Orphaned Land | «No se debe usar la música como propaganda negativa»

Chen Balbus

Publicado por

Alejandro Luque

@atoluque

Periodista y escritor (Cádiz, 1974). Vive en Sevilla.

Publicado el 2 Oct 2015

Publicidad

Chen Balbus (Orphaned Land) | © Ami Bornstein / Foto promocional
Chen Balbus (Orphaned Land) | © Ami Bornstein / Foto promocional

Sevilla | Septiembre 2015

Aunque originariamente formados en 1991, ha sido en los últimos diez años cuando Orphaned Land, actualmente la banda israelí de rock duro más potente e internacional, ha dado lo mejor de sí, con discos tan aclamados como Mabool, The never ending way of OrWarriORAll is one.

La incorporación de elementos autóctonos a una base de metal progresivo, así como una indisimulable querencia por los mensajes pacifistas de fuerte contenido religioso han hecho de este grupo una rara avis dentro del variopinto panorama del heavy actual.

En la víspera de su concierto en Sevilla, donde actuarán en un novedoso formato acústico, los músicos de Bat-Yam eligieron como portavoz al guitarrista Chen Balbus para responder a las preguntas de M’Sur. Un individuo algo lacónico, eso sí, que reserva su lado más efusivo para los escenarios…

La influencia de la música oriental en el sonido de Orphaned Land es evidente, pero el concepto es amplio. ¿Cuáles son las tradiciones específicas de las que se nutren? ¿Qué líneas atraviesan su rock?

«Todo en nuestra música ha sido siempre sobre nuestra vida en Oriente Próximo»

Nos acercamos al tema de la manera más natural que podemos. Son los sonidos que escuchamos en nuestra vida cotidiana. Todo en nuestra música ha sido siempre sobre nuestra vida en Oriente Próximo. Cuando en Orphaned Land vimos que hay bandas de metal escandinavas y de otros lugares que aportan su estilo genuino, nosotros decidimos incorporar nuestros propios matices a la música metalera moderna.

La música judía tiene raíces muy diversas; aparte de la asquenazí con su klezmer y violines está la tradición mizrají, más bien árabe y magrebí, la sefardí, es decir española… ¿Se sienten más cercanos a alguna de estas ramas?

Todos los miembros de la banda se pueden vincular con todo tipo de judíos, dado que los judíos han estado dispersos por todas partes del mundo. En el grupo, todos tenemos raíces diversas: tunecinas, egipcias, libias, polacas, sefardíes, marroquíes… y más.

La música yemení ha tenido bastante éxito en las últimas décadas en Israel, como muestra Noa; en alguna de sus giras actuaba la vocalista Shlomit Levi, yemení. ¿Qué tiene de especial el timbre de Yemen?

Si uno se cría en Israel vive entre muchos yemeníes y entre música yemení. Es simplemente algo que nos es familiar y se combina de forma natural con nuestra música.

El hecho religioso es casi una obsesión en los motivos y letras del grupo, pero, ¿se dirigen a los fieles, a los que no lo son? ¿Cuál es el propósito de Orphaned Land al abordar estas historias?

«Debemos recordar que la religión no significa que no seamos humanos»

Somos hombres sencillos y normales que intentan hablarle al corazón de la gente de cualquier religión para mostrar que todos debemos recordar que la religión no significa que no seamos humanos. Debemos respetar a toda persona por su fe privada, y permitir que cada uno sea lo que quiere ser.

Varios miembros de la banda se han declarado agnósticos o ateos. Como encaja tanta letra religiosa con una postura agnóstica?

Las letras utilizan motivos religiosos, pero no son en realidad una prédica religiosa para promover la religión. Intentamos mostrar que no importa en qué cree cada uno.

Y la pregunta famosa: ¿Se puede ser un judío ateo? ¿O rechazaría definirse como judío y se consideraría simplemente israelí, como reivindican algunos?

Puedes ser cualquier cosa que quieras, mientras estés feliz contigo mismo y no hagas daño a nadie.

¿Cómo se siente uno cantando a favor de la unidad espiritual de judaísmo, cristianismo e islam, sin diferencia, pero sin poder casarse en Israel con alguien que no sea judío?

En Israel uno se puede casar con una persona no judía. Sentimos que es lo correcto.

El rock duro ha tenido siempre una fuerte carga de rebeldía e iconoclastia. ¿Se apartan ustedes de esa vía?

