndrome de memoria falsa. Lo mismo ocurre en el lado contrario. Están conectados como gemelos siameses, serbios y croatas.

«El comunismo fue emancipatorio para Yugoslavia. Era un país campesino, y de repente tenías libertades increíbles»

¿Qué piensa de los movimientos más o menos populistas que, a partir de la crisis, han venido proclamando cierta afinidad al comunismo?

Es mi mayor decepción: no queda una intelligentsia de izquierdas en el territorio de la antigua Yugoslavia. Me impresionaba ver cómo la gente en Italia pronuncian palabras tipo capitalismo, comunismo, revolución, como aquí; como las usan y reflexionan sobre ellas. En Croacia y Serbia, la gente ya no usa palabras como capitalismo, porque tienen aún miedo de que los acusen de ser comunistas, lo que es una estupidez, porque Yugoslavia era un país abierto, todo el mundo podía salir y volver. Creo realmente que el comunismo fue un sistema emancipatorio para el pueblo de la antigua Yugoslavia. Eran campesinos analfabetos. La clase media y la burguesía eran muy pequeñas, la gente se ganaba la vida como campesinos, no había esa intelligentsia que hubo en otros países. Era un país campesino, y de repente te liberaban, podías ir al colegio, eras igual, tenías libertades increíbles.

¿De qué se liberaban?

Una anécdota: ahora, en Bosnia hay una abuela que rezan a Tito todos los días, porque Tito, piensa, la liberó de que no tuviera que llevar hiyab. Y su nieta ahora lleva hiyab. Claro que se prohibieron otras cosas, pero en este campo sí hubo una liberación. La gente miente. Si ahora les da asco, deberían devolver sus casas de fin de semana en la costa, todas las propiedades que se ganaron como trabajadores analfabetas, como campesinos, como pequeños empleados, durante el comunismo.

«Los Estados pequeños pagan dinero público para que a sus escritores se les traduzca al francés o inglés. Es una lucha de poder»

Recordemos las profecías de su libro Gracias por no leer. ¿Estamos haciendo un mal uso de internet?

Es una herramienta. Primero aplasta la edición de libros tradicional, pero esto también es una lucha de poder. Estoy aprendiendo que los Estados pequeños pagan dinero público para que a algunos de sus escritores se les traduzca al francés o inglés. Es una lucha de poder. Otros países pagan a famosas universidades americanas para que abran departamentos que estudien sus pequeñas literaturas y lenguas. Es una estrategia política.

¿Puede la gente normal usar esta herramienta mejor para resistir a ese juego de poder?

Hay intentos en España, me han dicho, libros anarquistas sobre la estrategia subversiva. Me gustaría conocer más. Creo que los jóvenes reflexionan sobre esto. Pero la imagen es desalentadora. La gente tiene que comer, no tienen muchas maneras de alimentarse ellos y sus familias aparte de tener un empleo. Y hoy día, tener un empleo, cuando los derechos de los trabajadores están desapareciendo, significa esclavitud.

Página anterior 1 2 3 4Página siguiente

 
 

Etiquetas

, ,

Artículos relacionados

Acerca del autor

Alejandro Luque

@atoluque

Periodista y escritor (Cádiz, 1974). Vive en Sevilla.
Tras trabajar en la...

Dubravka Ugresic
 
 

0 Comentarios

Sé el primero en dejar un comentario.

 
 

Deja un comentario