«Ser fotógrafo no es hacer fotos, es tener proyectos»

Cristina García Rodero

 

Ci spiace, ma questo articolo è disponibile soltanto in Spagnolo Europeo. Per ragioni di convenienza del visitatore, il contenuto è mostrato sotto nella lingua alternativa. Puoi cliccare sul link per cambiare la lingua attiva.

Cristina García Rodero (Sevilla. Mayo 2017) | © Laura León

Cristina García Rodero (Sevilla. Mayo 2017) | © Laura León [Ver fotografía completa]

 Sevilla | Mayo 2017

Se disculpa de antemano Cristina García Rodero (Puertollano, 1949) porque, asegura, lo suyo no es hablar. Una trayectoria de más de 40 años retratando costumbres y fiestas populares –entre otros motivos–, sumado al hecho de ser la primera española en ingresar en la prestigiosa agencia Magnum, la acreditan como una leyenda viva de la fotografía, el medio que le permite expresarse mejor. Menuda, visiblemente tímida, ha acudido a Sevilla para presentar en la Fundación Tres Culturas la exposición Miradas paralelas, donde muestra su trabajo junto a otras 11 compañeras españolas e iraníes. “Yo soy solo una más en este proyecto”, dice sin fingir modestia. “¿Has hablado ya con las otras?”.

¿Usted se considera artista, documentalista, cronista, antropóloga, o simplemente testigo?

«Con la cámara decides dónde ir, qué imagen quieres, cómo contar, cómo exponer… todo eso es una obra»

Pues un poco de todo, pero sobre todo me considero una creadora. Hice Bellas Artes y me licencié en la especialidad de Pintura, y mi proceso es siempre intentar crear. Desde el momento en que con la cámara decides dónde ir, eliges qué imagen quieres, cómo contar, cómo exponer, concibes un libro… todo eso es una obra. Yo al menos lucho por hacerla. Ser fotógrafo no es hacer fotos, es tener proyectos. Querer contar de la mejor forma, del modo más profesional, con el mayor sentimiento y veracidad posible. No es cuestionable que la fotografía, además de documentar, no sea arte. Mira los trabajos de [Edward Sheriff] Curtis, ves un retrato de aquellos indios y no se te olvidan. Es una maravilla de arte, pero también de respeto y dignidad.

Magnum, ¿es la aristocracia del oficio?

No lo creo, pienso que todos deberíamos tener un concepto de autoría muy claro, buscar aportar algo, luchar por tener una voz propia. La de los fotógrafos es una trayectoria muy larga, y tan dura que a veces muchos son jefes de un departamento a los diez años…

… y a veces no vuelven a hacer una foto, ¿no?

Así es. Otros aspecto por el que pelea Magnum es por lograr que se respete la fotografía y al fotógrafo. Que no se limite a ser un ilustrador, que se le reconozcan sus derechos, que pueda decidir cómo le gustarían que fueran las cosas, tener voz sobre su trabajo. Antes se publicaba algo, y el medio se quedaba con todo, el autor no volvía nunca a tener sus fotos ni volvía a cobrar por ellas. Magnum luchó por que se devolvieran los negativos, por la idea de que las fotos son siempre del autor.

Lo de la aristocracia lo preguntaba porque, viendo cómo está la profesión, parece difícil tener mirada propia haciendo ruedas de prensa. ¿O cree que es posible tener un sello personal incluso para las fotos más urgentes o rutinarias?

«La premura del tiempo mata la creatividad, quita la posibilidad de recrearse en las cosas»

Creo que, en efecto, la repetición del trabajo te puede quitar esa sorpresa ante lo que ves. La premura del tiempo también mata la creatividad, quita la posibilidad de dedicarse más a fondo a algo, recrearse en las cosas. Pero cuando hay un ojo creador, sale tarde o temprano. A lo mejor, captando solo un gesto en la sala, algo que hace alguien. Lo que pasa es que luego se publica la foto que conviene, la más correcta, no la más creativa.

Ser fotógrafa, en el ámbito en que usted se mueve, es ser una intrusa. ¿Es mejor en ese caso identificarse como fotógrafa? ¿Cómo se identifica usted ante sus modelos?

Lo que nunca hago es esconderme. Si la ceremonia a la que voy a entrar es íntima, desde luego, pido permiso, sobre todo cuando hay dolor. Con la alegría es muy fácil ser acogida, pero en las situaciones difíciles, sobre todo para mí, ver a gente sufrir… Si puedo hago la fotografía, pero no intento esconderme, sería absurdo.

El hecho de ser mujer, ¿le ha facilitado o complicado las cosas?

Depende. La gente desconfía menos de las mujeres, pero al menos yo no tengo la fuerza ni la estatura de un hombre. A veces las mujeres tenemos otras cualidades, somos más peleonas, o más trabajadoras. Es más difícil que nos vengamos abajo. Las dificultades hacen que tengamos la vocación más firme. Trabajar en mi época como reportera no era nada fácil. En todo caso, ser luchador no es una cualidad exclusiva de hombres, ni de mujeres, pero quien supera más obstáculos defiende más lo que ha elegido hacer en la vida.

1 2 3Página siguiente

 
 

Tags

,

Related Posts

About the author

Alejandro Luque

@atoluque

Periodista y escritor (Cádiz, 1974). Vive en Sevilla.
Tras trabajar en la...

Cristina García Rodero
 
 

3 Comments

  1. Alberto López yBrun scrive:

    Ser fotógrafo no es hacer fotos??!!!!, ….es tener proyectos ???!!!. como un . ingeniero, un arquitecto, un chef? como cualquier ser humano (que tiene proyectos)???!!!!!

    Le respondo a la señora: Ser fotógrafo ES HACER FOTOS. Punto

    Déjese de tonterías !!!

    Con esa lógica ser sepulturero no es sepultar muertos, es hacer fotos!!!

    Y me pregunto; en dónde están los editores? Cómo es posible que -no sólo dejan pasar semejante tontería- la resaltan! Dónde están los diseñadores?

  2. Emerson scrive:

    Alberto López. Ni idea tienes.
    Deja de ver las letras e interpreta las palabras, deja de ver fotogramas y ponte a ver cine, deja de saborear guisantes y mezclalos con la comida. Hay fotógrafos que usan su inteligencia para contar historias que están dentro de un proyecto. Hacer fotos apretando un botoncito es simplemente garabatear un lienzo. Tener un proyecto es desarrollar narraciones. De analfabetos visuales está la fotografía llena… bienvenido al club, analfabeto de la fotografía.

  3. msur scrive:

    Una nota de los editores: Para escribir un título como “Ser fotógrafo es hacer fotos” no hace falta entrevistar a Cristina García Rodero. Basta con leer el diccionario de la Real Academia.
    La diferencia entre una entrevista con Cristina García Rodero y el diccionario de la Real Academia es que Cristina García Rodero dice cosas que tal vez muchos lectores nunca se habían planteado.
    Luego, si les gusta o si prefieren enfadarse ya es cosa de ellos. En eso, los editores no nos metemos.

 
 

Leave a Comment