«La lengua catalana está por encima del uso político»

Pere Gimferrer

 

Hoy, con internet, ¿hay más poesía que nunca, aunque siga siendo un género marginal?

No creo que haya más que nunca: se ve de otra manera, pero no hay más. ¿Son mejores esos poetas? El soporte no tiene la menor trascendencia en cuanto al valor del texto. Poesía era ya la que existía de viva voz, la poesía oral oral, luego la que se copiaba manuscrita, mucho más tarde la impresa… Y la voz, por un lado, y la escritura por otro, siguen dominando. Que haya o no soporte escrito ni quita ni pone a la poesía, papel o no papel no le priva su carácter de signo sobre el espacio, o bien de oralidad, si la hay.

¿El soporte puede cambiar la forma de escribir?

«El soporte, cuando lo hay, porque puede haber poesía oral, no afecta a lo fundamental de la poesía»

Eso es un espejismo. Mucha gente lo cree, en detalles no fundamentales sí. La presencia de tipografía hace posibles ciertas cosas, el juego con los espacios en blanco, los caligramas cuando se han hecho, no solo en la época de Apollinaire, sino muchísimos siglos antes también… Pero, como digo, el soporte, cuando lo hay, porque puede haber poesía perfectamente oral, no afecta a lo fundamental de la poesía. Lo mismo pasa con la prensa: cuando se habla de prensa, entendida al pie de la letra, es todo aquello que va a las prensas, pero es también lo que se publica como prensa digital.

El temor de los lingüistas a que el lenguaje se vaya degradando por culpa de las nuevas tecnologías, ¿es infundado?

No sé si los lingüistas tienen ese temor, yo sé que el lenguaje se degrada, y se mejora y vuelve a degradarse, pero por razones muy distintas, que tienen relación sobre todo con el uso oral. El lenguaje escrito no degrada al oral, pero no es algo que me preocupe demasiado. No creo que ocurra hoy más o menos que en otras épocas.

La brevedad del SMS, del tuit, ¿propicia un pensamiento atomizado?

Es una brevedad relativa, y no es la única posibilidad de plasmar ese tipo de pensamiento, que también puede aparecer en cosas muy extensas, ya lo sabemos… Y el poema breve ya existía en la poesía latina, junto con el texto extenso. Todo esto me hace pensar en que la gente tiene un espejismo muy curioso, se imaginan que cuando nació la imprenta se dejó de copiar los libros, y nada más falso. Góngora por ejemplo, nunca fue impreso, sus obras, las Soledades, el Polifemo, se conocían por copias manuscritas, y hablamos de un tiempo muy posterior al nacimiento de la imprenta, entrado el siglo XVII.

Como académico de la Lengua, ¿qué opina de la controversia actual sobre el sexismo del lenguaje? ¿Hay sexismo en las palabras?

«El lenguaje puede ser sexista, pero ese sexismo, salvo casos muy contados, no lo crea la Academia»

El lenguaje puede ser sexista, pero ese sexismo, salvo casos muy contados, no lo crea la Academia. Lo que hace la Academia es reflejar el uso que existe en publicaciones precedentes. Esto no significa que ese uso sea actual ni positivo para la Academia, es algo que está ahí, en los textos. Se trata de dejar constancia del uso, no de preconizarlo. ¿Cuánto tiempo pasó para que se adoptara la expresión “pasar desapercibido”, en el sentido de “pasar inadvertido”? Se tardó mucho.

También hubo una fuerte polémica con la acepción de “gitano” como “trapacero”… Se acusó a la RAE de racista.

Sí, pero eso históricamente está ahí. No digamos “judiada”… La Academia solo registra su existencia, el uso le da la connotación que sea.

Con todo, cualquier comunicado de la RAE parece siempre herir susceptibilidades en alguna parte. ¿Se sienten bajo una vigilancia extrema?

Ha sucedido en otras épocas, por razones distintas a las de ahora. Hay muchas falacias, muchos espejismos y verdades a medias. Un ejemplo clarísimo: en el uso actual, aunque muy generalizado, no es correcto usar escuchar como sinónimo de oír, son dos conceptos. Dicho esto, nadie explica, y nadie puede explicar me temo, por qué Garcilaso escribía “en el silencio solo se escuchaba un susurro de abejas que sonaba…” Ahí escuchar significa oír, y estamos hablando del siglo XVI. Como este, hay muchos pequeños misterios en la vida, muerte y resurrección de las palabras.
·

 

¿Te ha gustado esta entrevista?

Puedes ayudarnos a seguir trabajando

Donación única Quiero ser socia



manos

Página anterior 1 2 3

 
 

Etiquetas

, ,

Artículos relacionados

Acerca del autor

Alejandro Luque

@atoluque

Periodista y escritor (Cádiz, 1974). Vive en Sevilla.
Tras trabajar en la...

Pere Gimferrer
 
 

0 Comentarios

Sé el primero en dejar un comentario.

 
 

Deja un comentario