Creemos simplemente que la música metal es la más sincera para difundir un mensaje.

¿Puede hacer algo hoy el rock contra el poder, contra los poderes? ¿O ha perdido su capacidad para sacudir y escandalizar?

Creo que hoy día es más difícil que antes conseguir cambios contra los que están sentados en un trono, pero es mejor ganar unos pocos corazones que nada.

En uno de sus clips, el de All is One, vemos al cantante Kobi Farhi disfrazado de Cristo. ¿Hay algún límite que les imponga el pudor o la prudencia, alguna línea que nunca traspasarían?

Haremos cualquier cosa que pueda servir a nuestro mensaje de paz.

Sus letras se desarrollan en inglés y hebreo, pero también en árabe levantino. ¿Cree que las sonoridades de unas y otras dan un carácter especial al rock? ¿Diría que hay unas más fuertes que otras?

«La banda la forman personas con química, nadie se plantea si son árabes o judíos»

Resulta que nunca nos lo hemos planteado de este modo… Escribimos de cualquier manera que nos parezca bien. Lo que funcione mejor con la canción y de la manera en la que suene en nuestra cabeza.

¿Es normal que una banda israelí utilice el árabe para algunas letras, o es algo que sorprenda a sus seguidores? ¿Hasta qué punto lo entienden?

No es realmente normal… Pero como mensaje lírico de unidad, así se muestra tanto en nuestra música como en la manera de escribir las letras.

Todos los miembros de la banda vienen de familias judías, aunque con un 20 por ciento de población árabe en Israel, estadísticamente podría haber alguno… ¿Es normal en Israel que judíos y árabes formen bandas separadas, aunque compartan intereses musicales?

No creo que nadie aquí piense realmente en ese aspecto, si se integra en la banda a alguien que sea árabe o judío. La banda la forman personas con su química.

En 2013, ustedes fueron de gira con la banda metalera palestina Khalas. Hubo protestas entre palestinos que estaban en contra de este tipo de iniciativas compartidas al considerar que legitima las políticas israelíes. ¿Recibieron ustedes críticas de seguidores judíos derechistas por tocar con “árabes”?

No realmente; en general tenemos el apoyo de nuestros seguidores israelíes, o de los israelíes de calle, conozcan o no conozcan Orphaned Land.

¿Qué opina de las peticiones de boicot que suelen darse entre músicos para que no actúen en Israel? ¿Tiene alguna justificación?

Como músico no creo que alguien pueda o deba utilizar su poder de alcanzar el corazón de la gente y usar su música como propaganda negativa.

Hay un pequeño movimiento en Israel que pide boicotear no Israel pero sí los asentamientos en Cisjordania. ¿Ustedes tocarían en un asentamiento?

«Nosotros podemos cantar todo lo que queremos; los grupos árabes no pueden»

Tocaremos en cualquier lugar donde tengamos seguidores.

Eso es bastante optimista: tener la esperanza de hacer oír un mensaje de paz y hermandad entre quienes eligen oponerse a la paz…

Necesitamos la esperanza.

¿Han tocado alguna vez en Cisjordania? ¿O se lo impide la prohibición oficial israelí de viajar a este territorio?

Tocar allí no es posible.

Es conocido que ustedes tienen una enorme cantidad de seguidores en muchos países árabes, pero que aún no han podido tocar para ellos por motivos políticos. En teoría, con Egipto y Jordania no debería haber problema. ¿Por qué un turista israelí puede ir a Sharm al Sheikh, pero un músico no puede ir a El Cairo?

Hemos ido de gira con una banda de Jordania, Bilocate, dado que ellos no pueden tocar en Jordania. Así que… Si ellos mismos no pueden tocar en su país, para nosotros definitivamente es imposible. ¿Ha oído alguna vez de alguna banda metalera internacional que haya ido a dar un concierto en Jordania o Egipto?

¿Es un agobio tener que responder siempre preguntas sobre políticas israelíes y el conflicto palestino cuando están de gira o es un karma que hay que sobrellevar?

Más agobio es para los grupos árabes en el otro lado que no pueden tocar música metal en sus propios países o cantar lo que quieran. Nosotros podemos cantar sobre todo lo que queremos; y ellos simplemente no pueden.

¿Te ha gustado esta entrevista?

Puedes colaborar con nuestros autores. Elige tu aportación




Post relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *