De prosa elevada

 

Ci spiace, ma questo articolo è disponibile soltanto in Spagnolo Europeo. Per ragioni di convenienza del visitatore, il contenuto è mostrato sotto nella lingua alternativa. Puoi cliccare sul link per cambiare la lingua attiva.

Dino Buzzati
Los indómitos de la montaña

buzzati-indomitos

Género: Ensayo
Editorial: Gallo Nero
Páginas: 328
ISBN: 978-84-1652-923-0
Precio: 21 €
Año: 1972 (muerte del autor) 2010 (edición; 2017 en España)
Idioma original: italiano
Traducción: Amelia Pérez de Villar
Título original: I fuorilegge della montagna

Uno, que ha nacido al nivel del mar y reside en la muy llana Sevilla, y que llama montaña a los 800 metros del Picacho, cayó hace unos años por los Dolomitas italianos para hacer una entrevista a cierto escritor alpinista. La visita me impresionó, lógicamente, aunque apenas pude asomarme a las imponentes cumbres que dan fama mundial a la cordillera. Pero mayor fue aún la parada, de vuelta de aquella faena, en los alrededores de Belluno, donde todavía se conserva la Villa Buzzati, la casa del famoso escritor. Caserón y jardines siguen a día de hoy cuidados por una bisnieta de éste, y allí mismo me contó de la pasión de Buzzati por los itinerarios de montaña, que llegaba al extremo de hacerle trabajar durante todo el verano para dedicarse a ellos ya en septiembre, sin tanto turista trepando por aquí y por allá.

Predomina el periodista sobre el escritor, pero sin disimular nunca su pasión

Desde aquella llanura surcada por el río Piave, entre los Alpes y los propios Dolomitas, entendí de golpe –más allá de la influencia que pudiera ejercer en él Addis Abeba– todo el universo de El desierto de los tártaros, la obra más famosa del autor, pero también me hizo preguntarme cuántos secretos y curiosidades no guardarían esas portentosas elevaciones. Como todavía no me he atrevido a ponerme un arnés ni a escalar el nivel más fácil de un rocódromo, me queda el consuelo de la literatura. Sin embargo, mientras que en Italia abundan las librerías y editoriales especializadas en temas de montaña, en España esto es una rareza. Dejando aparte los textos de aventureros y deportistas, apenas sé de algunas traducciones de buenos escritores como Rigoni Stern, Erri de Luca o Mauro Corona.

Ahora ve la luz en Gallo Nero esta traducción de los textos sobre montañismo de Dino Buzzati, versión abreviada del original italiano y traducida por la siempre confiable Amelia Pérez de Villar, como hizo antes con sus crónicas del Giro de Italia. Un Buzzati en el que predomina el periodista sobre el escritor, dado que la procedencia del contenido es mayoritariamente la prensa diaria, sobre todo el Corriere della sera, lo que no supone ningún menoscabo en cuanto a calidad e intensidad: el bellunese nunca disimulaba su pasión por la materia sobre la cual escribía, y esa pasión viene siempre reflejada en una prosa –nunca mejor dicho– elevada.

El alpinismo tiene su devocionario de nombres, su memoria de hazañas

¿Qué es la montaña para Buzzati? Para empezar, grandes aventuras, pura leyenda. Como todos los deportes, éste también tiene su devocionario de nombres que se repiten de generación en generación, su memoria de hazañas asombrosas. Ahí está Tita Paz, que después de coronar las cimas más difíciles sin un rasguño murió al caer de una bicicleta; o Emilio Comici, que sí encontró su fin al caer desde cuarenta metros después de una vida de grandes logros; o Attili Tissi, también víctima de una caída absurda mientras escalaba con su mujer; o Piero Ghiglione, el escalador de la eterna juventud, que pasados los 60 seguía viajando del Himalaya a los Andes o al África Central, infatigable; o Andrea Oggioni, del que se seguía hablando mucho tiempo después de salvar a un compañero de una muerte segura.

De todos ellos escribe Buzzati con admiración, pero sobre todo con cercanía. Porque él los ha conocido a todos, los ha tratado de cerca y ha oído sus historias muchas veces.

1 2Página siguiente

 
 

Tags

,

Related Posts

About the author

Alejandro Luque

@atoluque

Periodista y escritor (Cádiz, 1974). Vive en Sevilla.
Tras trabajar en la...

De prosa elevada
 
 

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

 
 

Leave a Comment