«Tenemos una derecha infame y una izquierda imbécil»

Ramón de España

 

En medio de este extremismo, ¿ha escuchado voces que pongan cordura, que arrojen luz?

«A la derecha nunca le he tenido ninguna confianza, ni esperanza depositada»

Las hay, pero es que con los nacionalistas es como hablar con la pared. Cuando alguien les lleva la contraria es un traidor, un miserable, mala persona… Es gente muy cerril, agarrada a una sola idea. Prueba de ello es que estamos volviendo a caer en lo de Companys, 80 años después. Para aspirar a lo de la independencia, dejando aparte que no me interese, yo te digo que si hubiera un 98 por ciento de catalanes que la quisieran, esto caería por su propio peso. Esta gente, lo que es intolerable, es que hablen en nombre de todos cuando son menos de la mitad, aprovechando ese silencio del que hablábamos antes. Eso, más los que se apuntan porque le tienen manía al PP, como si tuviera algo que ver la secesión con el PP. Todo está relacionado con la cretinización de la izquierda, para mí es lo más grave. A la derecha nunca le he tenido ninguna confianza, ni esperanza depositada. Además de aguantar a una derecha implacable canalla y ladrona, tienes también a una izquierda imbécil: es demoledor pal selebro.

Ni Ciudadanos, ni Podemos

No son pocos los detractores de Ramón de España que lo descalifican como afín a cierto españolismo representado por un partido como Ciudadanos. Él niega su afinidad con estas siglas: “Fui compañero de viaje durante un tiempo, ahora es una birria de partido de la que toda la gente decente se está saliendo. Pero en los inicios, cuando se lo inventó Francesc de Carreras, que es un cerebro privilegiado, aquello era una agrupación de autodefensa contra los abusos del nacionalismo. Ahora se ha convertido en un partido de derechas cuyo líder solo aspira a desbancar al PP. El día que anunció que se daba de baja de la socialdemocracia, dije: Ahí te quedas. Este rollo liberal, Alberto, te lo puedes meter donde te quepa. Y se está yendo gente demócrata a punta pala. Es una decepción más”.

“Yo creía que era un partido socialdemócrata”, prosigue el periodista, “ahora está al servicio de un megalómano que quiere llegar a presidente del gobierno, y cada vez más escorado hacia la derecha, lo que no les ha salido bien, porque la derecha española con el PP ya tiene bastante. Hubo una época, ¿te acuerdas? Que no se sabía muy bien si eran de izquierdas o de derechas, pero ¿qué ofrecéis que no ofrezca el PP o el PSOE?”

«Lo único que agradecí del triunfo de Ada Colau es que nos quitó de en medio al doctor Trías»

En el otro extremo, sobre la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau afirma que “siempre me pareció una oportunista. De profesión, activista. También es verdad que estoy mediatizado por un amigo mío que fue profesor suyo en la Facultad, y no la vio nunca por el aula. Formaba parte de todos los comités y subcomités progres, pero ir a clase no parecía una prioridad”.

“Ya en la época de la plataforma de la hipoteca me pareció que se apuntaba a aquello como se podía haber apuntado a la configuración de churreros. Necesitaba una causa, y una plataforma para su inmensa ambición política. Está en una situación de estar diciendo una cosa y la contraria, y no sé si al final no le va a salir el tiro por la culata. Dijo “No, no, de la plataforma me voy a mi casa, no quiero optar a la alcaldía”. Y dos meses después estaba en la alcaldía. “Tampoco quiero optar a la Generalitat”, y acabaremos viéndola allí. Y si tiene que presidir la III República española, pues bien, no le haríamos ascos. La maquinaria que son ella y el marido, que es el cerebro en la sombra, y que se conocieron cuando iban vestidos de abeja maya en no sé qué actividad reivindicativa… Y la pandilla que tienen en el Ayuntamiento, es toda de juzgado de guardia. Lo único que agradecí de su triunfo es que nos quitó de en medio al doctor Trías y a los convergentes. Pero forma parte de esa izquierda oportunista que no me gusta, ciertamente. Es muy triste esa izquierda que tenemos, y a la que además se suman ahora estos marxistas viejunos, como Josep Fontana, que a una edad provecta se ha hecho nacionalista. ¡Hombre, a estas alturas!”
·

 

¿Te ha gustado esta entrevista?

Puedes ayudarnos a seguir trabajando

Donación única Quiero ser socia



manos

Página anterior 1 2 3 4

 
 

Etiquetas

,

Artículos relacionados

Acerca del autor

Alejandro Luque

@atoluque

Periodista y escritor (Cádiz, 1974). Vive en Sevilla.
Tras trabajar en la...

Ramón de España
 
 

0 Comentarios

Sé el primero en dejar un comentario.

 
 

Deja un comentario